Anuncios

James Cameron se traga sus palabras demostrando que Jack se habría salvado en 'Titanic'

Leonardo Dicaprio y Kate Winslet en 'Titanic' de James Cameron (Foto: 20th Century Fox)
Leonardo Dicaprio y Kate Winslet en 'Titanic' de James Cameron (Foto: 20th Century Fox)

Titanic regresa a los cines por su 25 aniversario y, consecuentemente, su mayor debate vuelve a ponerse sobre la mesa. Desde su estreno en 1997, los espectadores no han dejado de intentar demostrar que Jack, el personaje de Leonardo DiCaprio, podría haber sobrevivido ante el espacio sobrante que se vio sobre la tabla en la que se salvó Rose, el rol de Kate Winslet. Sin embargo, James Cameron nunca ha estado de acuerdo con esta teoría, y siempre ha defendido que el final trágico de su epopeya romántica era inevitable. Pero ahora, gracias a un especial de National Geographic, se ha tenido que comer sus palabras.

En todos estos años, el responsable de Avatar y Terminator no ha parado de dar explicaciones apoyándose en la lógica y en la ciencia, pero sobre todo en que era el suceso que estaba marcado en el guion y que ninguna otra posibilidad tenía cabida. No hay más que ver su reacción tras las demostraciones realizadas en programas como Mythbusters de Discovery Channel en 2012, donde se demostró que con un chaleco salvavidas se hubiera mejorado la flotabilidad de la tabla para que soportara el peso de los dos. Pero Cameron salió a calificarlo como un sinsentido y cargó duramente contra esta teoría.

“Vamos a jugar realmente: eres Jack, estás en el agua a 28 grados farenheit, tu cerebro está empezando a tener hipotermia. Mythbusters pide que te quites el chaleco salvavidas, que le quites el de ella, que nades debajo de esta cosa, que la sujetes de alguna manera para que no se moje”, explicaba el director de Titanic en una entrevista con The Daily Beast en 2017. Esto significa que estás bajo el agua atando esta cosa a bajas temperaturas de cinco a 10 minutos, así que cuando vuelva a subir ya estará muerto. Así que eso no funcionaría. Su mejor opción era mantener la parte superior de su cuerpo fuera del agua y esperar que un bote o algo así lo sacara antes de morir”.

Esta reacción se ha repetido en las muchas veces que ha salido el tema a la palestra, como cuando apareció en la serie Movies That Made Me de la BBC. “Realmente nunca lo he visto como un debate, es simplemente estúpido”, afirmaba en dicha ocasión. Aunque ahora, en el especial de National Geographic Titanic: 25 años después con James Cameron, él mismo, guiado por la cabezonería que ha rodeado a sus palabras en todos estos años, se ha lanzado a realizar una demostración ante cámara y ha obtenido un resultado que demuestra que sí, que Jack pudo sobrevivir y que durante todos estos años sus declaraciones, y sobre todo su tono, no estaban en el camino correcto.

El director contrató a dos especialistas con una altura y un peso similares a los de que tenían Leonardo DiCaprio y Kate Winslet en el momento de la filmación, a quienes puso sobre una réplica de la tabla de Titanic en una piscina para probar múltiples teorías y resultados. En la primera prueba, Cameron demostró que, aunque hubiera suficiente espacio en la balsa para que ambos subieran, el peso hubiera hecho que esta se hundiera, lo que en aguas heladas se hubiera traducido en la muerte de los dos personajes. "Jack y Rose se suben a la balsa, pero ahora ambos están sumergidos en niveles peligrosos de agua helada", observaba el director.

En la segunda prueba, volvió a subir a ambos a la balsa y optó por colocar sus cuerpos de modo que sus mitades superiores, donde se encuentran sus órganos vitales, permanecieran fuera del agua. Esto aumentó las posibilidades de supervivencia, sin embargo, valorando que es un ejercicio de fuerte resistencia y que Jack y Rose no estaban en buenas condiciones físicas tras el hundimiento del barco, sus opciones de mantener estas posiciones corporales son prácticamente nulas.

Pero con la tercera prueba, con la que puso a los especialistas a realizar actividad física extenuante para ponerles al nivel de los personajes de Titanic, Cameron, a través de un ligero cambio de los acontecimientos, encontró una posibilidad de que Jack sobreviviera hasta que llegara el rescate. Si Rose se hubiera quitado su chaleco salvavidas para dárselo a Jack, este se hubiera encontrado en una posición estable, con sus órganos vitales fuera del peligro de las aguas heladoras. Es decir, que hubiera vivido y ambos personajes habrían tenido un final feliz. Pero claro, esta decisión, aparentemente obvia, no estuvo recogida en el guion de Titanic.

Desde luego, esto hace que el director se coma sus declaraciones de todos estos años, puesto que sí, Jack podría haber sobrevivido. No obstante, Cameron se justifica señalando que el personaje de Leonardo DiCaprio nunca hubiera aceptado el chaleco salvavidas de Rose. Por su forma de pensar y por su amor hacia el rol de Kate Winslet, bajo ningún concepto quería ponerla en peligro. Y quedarse con su salvavidas suponía que, si la tabla se hundía o se caía al agua, sin un chaleco ella podría haber muerto.

“Si proyectáramos eso, podría haber sobrevivido hasta que llegara el bote salvavidas. Jack podría haber vivido, pero hay muchas variables. Creo que su proceso de pensamiento fue: 'No voy a hacer nada que la ponga en peligro', y eso es 100 por ciento en el carácter", matiza. Pero ahora mismo tenemos una respuesta que muchos llevábamos años buscando y que hasta ahora su director nos había negado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VÍDEO

Leonardo DiCaprio estuvo a punto de perder su papel en 'Titanic'

'The Last of Us' consigue con una escena que solo podamos pensar en otra serie (y de Netflix)

La serie más adictiva del momento la tiene Netflix y se ve de un tirón

Netflix graba el concurso de 'El juego del calamar' y parece que algunos no sabían en lo que se estaban metiendo