Jennifer Lawrence: 10 curiosidades que no sabías sobre la actriz

·13  min de lectura

Jennifer Lawrence no solo es una de las actrices más famosas de Hollywood de los últimos años, gracias a sus papeles protagónicos en la sagas “The Hunger Games” (“Los juegos del hambre”) y “X-Men”, entre otras películas, sino que es una de las estrellas mejor pagadas, y de las más influyentes del mundo. Pero en este artículo iremos más allá de esos datos bien conocidos, para descubrir algunos secretos y curiosidades de la actriz.

¿Sabías que Lawrence tuvo una infancia muy difícil, que saltó de un autobús en movimiento y que nunca terminó la escuela secundaria? ¿Sabías que tiene un tatuaje que dice “H2O”, que se filtraron fotos de ella desnuda y que se convirtió en actriz gracias a un cazatalentos que la descubrió durante unas vacaciones? Entérate de todo esto y mucho más a continuación:

Jennifer Lawrence posa con un vestido de Christian Dior en la entrega de premios Óscar del año 2018, en Hollywood, California. (REUTERS/Mario Anzuoni)
Jennifer Lawrence posa con un vestido de Christian Dior en la entrega de premios Óscar del año 2018, en Hollywood, California. (REUTERS/Mario Anzuoni)

1.- Lawrence tuvo una infancia muy difícil

Cuando uno ve a la ganadora del Óscar a la mejor actriz por su papel en la película "Silver Linings Playbook"("Los juegos del destino"), tan talentosa, bella y reconocida, nunca podría imaginar que pasó por una infancia difícil e infeliz. Jennifer lo describió así en una entrevista con la revista Vogue: "Mi infancia fue infeliz, viví muy angustiada. De hecho, hasta tuve que ir a un terapeuta porque mis padres ya no sabían qué hacer conmigo. Fue una etapa muy dura. No quiero dar a entender que siempre fui infeliz, pero en mi infancia no lo pasé bien".

La actriz estadounidense nació el 15 de agosto de 1990, en Louisville, Kentucky. Ella es la hija menor de Karen (Koch), quien dirige campamentos infantiles, y Gary Lawrence, quien trabaja en la construcción. Asistió a la escuela Kammerer Middle School de Louisville, donde no tuvo una buena experiencia porque se sentía diferente y se consideraba una inadaptada entre sus compañeros, debido a su hiperactividad y ansiedad social.

"Yo era un bicho raro", dijo con franqueza en la entrevista. "Siempre he tenido esta extraña ansiedad. Odiaba el recreo. No me gustaban las excursiones. Las fiestas me estresaban mucho. Y tenía un sentido del humor muy diferente". Dijo también que sus ansiedades desaparecían cuando actuaba en el escenario y que la actuación le daba una sensación de satisfacción.

2.- Cuando era niña, saltó de un autobús en movimiento

Durante esos años complicados de su niñez, Jennifer Lawrence hizo cosas arriesgadas y extravagantes como, por ejemplo, la vez que pensó que sería divertido saltar por la salida de emergencia de un autobús en marcha.

Jennifer Lawrence asiste a la Gala del Instituto del Traje para la exposición 'PUNK: Chaos to Couture' en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York. (Foto de Lars Niki/Corbis vía Getty Images)
Jennifer Lawrence asiste a la Gala del Instituto del Traje para la exposición 'PUNK: Chaos to Couture' en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York. (Foto de Lars Niki/Corbis vía Getty Images)

Uno de los compañeros que tuvo en la escuela recordó ese momento durante una entrevista con Mail Online. Contó que ella acababa de leer el libro Ransom y estaba convencida de que la estaban secuestrando en el autobús. "El conductor no nos dejaba bajar en nuestra parada... entonces Jen dijo: 'Bien, y si salto de la parte trasera del autobús, ¿me siguen todos?", recordó el amigo.

"De repente, levantó la puerta de emergencia y saltó, nunca había visto a nadie correr tan rápido, fue como si diera cinco pasos en el aire. Nadie la siguió, ni una sola persona. Además, es ilegal hacer eso".

"Al día siguiente la iban a suspender, pero se salvó porque les dijo que tenía un trastorno de estrés postraumático por el incidente y después de leer ese libro, y terminaron dándole una semana libre de tareas para la casa", dijo el antiguo compañero de Lawrence.

3.- Tuvo que ser medicada por problemas psicológicos

Después de varios episodios como el anterior, Lawrence estuvo en tratamiento terapéutico y bajo una fuerte medicación durante bastante tiempo. De hecho, sus problemas psicológicos no se resolvieron hasta que abandonó la escuela y se dedicó a la actuación a los 15 años.

La actriz Jennifer Lawrence posa junto a su padre, Gary Lawrence, y su madre, Karen Lawrence, en la fiesta de estreno de la película de The Weinstein Company organizada por Grey Goose para el filme 'Silver Linings Playbook', en Soho House Toronto el 8 de septiembre de 2012 en Toronto, Canadá.  (Foto de Alexandra Wyman/Getty Images para Grey Goose)
La actriz Jennifer Lawrence posa junto a su padre, Gary Lawrence, y su madre, Karen Lawrence, en la fiesta de estreno de la película de The Weinstein Company organizada por Grey Goose para el filme "Silver Linings Playbook", en Soho House Toronto el 8 de septiembre de 2012 en Toronto, Canadá. (Foto de Alexandra Wyman/Getty Images para Grey Goose)

Una vez que encontró algo en lo que era “buena”, sus padres vieron un gran cambio en ella. “Estamos pagando la terapia y toda esta medicación, pero no necesitamos nada de eso cuando ella está aquí”, escuchó Lawrence a su madre decir a su padre por teléfono. “Ella es feliz”.

4.- Lawrence no terminó la escuela secundaria

Jennifer es una de las estrellas de Hollywood que abandonaron sus estudios, así como Leonardo Di Caprio y Nicole Kidman. Hace algunos años admitió que “nunca se ha sentido demasiado inteligente” y que por ese motivo tomó la decisión de dejar la escuela secundaria cuando tenía 14 años de edad.

Sin embargo, también ha dicho que aunque abandonó los estudios y “técnicamente” no tiene diploma, se considera una buena autodidacta. “Cuando leo un guion, sé exactamente lo que quiero hacer, es una parte de mi cerebro que no sabía que existía. Cuando la descubrí no la quise soltar”, explicó respecto a su decisión.

La actriz Jennifer Lawrence llega al estreno europeo de
La actriz Jennifer Lawrence llega al estreno europeo de "Red Sparrow" en Londres, Gran Bretaña, el 19 de febrero de 2018. (Foto de REUTERS/Simon Dawson)

5.- Se convirtió en actriz después de que un cazatalentos la descubriera

Durante su infancia, Lawrence actuó en obras de teatro de la iglesia y en musicales escolares. A los 14 años, fue descubierta por un cazatalentos mientras estaba de vacaciones en Nueva York con su familia. Se trasladó a Los Ángeles y comenzó su carrera de actriz con papeles de invitada en televisión. Su primer papel importante fue el de miembro del reparto principal en la comedia The Bill Engvall Show (2007-2009).

Su debut en el cine fue con "Garden Party" (2008), un drama en el que hizo un papel secundario. Luego recibió muy buenas críticas en "Winter's Bone" (conocida también como "Lazos de sangre" e "Invierno profundo") (2010), un drama independiente de misterio en el que interpretó a una adolescente pobre.

Lawrence dio un gran salto a la fama mundial cuando hizo papeles protagonistas como la mutante Mística en la saga "X-Men" (2011-2019), y Katniss Everdeen en la serie de películas de “The Hunger Games” (“Los juegos del hambre”) (2012-2015). Esta última la convirtió en la heroína de acción más taquillera de todos los tiempos. En 2013, Lawrence coronó su carrera con un Óscar como mejor actriz por su papel de Tiffany Maxwell en el filme "Silver Linings Playbook"("Los juegos del destino").

6.- Es citada como la actriz más exitosa de su generación

Las razones por las que Jennifer Lawrence suele ser citada como la actriz más exitosa de su generación son muchas. Entre ellas, porque en 2015 y 2016 fue la actriz mejor pagada del mundo, sus películas han recaudado más de 6.000 millones de dólares hasta la fecha.

Jennifer Lawrence poses backstage after she won the Oscar for Best Actress for her role in
Jennifer Lawrence posa entre bastidores tras ganar el Óscar a la mejor actriz por su papel en "Silver Linings Playbook" en la 85ª edición de los premios de la Academia en Hollywood, California, el 24 de febrero de 2013. (Foto de REUTERS/Mike Blake)

Además, porque Lawrence apareció en la lista de las 100 personas más influyentes del mundo de la revista Time en 2013 y en la lista Forbes Celebrity 100 de 2013 a 2016. Y también, porque es la primera persona nacida en la década de 1990 que ha ganado un Óscar de interpretación, entre otros numerosos premios.

7.- Sufrió un escándalo por la filtración de fotos de ella desnuda

Lawrence fue una de las víctimas de la filtración de fotos de desnudos de celebridades en 2014, en la que varias imágenes privadas de ella sin ropa fueron hackeadas por piratas informáticos y publicadas en el sitio web 4chan.org, una plataforma para compartir fotos. La actriz estadounidense fue la primera de más de 100 personas de alto perfil en ser blanco del escándalo.

Cuando las imágenes comenzaron a circular, Lawrence advirtió que nunca las hizo con la intención de que se hicieran públicas, calificando la filtración como un "crimen sexual" y una "violación sexual". Agregó que las personas que vieron las fotos deberían avergonzarse por "perpetuar una ofensa sexual".

Jennifer Lawrence llega a la 90ª edición de los Premios de la Academia el 4 de marzo de 2018, en Hollywood, California. (Foto de ANGELA WEISS / AFP vía Getty Images)
Jennifer Lawrence llega a la 90ª edición de los Premios de la Academia el 4 de marzo de 2018, en Hollywood, California. (Foto de ANGELA WEISS / AFP vía Getty Images)

Lawrence dijo más tarde que sus desnudos estaban destinados al actor Nicholas Hoult (en el momento de su relación), y que, a diferencia de otras víctimas del incidente, ella no pensaba demandar a Apple Inc.

En 2021, Lawrence habló nuevamente sobre el escándalo de 2014 en una entrevista con Vanity Fair, por considerarlo un trauma que la perseguirá toda la vida. "Cualquiera puede ver mi cuerpo desnudo sin mi consentimiento, en cualquier momento del día. Alguien en Francia las acaba de publicar. Mi trauma existirá para siempre", dijo.

“Siento que el maldito planeta entero me estuviera c*****o en grupo, como si no hubiera una sola persona en el mundo que no pueda ver estas fotos íntimas de mí”, agregó y admitió que “eso fue algo de verdad imposible de procesar".

8.- Tiene un tatuaje que dice “H2O”

La actriz estadounidense lleva un diminuto tatuaje en la mano derecha al que ella considera “un tatuaje muy poco rebelde” o “una rebelión aguada”. Durante una entrevista, dijo que la culpa de esa marca en su mano la tiene su co-protagonista de “Los Juegos del Hambre”, Liam Hemsworth.

Detalle de la mano derecha de Jennifer Lawrence, en la que tiene un tatuaje diminuto que dice
Detalle de la mano derecha de Jennifer Lawrence, en la que tiene un tatuaje diminuto que dice "H2O". Foto tomada durante la Comic-Con International 2015 en el Hilton Bayfront, el 9 de julio de 2015 en San Diego, California. (Foto de Jason Merritt/Getty Images)

"Estaba con la familia de Liam y todo el mundo se estaba haciendo tatuajes”, comentó. Ella no tenía en mente hacerse ninguno pero cuando le propusieron, recuerda que pensó: “Bueno, siempre voy a necesitar estar hidratada, así que supongo que debería hacerme H2O en la mano'".

El símbolo químico está hecho con un color sutil, en vez del negro estándar. "Es el color de una cicatriz, así que es todo natural", reflexionó. "Así que es, literalmente, el tatuaje menos rebelde que nadie podría hacerse".

9.- Es conocida por su inconformidad con el papel de diva

En la actualidad, Lawrence sigue luchando con problemas que sufrió en la niñez, como la dificultad para adaptarse a la vida social. A menudo, se queja de no poder mantener su privacidad, de encontrarse con hombres extraños durmiendo en su jardín y de sentirse "como un mono en un zoo", dijo en una entrevista con Vogue. "Últimamente estoy pasando por una especie de crisis al respecto", admitió.

Aunque participa en el circo mediático, Lawrence cree que es víctima de una “carnicería fotográfica” cuando acude a una alfombra roja y, por eso, dice que se siente más cómoda con zapatillas deportivas que con tacones altos, rechaza que la consideren alguien especial y se niega a hacer dieta.

Jennifer Lawrence reacciona mientras posa en el backstage con su Óscar tras ganar el premio a la mejor actriz por su papel en
Jennifer Lawrence reacciona mientras posa en el backstage con su Óscar tras ganar el premio a la mejor actriz por su papel en "Silver Linings Playbook" en la 85ª edición de los premios de la Academia en Hollywood, California, el 24 de febrero de 2013. Lawrence reaccionó a que algunos fotógrafos le dijeran que tuviera cuidado al subir a la plataforma. (REUTERS/Mike Blake)

"No quiero ser grosera, pero actuar es estúpido", dijo a Vanity Fair cuando ganó el Óscar en 2013. "La gente me pregunta '¿Cómo haces para mantener tu humildad?' Y yo no entiendo por qué tendría que ponerme engreída. No estoy salvándole la vida a nadie. Hay doctores que salvan vidas y bomberos que se meten en edificios en llamas. Yo hago películas. Es estúpido".

10.- Lawrence pensó que iba a morir durante un vuelo de avión

La actriz pasó por una situación extrema en el que estaba convencida de que iba a morir. Corría el año 2017, era verano y ella había terminado de rodar "Mather!"(“¡Madre!”), la película de terror de proporciones bíblicas de su entonces novio Darren Aronofsky. Lawrence había subido a un avión privado en su ciudad natal, Louisville, Kentucky, con destino a Nueva York. "Lo sé, volando en avión privado, merezco morir", dijo con sarcasmo cuando recordó el accidente en diálogo con Vanity Fair.

Cuando estaban en el aire, oyó un fuerte ruido y sintió un cambio brusco de la presión del aire en el avión. El otro pasajero que la acompañaba fue llamado a la cabina del piloto. Él volvió con la cara pálida y le contó a Lawrence que se había roto uno de los dos motores y que intentarían hacer un aterrizaje de emergencia.

Jennifer Lawrence asiste a la 90ª edición de los Premios de la Academia en el Hollywood & Highland Center el 4 de marzo de 2018 en Hollywood, California.  (Foto de Matt Winkelmeyer/Getty Images)
Jennifer Lawrence asiste a la 90ª edición de los Premios de la Academia en el Hollywood & Highland Center el 4 de marzo de 2018 en Hollywood, California. (Foto de Matt Winkelmeyer/Getty Images)

En ese momento, el avión se quedó en silencio y ella creyó que ya estaban acabados. "Mi esqueleto era todo lo que quedaba en el asiento", recordó y añadió que podía oír el estruendo de la cabina de mando mientras el avión descendía salvajemente.

"Todos íbamos a morir", dijo Lawrence que pensó ante ese panorama aterrador, al tiempo que comenzó a mandar mensajes mentales a su familia, como “He tenido una gran vida, lo siento”. Admitió que se sentía culpable en relación a Pippi, su perro, que estaba en su regazo y que no tenía por qué pasar por esa tragedia. Dijo que empezó a rezar cuando vio una pista de aterrizaje abajo, llena de camiones de bomberos y ambulancias.

"Pensé: ‘Dios mío, ¿será que sobrevivimos a esto? Seré víctima de quemaduras, será doloroso, pero tal vez salimos vivos’", dijo a Vanity Fair y añadió que pese a la angustia que estaba pasando, su mente soltó un chiste: "Por favor, Señor Jesús, déjame conservar mi pelo. Envuélveme en tus brazos amantes del cabello. Por favor, no dejes que me quede calva".

El avión finalmente pudo aterrizar bruscamente en la pista de Buffalo, y todos salieron ilesos. La actriz no sufrió quemaduras ni quedó calva, para su tranquilidad.

Lawrence reflexionó sobre el accidente diciendo que a veces es mentira lo que la gente dice de que "lo que no te mata, te hace más fuerte". "A mí me hizo mucho más débil", dijo apenada. "Volar es horroroso y tengo que hacerlo siempre".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Jennifer Lawrence ya ha dado a luz a su primer hijo