La lucha de Dalilah Polanco por liberarse de la comedia (y de la sombra de Derbez)

·4  min de lectura

Dalilah Polanco ya tenía una carrera establecida como actriz de teatro y melodramas, cuando conoció a Eugenio Derbez, de quien cayó fulminantemente enamorada y con quien tuvo una relación que fue del dominio público mientras duró, después que éste rompió con la diseñadora Sara Bustani, y antes de que se vinculara con su actual esposa, Alessandra Rosaldo.

MEXICO CITY, MEXICO - AUGUST 30:  Dalila Polanco poses for a photograph during a press conference on the new radio show Despierta, Mi Bien, Despierta at MVS Radio on August 30, 2010 in Mexico City, Mexico. (Photo by Alejandro Godinez/Clasos.com/LatinContent via Getty Images)
Dalilah Polanco nació en Ciudad Guasave, Sinaloa, en 1977. (Alejandro Godinez/Getty Images)

Sin embargo, ahora es tendencia después de haber hablado con Faisy en su talk-show acerca de cómo la relación no solo la cambió de manera personal (la llevó a una exposición mediática a la que no estaba acostumbrada y esa presión en cierta forma pesó en la relación), también afectó su carrera profesional, al dejarla encasillada como actriz de comedia, a raíz de su aparición en 'La Familia P. Luche', el popular sitcom que Derbez realizaba en Televisa antes de emigrar a Los Angeles.

Durante la charla, Polanco (que llevaba varios años divorciada del actor Sergio Catalán cuando conoció al cómico) señaló: "Ahí sí yo era una cosa muy dramática en la vida y pensé que iba a hacer dramas en serio, de esas cosas terribles. De repente se atravesó en mi vida La Familia P. Luche y de ahí hundida para siempre porque todo mundo me ve cara de chiste y se ríen de todo lo que digo."

Dalilah Polanco. (Photo by Medios y Media/Getty Images)
Dalilah Polanco. (Photo by Medios y Media/Getty Images)

Aunque la respuesta sarcástica arrancó carcajadas al público, hay una verdad muy clara ahí, contra la que Dalilah (hija de Cutberto Pérez, el creador del Mariachi 2000) ha estado luchando por muchos años: el encasillamiento que hace que el público la vea como su personaje de 'Martina', y cómo ella ha intentado de todas las formas posibles quitarse la etiqueta de 'chistosa' cuando en realidad es una actriz preparada con todas las de la ley, capaz de interpretar cualquier tipo de personaje. 

"Disfruto mucho lo que hago, me la paso muy bien, me gusta mucho mi profesión, me agrada reír o llorar; gracias a dios hay productores que me han visto cara de actriz y no solo de comediante. He trabajado en diferentes producciones en las que me han pegado, me han violado me han matado...". Y aunque lo dice sin que falte el humor, ha sido un camino difícil el que ha tenido qué recorrer para sacudirse esta fama, del mismo modo en que también ha batallado para que los medios y el público dejen de preguntarle por su expareja, con quien hace muchos años — desde el matrimonio con Rosaldo — no tiene más vínculo que el ocasional trato profesional.

La sinaloense, que ahora se encuentra del otro lado de la medalla y destaca como comentarista de la farándula en el show 'Cuéntamelo ya', reconoce que su pasión por actuar es lo que la ha mantenido sana y cuerda cuando podía haber sido muy fácil que la arrastrara la fama; pero también que le ha costado el doble de trabajo que antes el demostrar que es una buena actriz dramática, después del paso de Derbez por su vida profesional (no tanto así personal, porque como ella misma dice "lo que pasó, ya fue").

"A veces a los escritores o los productores o directores se les va la onda", comentó con Yordi Rosado, "y se les olvida que soy actriz y no solo comediante, que no tiene nada de malo, pero es una visión muy reduccionista, ¿no? Es decir, yo estudié actuación para poder abarcar todas las áreas, todos los géneros. Y entonces, si entro a una obra o un proyecto pienso, esta es la mía, pero luego a alguien se le ocurre: "oye, ¿no crees que sería muy chistoso que..." y ahí vamos. No es que me queje, tengo trabajo y trabajo en lo que amo, ¿qué más puedo pedir? Es solo que a veces quisiera que me tomaran más en serio, que no se les olvidara que soy actriz. Y que puedo con todo."

Por otro lado, la gran ventaja de ya no tener una relación de alto perfil que Dalilah ha encontrado, es poder dedicarse a lo que le interesa en su vida personal, sin necesidad de que la estén persiguiendo los medios a cada paso: así pudo viajar para estudiar cine en Estados Unidos, y se ha dedicado también a apoyar la causa del rescate animal, y contribuye a otras causas que le dan tanta satisfacción como su trabajo, y asegura, esa es la lección más importante que le dejó haber estado tanto en los medios durante su relación con Derbez: que no necesita reflectores encima para hacer lo que la hace feliz, aunque ahora le cueste más trabajo.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Vadhir Derbez: "La única falla es quedarte cómodo y no hacer nada diferente"

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.