En peligro: 5 especies mexicanas que, en muy poco tiempo, podrían ser solo un recuerdo

La biodiversidad mexicana se encuentra en peligro y estas 5 especies son solo una muestra de ello.

Vaquita marina

La ponemos al inicio porque es la especie cuya extinción es inminente, pues a comienzos del pasado mes de marzo Jorge Urbán, investigador de la Universidad de Baja California, anunció que se calculaba que apenas han de quedar unos 22 ejemplares.

Se estima que de la vaquita marina quedan apenas 22 ejemplares. Foto: AFP videos.

 

Lo peor es que esta especie no se caza para comer, y su extinción sería fruto de la pesca ilegal de otro pez endémico del Alto Golfo de California considerado la “cocaína acuática”: la totoaba. Esta especie se vende muy bien en el mercado negro, especialmente en China, pues su vejiga se considera un remedio contra las molestias del embarazo y los dolores articulares.

Al pescar la totoaba, la vaquita marina queda atrapada en las redes, de las que no puede escapar y que causan que se sofoque y muera ahogada.

Si bien se considera a la vaquita marina un cetáceo ‘tímido’, también es un depredador tope de su zona, por lo que regularía muchos de los procesos y ciclos de su ecosistema. Es decir, que su desaparición afectaría la vida marina, y por lo tanto a la pesca, y en consecuencia a la economía.

 

Totoaba

Si no bastaba con que su pesca ilegal acabara con la vaquita marina, esta especie también está en peligro de extinción. De hecho, entre 1942 y 2007 se considera que hubo una disminución de hasta 95% de su población por la pesca furtiva.

Foto: WWF-Omar Vidal/AFP/Archivos | Omar Vidal.

También te puede interesar: Cómo reducir, desde casa, las 28 millones de toneladas de alimentos que desecha México anualmente

Es tan valorada en el mercado negro, que se llegan a pagar 8 mil 500 dólares por kilo de su vejiga, o buche.

Ajolote

Es todo un símbolo nacional, pues las leyendas prehispánicas aseguran que es el hermano del dios Quetzalcóatl que terminó convertido en este anfibio para evitar la muerte. Es endémico del lago de Xochimilco y un estudio de la UNAM descubrió que su genoma es el más largo jamás secuenciado.

Además, es capaz de regenerarse, permaneciendo ‘jóven’ durante mucho tiempo si las condiciones ambientales son óptimas.

Así es el ajolote mexicano hoy en peligro de extinción. Foto: Matador

Actualmente, se intenta conservarlo en una reserva, pero se teme que esto no sea efectivo a largo plazo.

Lobo gris mexicano

Las culturas prehispánicas le atribuyeron poderes mágicos, y tiene la curiosidad de que es ciego y sordo hasta los 65 días de nacido. A nivel biológico juega un papel importante en el balance de las especies, pues es un depredador principal.

Foto: HuffPost México

Su caza por parte de los ganaderos amenaza su supervivencia desde hace más de 30 años, que se le declaró en peligro de extinción. Desde entonces se ha trabajado por mantener esta especie, hasta que en 2014 se documentó la primera camada de lobos grises de forma salvaje, tras haber reintroducido a varios ejemplares en su hábitat original.

Tortuga caguama o Caretta

Se considera que es la tortuga que realiza el viaje más largo conocido, entre Japón y México y en 2011 fue oficialmente considerada en peligro de extinción. Las culturas mayas la veneraban, como símbolo de longevidad y fertilidad, además de que se creía que el creador de todo el universo era una tortuga.


 

Existen varias razones para su extinción. Una es la pesca de otros peces en el mar abierto, en su ruta de migración, lo que las atrapa en sus redes. Pero también la caza furtiva de estas para degustar su carne y el asalto de sus nidos para encontrar los preciados, e ilegales huevos.

También te puede interesar:Dieta flexitariana, ¿la opción para ‘salvar’ al mundo?

Sin embargo, los esfuerzos por salvarla parecen estar resultando, hasta el momento, con acciones como llevar los nidos a sitios protegidos por el ejército mexicano.

@travesabarros