Anuncios

Josh Hartnett y la verdad hasta ahora desconocida de su distanciamiento de Hollywood

SANTA MARGHERITA DI PULA, ITALIA - 12 DE JUNIO: Josh Hartnett asiste a la fotollamada Filming Italy 2022 el 12 de junio de 2022 en Santa Margherita di Pula, Italia. (Foto de Daniele Venturelli/Daniele Venturelli / Getty Images)
SANTA MARGHERITA DI PULA, ITALIA - 12 DE JUNIO: Josh Hartnett asiste a la fotollamada Filming Italy 2022 el 12 de junio de 2022 en Santa Margherita di Pula, Italia. (Foto de Daniele Venturelli/Daniele Venturelli / Getty Images)

El inicio del nuevo milenio nos colocó de frente con una estrella en potencia: Josh Hartnett. Llevaba poco tiempo transitando los entresijos de la industria del cine cuando el éxito de Pearl Harbor lo catapultó al estrellato internacional. Tenía 23 años y Hollywood le daba la bienvenida a lo grande a través de diferentes oportunidades que lo elevaron al estatus de ídolo juvenil.

Sin embargo, los fracasos se acomodaron con la misma rapidez que lo hizo la fama y, de repente, desapareció del radar popular. Por ese motivo, existe la tendencia de asociar el ‘declive’ comercial de su carrera con los malos resultados y sus ‘malas’ elecciones tras haber rechazado formar parte del cine de superhéroes. Pero no. Estábamos muy equivocados.

Porque Josh Hartnett pudo ser estrella en mayúsculas, pero no lo fue porque no quiso. Así lo confiesa en una entrevista concedida al periódico británico Independent, dejando claro que si el héroe romántico que hizo sombra a Ben Affleck no se mantuvo en la cima de Hollywood no fue por el fracaso de crítica y taquilla de producciones prometedoras como Hollywood: Departamento de homicidios o La dalia negra. O porque la industria le diera la espalda al ver que su nombre no daba los beneficios económicos esperados. Sino porque sencillamente no le interesaba.

"Ser famoso es un trabajo de tiempo completo, porque cada vez que sales de tu casa -y sobre todo en ese tiempo- te seguían", explica al medio citado. "Tenía paparazzi persiguiéndome, gente acercándose a mí. No se te permitía ser realmente tú mismo. No había tiempo para la familia o los amigos ni para ninguna de esas cosas normales. Muchos actores han encontrado ese equilibrio entre el trabajo y la vida, pero lo encontré difícil y realmente lo busqué. La gente pensaba que estaba loco".

El actor Josh Hartnett firma autógrafos en el estreno mundial de Touchstone Pictures' / Jerry Bruckheimer Films' PEARL HARBOR en el portaaviones USS John C. Stennis, lunes 21 de mayo de 2001, Pearl Harbor, Hawai. foto de Kevin Winter/Touchstone Pictures/Getty Images
El actor Josh Hartnett firma autógrafos en el estreno mundial de Touchstone Pictures' / Jerry Bruckheimer Films' PEARL HARBOR en el portaaviones USS John C. Stennis, lunes 21 de mayo de 2001, Pearl Harbor, Hawai. foto de Kevin Winter/Touchstone Pictures/Getty Images

Y esa ‘locura’, en su caso, es comprensible.

Josh Hartnett había alcanzando un estatus privilegiado en la industria del cine, recibiendo todo tipo de ofertas, ilustrando portadas de revistas y disfrutando del reconocimiento internacional como carta ganadora para mantenerse en alza dentro del negocio. Es decir, el sueño de miles de artistas. Pero no era el sueño de este oriundo de Minnesota. No tenía ningún interés en vivir una vida de estrella mundial, con toda la presión que conlleva la fama. Y no solo en relación a la persecución de los paparazzi o el acoso de los fans, sino de las obligaciones que van hiladas al papel de estrella de cine.

Porque a sus 44 años admite que jamás podría operar al nivel de otras súper estrellas. “Creo que los actores ahora tienen más expectativas de promocionarse a sí mismos de cierta manera, o entender quiénes son para el público y fomentarlo. Nunca he sido bueno con la celebridad”, añade sobre su rechazo a jugar el rol de ‘famoso’. “¿Promocionar una película? No va a haber una sola persona que diga que soy genial en eso. No soy muy bueno creando una imagen”.

En otras palabras, su interés por jugar las reglas del juego que van hiladas a la fama, las grandes producciones y Hollywood en general, era nulo. Por ejemplo, no solo rechazó el papel de Superman varias veces cuando Brett Ratner estaba desarrollando la idea, sino que admite que se reunió con Christopher Nolan porque le interesaba el director, no porque quisiera interpretar al Caballero de la Noche en Batman inicia.

“Hablé con él sobre el tema. No era algo que me interesaba en ese momento. Estaba en un camino diferente al de muchos actores. Y me interesaba más otra película que el hermano de Chris había escrito, El gran truco”, explica en la entrevista. “Me encantaba Chris como cineasta y quería trabajar con él, y esperaba que si era honesto sobre no querer hacer una película de superhéroes, quizás podía hacer El gran truco". Pero Nolan no mordió el anzuelo.

Josh Hartnett en
Josh Hartnett en "La dalia negra" dirigida por Brian De Palma (Photo by Rolf Konow/Sygma/Sygma via Getty Images)

Nacido el 21 de julio de 1978, Josh Hartnett llegó a Los Angeles con 19 años y no tardó en encontrar trabajo interpretando al hijo de Jamie Lee Curtis en Hallowen H20: 20 años después, en la cinta de terror adolescente, The Faculty y en la producción indie que hizo que la industria le prestara más atención, Las vírgenes suicidas.

Michael Bay lo eligió para el papel de héroe romántico poco después, despejándole el camino hacia la cima por completo. Hizo comedias románticas, producciones aclamadas como La caída del Halcón Negro, más terror y hasta fue compañero de Harrison Ford. En otras palabras, no había ningún obstáculo que pudiera interponerse en su camino. Solo él mismo.

Porque aunque la gente pensara que estaba loco, optó por un camino diferente. No cedió a la insistencia de Hollywood de ponerle una capa y pasarlo al bando de los superhéroes. Y buscó ese equilibrio que le permitiera disfrutar de su vida sin que la fama fuera un obstáculo para la normalidad. Ya lo dijo hace casi 20 años. “Sé lo que es estar en ese mundo”, dijo a Chronicle Live cuando hablaba de la fama. “Estuve ahí durante un par de años y fue incómodo. Creo que tratar de permanecer en la cima es un atajo hacia la infelicidad”.

La verdad es que dejamos de verlo en blockbusteres o producciones de sabor comercial, pero nunca dejó de trabajar. Sino que estuvo centrado en conseguir su propósito. Pasó por el teatro, el cine independiente y series como Penny Dreadful, mientras cultivaba su vida personal lejos de los focos. En la actualidad tiene tres hijos y está casado con la también actriz Tamsin Egerton.

LONDRES, INGLATERRA - 2 DE DICIEMBRE: Tamsin Egerton (L) y Josh Hartnett asisten a los 21st British Independent Film Awards en Old Billingsgate el 2 de diciembre de 2018 en Londres, Inglaterra. (Foto de Dave J Hogan/Dave J Hogan/Getty Images)
LONDRES, INGLATERRA - 2 DE DICIEMBRE: Tamsin Egerton (L) y Josh Hartnett asisten a los 21st British Independent Film Awards en Old Billingsgate el 2 de diciembre de 2018 en Londres, Inglaterra. (Foto de Dave J Hogan/Dave J Hogan/Getty Images)

Josh Hartnett es el ejemplo de la idea errónea que rodea el concepto de la fama, en donde cualquier indicio de fracaso supone un traspiés estrepitoso. Y creo que por ese motivo se asentó esa concepción equivocada de creer que se alejó de los focos por culpa de la mala recepción de algunas películas y sus supuestas malas decisiones al rechazar el cine de superhéroes. Sin embargo, la historia de Hartnett nos habla de un actor que optó por priorizar su vida personal y sus deseos profesionales por encima del poder de la meca del cine.

Y lo consiguió. No solo cumplió su sueño de trabajar con Christopher Nolan en una película ajena al cine de superhéroes (lo veremos en Oppenheimer a partir del 21 de julio) y es una de las estrellas de la sexta temporada de una serie tan desafiante como Black Mirror (se estrena el 15 de junio en Netflix). Sino que a sus 44 años admite que “el 90%” de su vida gira en torno a su familia mientras que su prioridad personal sigue siendo la misma: hacer sus películas y volver a la normalidad.

Este artículo fue escrito en exclusiva para Yahoo en Español por Cine54.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Kieran Culkin no sabía que Succession estaba terminando

La vez que 'Batman: El caballero de la noche' desató una alerta terrorista

Arnold Schwarzenegger era el héroe indestructible del cine hasta que una tragedia derribó su coraza

Chris Hemsworth abre la veda de poner a Marvel contra las cuerdas