Es en serio: Disminuye consumo de refrescos azucarados en Estados Unidos

Una reciente investigación acaba de dar una buena y una mala noticia. La primera es que el consumo de refrescos ha disminuido. La mala, que la tasa de obesidad sigue creciendo.

El estudio fue a conocer por la Universidad de Harvard y publicado por la revista científica Obesity. Ahí, se indica que la cantidad de adultos estadounidenses que aseguraron consumir una bebida azucarada a diario se redujo en 12 puntos de porcentaje entre 2003 y 2014, y en 19 puntos para los niños.

El consumo de refrescos y otras bebidas disminuyó tanto en niños como adultos. Foto: spawns / Getty Images

“Las preferencias de las personas están cambiando. Quizá los mensajes sobre las bebidas comienzan a llegar a la gente”. Así lo comentó Sara Bleich, profesora de políticas de la salud pública en la Facultad de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard.

Sin embargo, también señaló que la epidemia de obesidad continúa con su ritmo, y hay más personas de mediana edad, adultos y niños obesos que nunca antes.

Dieta saludable

Según retoma el portal médico HealthDay, la Asociación Americana del Corazón indica que los adultos no deben consumir más de seis a nueve cucharaditas de azúcar al día, en todo lo que comen y beben. Sin embargo, la mayoría de estadounidenses consumen unas 20 cucharaditas de azúcar al día.

A decir de Bleich, la reducción general en el consumo de bebidas azucaradas se compensó mediante un aumento en el consumo de leche de los niños, y con que niños y adultos bebieran más agua.

En cuanto a los menores, los padres juegan un papel vital. “Los estudios han encontrado que la frecuencia de ingesta de agua de los niños es fuertemente influida por las prácticas de crianza y por el modelado de rol de los padres”.

Lo anterior fue señalado por Samantha Heller, nutricionista clínica principal en el Centro Médico de la Universidad de Nueva York, quien agregó: “No hay razón para que los niños beban refrescos (de dieta ni regulares), leche con chocolate o bebidas de frutas”.

De hecho, indicó que cuando se les cría bebiendo agua, leche o leches vegetales sin endulzar, en general los niños están perfectamente conformes con esas opciones. “Al final, se expondrán a las bebidas azucaradas, pero con algo de suerte los hábitos más saludables que aprendieron en la niñez prevalecerán”, planteó según retoma HealthDay.

¿Qué te parece? ¿Conocías estos datos? ¿Qué se te ocurre que podría hacerse para promover hábitos más saludables de alimentación? Envíanos tus comentarios.

@braham_MV

También te puede interesar:

Apnea del sueño ¿aumentaría el riesgo de Alzheimer?
Esto podría ayudar a los pacientes con cáncer de colon