Julio Preciado y su lucha por sobrevivir

Foto: Angel Delgado/Clasos.com/LatinContent via Getty Images

Ha sido uno de los más grandes exponentes de la música de banda. Pero desde hace años batalla con un problema renal, lo cual ha complicado su salud hasta momentos críticos. Sin embargo, el cantante sigue, como él mismo lo ha dicho, “de pie como un árbol”.

El intérprete volverá a los escenarios, con una gira junto a la Banda El Recodo, la agrupación en la que debutó y fincó las bases para su carrera en solitario. Sin embargo, los detalles se terminarán de definir a comienzos del año entrante, cuando le realicen un trasplante de riñón.

“Todo va a depender de cómo reaccione al trasplante. En enero ya me lo hacen, es un lapso de dos meses para que me pueda recuperar totalmente. Voy a estar no incomunicado, porque no se trata de eso, pero sí sin trabajar”, compartió.

Los altibajos en su salud

Todo comenzó en 2017, cuando Preciado tuvo que ser internado de emergencia debido a complicaciones tras ser operado de una trombosis. Al año siguiente, fue hospitalizado por una fuerte inflamación en el hígado, la cual le afectó los pulmones y estuvo en cuidados intensivos. A esto se sumó una enfermedad renal hereditaria por parte de su madre, algo que el cantante tardó en reconocer.

“Desgraciadamente, detecté muy tarde mi problema renal. Como todo buen mexicano, creí que era de hierro, yo nunca supe lo que era un hospital, por nada del mundo. Había ido a hospitales, pero a ver a mi madre, a ver a mi abuela convalecientes, pero yo no conocía un hospital; pero de un año y meses para acá mi vida ha cambiado totalmente”, señaló.

De hecho, en más de una ocasión, hubo rumores de que su salud había empeorado. En mayo de este 2019, incluso, llegó a circular la noticia de que había fallecido, algo que más tarde él mismo salió a aclarar:

También te puede interesar: Julio Preciado pide que no lo maten con información equivocada

Lo que sigue

Sin embargo, meses después, sí reconoció que necesita un trasplante de riñón, algo que está por ocurrir en enero próximo y, como en cualquier persona, requiere de un protocolo médico establecido.

“Le agradezco a la gente que quiere donarme un riñón. Antes de aceptarlo o hacer algo de ese tipo, tengo que hacerlo con mis hermanos. Mis hermanos son los candidatos idóneos para esto. Si no son mis hermanos, hay un protocolo que hay que cumplir, que es inscribirse a la lista de espera de un riñón que lleva de un año a año y medio en la lista de espera. No por ser Julio Preciado me van a poner en el primer lugar de la lista”, dijo.

También te puede interesar: Julio Preciado: “De pie como un árbol”

Y agregó: En México, desafortunadamente, no hay la cultura de la donación, esa es la gran verdad. Quiero aclarar esto para que no se preste a malas interpretaciones. No estoy comprando nada, no estoy ofreciendo nada, ni quiero perjudicar a nadie porque los primeros que están en la lista como prospectos son mis hermanos y cualquiera de ellos están dispuestos a dármelo”.

Por eso, en su reciente aparición pública para anunciar su gira con El Recodo y su participación en las Fiestas de Octubre de Guadalajara, el cantante insistió: “De entrada, 'no me estoy muriendo', para que se acaben las especulaciones. No es para morirse, no es una enfermedad que provoque la muerte de inmediato. Es un proceso, es una enfermedad hereditaria. En mucha parte, mi mamá murió de esto, de una enfermedad renal”.

Más recuperado de salud y con un trasplante en puerta, Julio Preciado sigue en pie y listo para volver a sus orígenes, con esta gira junto a la agrupación que lo dio a conocer. “Soy parte de la historia de Banda El Recodo. Lo poquito o mucho que aporté en su momento, creo que ahí quedó palpado en la historia de Banda El Recodo. Creo que le di otro sentido a la música de banda”.

@braham_MV