Anuncios

Inventando a Anna: ya sabés por qué hay que verla, ahora enterate por qué hay que escucharla

Julia Garner en Inventando a Anna: por qué hay que ver y por qué hay que escuchar la miniserie
Netflix

Con Julia Garner (la Ruth Langmore de Ozark) en la piel de Anna Delvey, esta miniserie estrenada por Netflix este mes se pone a tono con la tendencia del momento: la estafa en la privilegiada punta de la pirámide social. Inventando a Anna está basada en una historia real que fue tapa de la revista New York Magazine. En ese sentido (una ficción audiovisual tomada de un artículo periodístico) podría asimilarse al caso de Fiebre de sábado por la noche convertido en película siguiendo un texto de Nik Cohn (”Ritos tribales del sábado a la noche”) también publicado por la New York Magazine, en 1975. Y así como aquella sirvió para meter en los cines la música disco, esta miniserie, en su medida, está sincopada por el sonido de su tiempo con una banda de sonido que va de 2015 a 2021, donde predominan el hip hop y sus variantes.

“WTF (Where They From)” (Missy Elliott, feat. Pharell Williams, 2015). El que se suponía adelanto del séptimo álbum de Missy Elliott (La recopilación Respect M.E es de 2006) y quedó como un simple en la línea afro futurista que la caracteriza desde “Get Ur Freak On” es la primera música no original que se escucha en la miniserie marcando el tono del resto del soundtrack: hip hop contemporáneo. La performance vocal de Missy es avasallante y la muestra aquí en la vanguardia del pop negro, lugar del que parece difícil sacarla. Pharell tiene una aparición que se pierde en el vendaval de la Eliott que en el video usa el make up como si fueran cuerdas y bronces. ¡Que venga ese nuevo álbum pues!

“Unstatus Quo” (Duckwrth, 2019). Una revelación corporativa: los poderes del rapper californinano Jared Lee le han puesto música no solo a miniseries de Netflix sino a superproducciones como Spider Man: un nuevo universo y campañas publicitarias para Apple, Cadillac, Microsoft, Amazon, Levi’s, Vans, Fila y Paul Smith. “Unstatus Quo” es un simple que está estructurado sobre la base de “Get on the Good Foot”, el irresistible funk de James Brown también conocido como el artista más sampleado de la historia. Cerca del pret a porter sonoro de Pharell Williams y el Beck de Midnite Vultures, Duckwrth consigue remodelar la arquitectura del original con gracia.

“Lean on” (Major Lazer, 2015). Incluida también en la banda sonora de la película Alcanzando tu sueño (2019), esta canción dance había sido producida por Major Lazer pensando en las voces de Rihanna y Nicki Minaj, pero ellas la desecharon. Fue la danesa MØ quien la convirtió en el hit del tercer álbum de este joint venture de productores y DJ jamaiquinos con base en Miami desde donde disparan misiles compuestos por dosis iguales de EDM, dancehall, hip hop, electro-pop y moombahton, esa variante holandesa que cruza al deep house con el reggaetón latino. La formación de Major Lazer ha sido inestable y cambiante desde 2009 y para 2022 se trata de un trío formado por Diplo, Walshy Fire y Ape Drums. Para que le tomen el peso: produjeron el primer disco de reggae de Snoop y trabajaron con La Roux, Beyoncé y hasta Thom Yorke (Radiohead), que les remixó un track en el EP Lazers Never Die.

“Do it on the Tip” (Megan Thee Stalion, 2020). Conocida también como Hot Girl Meg, la joven rapera y actriz Magan Jovon Ruth Pete (Houston, 1995) es última generación de una cadena de ADN que va de Donna Summer a Lil’ Kim y a su propia madre que también rapeaba bajo el nombre de Holly-Wood. De una presencia física impactante, Megan Thee Stalion se dio a conocer a través de historias de Instagram donde exponía su voz de metralleta erótica en rimas calientes mientras cursaba en la Universidad. “Do it in the Tip” sigue el estilo percusivo digital que distinguió a Missy Elliott y forma parte de su segundo álbum, Good News, que la puso entre la lista Time de las 100 personalidades futuras.

“Franchise” (Travis Scott, feat. Young Thug & M.I.A, 2020). “Vas a necesitar algo más que Google para encontrarme”, rapea Travis Scott en esta reunión cumbre con Young Thug y M.I.A que tiene una entrada fascinante tanto en el track como en el video, una escena insólita entre camélidos y un vestido de hojas y flores de alto octanaje surrealista. Como si no fuera suficiente, otra parte del clip estrenado en 2020 fue filmada en la mansión de Michael Jordan, en Chicago. El título de este track dominado por los stacattos de baja frecuencia hace referencia a Dem Franchize Boyz, un grupo de rap de principios del nuevo siglo. A su turno, cada uno de los raperos rima sobre su propia experiencia con el éxito. Para Travis Scott fue más allá de una reflexión: Con “Franchise” se convirtió en el primer artista que llegó tres veces al tope de Billboard en menos de un año.

Inventando a Anna
Netflix


Inventando a Anna (Netflix/)

“Me gusta” (Anitta con Cardi B y Myke Towers, 2020). La superstar brasileña (Larisa Macedo Machado, 1993) del pop global podría ser una sucedánea de Carmen Miranda en los ritmos digitales. Con niveles de visibilidad estratosféricos en las redes (50 millones de seguidores en IG; 5 billones de vistas en You Tube) cita a Shakira como modelo en esta canción y suma nada menos que a Cardi B y a la revelación urbana Myke Towers, en lo que ya parece un subgénero pop: el featness. El hit tiene todo lo que se le pide a un número de crossover: frases sueltas en español que sumen temperatura al calentamiento global (“me gustan los machos que coman la cuca”) y un tempo apto para el dancefloor y la rutina de gym. Se la puede escuchar pasar del español al portugués y al inglés en una misma estrofa y en la miniserie suena en una adecuada escena que se de desarrolla a bordo de un yate en Ibiza.

“Google Me” (CLiQ feat. Alika y Ms Banks). En diálogo con el track de Travis Scott, Young Thug y M.I.A, este rap parece hablar menos de la estafadora Anna que de su perseguidora, la periodista Vivian Kent que pasa jornadas enteras en el buscador intentando develar las conexiones del insólito caso. También es una puesta al día del lenguaje de la música popular (de “Love me Do” a “Google Me”, hay una historia ahí) cuya batalla solo puede darse en el hip hop y todos sus derivados. CLiQ es el proyecto de dos productores dance con larga trayectoria: Robin M y Max Reich. La letra rapeada por Alika parece escrita por la mismísima Anna Sorokin.

“Get Creative” (lau.ra, 2020). El soundtrack de Inventando a Anna acerca la música de artistas muy nuevos de la escena dance y hip hop. Es el caso de la productora, compositora y cantante Laura Bettinson, con base en Londres, que solo tiene publicados algunos simples vía Ninja Tune (el influyente sello de los Coldcut que tiene a Thundercat, por ejemplo) y cuyo primer álbum está previsto para este año. lau.ra (así como se lee en minúscula y con ese punto absurdo) es el nombre de su proyecto desde 2019. Con el look de la Annie Lennox de los primeros Eurythmics, Bettinson está en el cruce del hardcore techno y el estilo vocal del hip hop.

“Keep Moving” (Jungle, 2021). Temazo del dúo formado por Tom Mc Farland y Josh Lloyd-Watson que en vivo se expande a banda para darle forma a piezas como esta, capaces de resumir en cuatro minutos la historia entera del dance. Editado como simple del álbum Loving in Stereo (2021), “Keep Moving” es, junto con el “WTF” de Missy Eliott, el punto más alto de este soundtrack ambientado en su época sin paneos retrospectivos ni contrastes (el abuso del estilo de los 50) entre imagen y sonido. Falsete, cuerdas y pulso rítmico remiten de forma inequívoca a la fiebre disco y su extensión en el house pero todo aquí está formulado desde el presente. El último minuto y el cierre del track tienen un carácter inesperado que realza todavía más su esplendor. Vienen el 22 de marzo a Buenos Aires: cita imperdible.

“Wie in Traum” (Til Kolare, 2021). Hay artistas que parecieran no tener mucha vida fuera de las series como Michael Kiwanuka, autor de la canción que abre todos los capítulos de Big Little Lies. Es también el caso del berlinés Til Kolare, quien aporta varias composiciones que pasan ligeramente desapercibidas en la serie y quien afirma en su perfil de Spotify que ha vivido componiendo música para una película hasta ahora nunca filmada. Este paisaje sonoro minimalista de piano y cuerdas forma parte de su último álbum llamado, de forma conveniente, Filmmusik.