El cuidado de la piel también es cosa de hombres: así es como deben hacerlo

Atención, caballeros. Si contestan ‘no’ a alguna de las siguientes tres preguntas (o de plano a las tres), esta nota es para ustedes:

1. ¿Llevan alguna rutina para el cuidado de su piel?
2. ¿Utilizan algún tipo de crema facial?
3. ¿Saben cuál es su tipo de piel?

El cuidado de la piel también es cosa de hombres. Pero, como sabemos que podrías no estar tan familiarizado con el tema, te mostramos lo elemental para lucir radiante sin tanto esfuerzo.

Los hombres también deben cuidar su piel. Foto: Squaredpixels / iStock

El género masculino suele ser más práctico para lo relacionado con la imagen. Mientras que en el tocador de una mujer puede haber cremas para manos, rostro, productos para el cabello y cosméticos de todo tipo, en el caso de muchos hombres acaso habrá crema de afeitar, un rastrillo y un peine.

De hecho, la piel masculina suele producir cuatro veces más sebo que la femenina, lo cual hace que no se reseque tan rápido. A nivel hormonal, con los años, las mujeres pierden estrógenos, afectando el espesor y elasticidad de la piel. De ahí que, después de la menopausia, la piel femenina se arrugue un tanto más rápido que la masculina.

Sin embargo, eso no quita que la piel de un hombre necesite cuidados, sobre todo después de los 30 años. La Cámara Nacional de la Industria de Productos Cosméticos de México (Canipec) nos compartió algunas recomendaciones para que los caballeros luzcan una piel más joven y, sobre todo, saludable.

Primer paso

Comencemos por lo elemental: ¿sabes cuál es tu tipo de piel? Puede ser grasa, seca o mixta. Hay un modo muy sencillo de identificarlo:

Si al mirarte al espejo sueles notar tu cara brillosa, tu piel es grasa. De lo contrario, es seca. Y si la frente y nariz son brillosas, pero tus mejillas lucen secas, entonces tu piel es mixta.

También te puede interesar: Productos de belleza unisex que son tendencia en 2019

¿Qué tipo de crema es para ti? Los Sí y los No

Una vez que lo has identificado, es necesario adquirir una crema indicada para tu tipo de piel. En farmacias, tiendas departamentales, supermercados y módulos especializados, pueden ofrecerte el producto ideal para ti.

Ahora, recuerda que los productos para mujeres son eso: productos para mujeres y suelen tener componentes diferentes. Los productos de hombres han sido específicamente diseñados para las necesidades de la piel masculina. Por eso, no es lo mismo adquirir una crema para damas que una para caballeros.

Y tú, ¿qué tanto cuidas tu piel? Foto: gpointstudio / iStock

Si tu piel es grasa, la Canipeg sugiere no usar una crema oleosa o para piel seca, pues puede provocar la aparición de barros y espinillas. Si tu piel es seca, lo ideal para ti es una crema hidratante. Y en la piel mixta, es mejor usar una crema especial con ingredientes que balanceen el aspecto de la piel.

¿Cómo cuidar tu piel?

Ahora sí, ya que sabes tu tipo de piel y la crema que mejor le va, lo que sigue ahora es una rutina de cuidado. Descuida, es un proceso bastante rápido y práctico:

1. Lava: comienza lavando tu rostro con jabón neutro y agua tibia. Trata de no tallar muy fuerte, ya que puede ser contraproducente y generar arrugas. Para secar, usa pequeñas palmadas en tu rostro y evita que la toalla sea la misma que usas para las manos, pues hay bacterias que no ves, pero se quedan ahí.

2. Exfolia: para eliminar puntos negros y espinillas (que aparecen a cualquier edad), utiliza un gel o jabón exfoliante haciendo movimientos circulares en todos los puntos de tu cara. Sobre los exfoliantes, la Canipec recomienda utilizarlos máximo dos veces a la semana, ya que pueden irritar algunas zonas del rostro.

3. Hidrata: por último, utiliza crema hidratante (la que más te convenga según tu tipo de piel). Es importante que apliques una porción que deje una capa invisible en tu rostro y cuello.

También te puede interesar: Contra la calvicie la ciencia solo ha aprobado 3 ingredientes, y ninguno es mágico

Otros consejos

La Canipec también recomienda los siguiente:

– Siempre utiliza un after shave (producto para después del afeitado) para hidratar y refrescar la piel.
– Si tienes más de 30 años, prueba las cremas para contorno de ojos. Ayudan a combatir el envejecimiento prematuro y la aparición de bolsas y ojeras. Este tipo de producto se aplica generalmente en las noches, después de limpiar tu rostro.
Usa protector solar con toque seco todas las mañanas. Recuerda que la exposición al sol puede dejar manchas y arrugas en la piel.

Así que ya lo sabes. Eres el gran responsable de tu cuidado personal. Y si de por sí ya luces bien, ¿por qué no lucir mejor? La imagen frente al espejo te lo agradecerá.

Si tienes dudas y antes de hacer cambios en tu rutina de cuidados de la piel, consulta con un especialista de la salud.

@braham_MV