Anuncios

La obsesión de Matthew Perry con Batman tiene una explicación que rompe el corazón

Sus últimas siete publicaciones en Instagram estaban relacionadas con Batman, mientras escribía 'Soy Mattman'

El mundo se pregunta por qué las últimas publicaciones de Matthew Perry en Instagram están relacionadas con Batman, autodescribiéndose como 'Mattman'. (Foto de Axelle/Bauer-Griffin/FilmMagic)
El mundo se pregunta por qué las últimas publicaciones de Matthew Perry en Instagram están relacionadas con Batman, autodescribiéndose como 'Mattman'. (Foto de Axelle/Bauer-Griffin/FilmMagic)

Además del duelo, la tristeza y sensación de pérdida que provocó la muerte de Matthew Perry a los 54 años el pasado 28 de octubre, existe una preocupación añadida que tiene a los fans de Friends y decenas de medios consternados. Y es que las últimas siete publicaciones del actor en Instagram están todas relacionadas con Batman. Si, el personaje de DC Comics. Desde el símbolo del murciélago a luces de neón instaladas en su casa mientras se refería a sí mismo como Mattman (un juego de palabras entre su nombre y el superhéroe de Gotham).

Ante lo bizarro que puede parecer a primera vista y el impacto que provocó la noticia de su fallecimiento, resulta normal que el asunto haya disparado miles de comentarios sobre cada fotografía, cuestionando si se trataba de un mensaje secreto, si estaba pidiendo ayuda en código y lanzando teorías al aire como si fuera el gran enigma de Matthew Perry. Mientras tanto, diferentes medios detallan la historia con titulares que van desde ‘la extraña obsesión’ de Matthew Perry, a ‘el enigmático comportamiento’ o ‘las publicaciones crípticas’. Pero déjenme decirles que no era nada de eso. Porque Matthew Perry tenía una conexión con Batman que era más profunda que una mera obsesión online. Una conexión personal que explicaría estas publicaciones a través de una historia que rompe el corazón.

Cinco días antes de morir, Matthew Perry publicó una foto en el mismo jacuzzi donde se cree que perdió la vida, acompañado por un texto que decía: “Oh, ¿entonces el agua tibia girando te hace sentir bien? Soy Mattman”.

En otra compartía que había visto The Batman protagonizada por Robert Pattinson. En otra publicaba una foto de la luna diciendo: “¿Entienden lo que les estoy intentando decir? - Soy Mattman” y, en otra, escribía "Duerman bien todos, protejo la ciudad esta noche - Mattman".

Sin embargo, antes de disparar las teorías conspiratorias, déjenme compartirles que la explicación la dio él mismo en sus memorias, Amigos, amantes y aquello tan terrible, publicadas hace casi un año, en noviembre de 2022. El libro básicamente empieza y termina con esta relación con Batman, detallando la íntima conexión que sentía con el superhéroe desde su infancia hasta la última etapa de su vida.

“Soy Batman”, escribía al final del primer capítulo, como si estuviera autodescribiéndose irónicamente en forma de superhéroe después de narrar el dolor y agonía que vivió en 2018, cuando estuvo cerca de perder la vida, pasando dos semanas en coma y cinco meses en un hospital, tras sufrir una perforación gastrointestinal. Sobrevivió cuando le dijeron que solo tenía 2% de probabilidades de vida. Salió adelante contra todo pronóstico, tras 14 cirugías estomacales y una agonía que le hizo temer lo peor. Y haciendo gala de su buen humor, Matthew concluía su historia de supervivencia escribiendo: ‘Además, soy Batman’.

A su vez, Perry contaba la difícil infancia que tuvo y cómo la separación de sus padres le afectó profundamente. Como su padre había dejado el nicho familiar para mudarse a Los Ángeles (era músico y actor) y su madre se había quedado en Ottawa, Canadá, Matthew Perry contaba que lo hacían viajar solo en avión desde los 5 años, desarrollando inseguridad, sensación de abandono y falta de autoestima, sintiendo que no era suficiente.

Una sensación de soledad constante que lo llevó a pasar toda su vida necesitando que sus casas, departamentos o donde fuera que estuviera viviendo, tuvieran buenas vistas. De esa manera, al mirar hacia afuera, sentía que estaba conectado con el mundo exterior. Que no estaba solo.

De todos modos, Matthew Perry no culpaba a sus padres directamente. También hablaba de sus buenas cualidades y virtudes, pero sí señalaba cómo aquella negligencia le afectó en lo más profundo, llevándolo a hacer terapia desde los 18 años, callando la soledad y sus pensamientos de baja autoestima con el alcohol desde los 14. No obstante, creció sintiéndose distante de su padre durante la infancia. Por eso, cuando pasaban tiempo juntos, desarrolló un patrón que se quedaría con él para siempre.

“Mi papá era mi héroe. Era mi superhéroe”, escribía en sus memorias. “Cuando íbamos a pasear le decía: tú serás Superman, yo seré Batman”, y entonces ponía sobre la mesa la sugerencia de que, quizás, estaba intentando crear una conexión positiva a través de los superhéroes porque sus roles en la vida real eran demasiado confusos para su mente inocente por aquel entonces.

Matthew Perry con su padre John Bennett Perry, con quien jugaba a ser Superman y Batman cuando era niño. (Foto de Frazer Harrison/Getty Images)
Matthew Perry con su padre John Bennett Perry, con quien jugaba a ser Superman y Batman cuando era niño. (Foto de Frazer Harrison/Getty Images)

A lo largo del libro, Matthew Perry detallaba sin edulcorante su cruda batalla con el alcoholismo, la adicción a los opioides, sus problemas con el compromiso y la sensación de nunca sentirse suficiente. Cuenta que se sentía “incómodo toda la vida. Incómodo en el amor”. Que se sentía inseguro. No obstante, en esa batalla terminó encontrando el camino a través de rehabilitación, las reuniones de Alcohólicos Anónimos y el amor de sus seres queridos. “Ya no me siento así”, escribía en el último capítulo. “Creo que soy el monto justo”.

Y justamente en ese último capitulo, que titulaba ‘Batman’, daba las gracias, habiendo encontrado un nuevo propósito en ayudar al prójimo. Porque Matthew Perry había encontrado motivación vital en ayudar a otros adictos. Incluso quería que el mundo lo recordara por esa labor, por encima de su legado con Friends. No solo fundó una casa de convivencia transformando su propia mansión de Malibú (que terminó vendiendo porque era demasiado costosa de mantener por su cuenta), sino que tendía su mano a quien necesitara su ayuda sirviendo como voz de la experiencia.

Su amigo Hank Azaria (Una jaula de grillos, Los pitufos) recordó recientemente en Instagram cómo lo ayudó con sus propios problemas de adicción. “Soy un tipo sobrio desde hace 17 años y quiero decir que, la noche que fui a AA, Matthew me llevó”, escribe. “Todo el primer año que estuve sobrio, fuimos a reuniones juntos. Fue tan cuidadoso y bondadoso. Me ayudó a conseguir la sobriedad”.

Por eso, en la esperanza que expone al final del libro tras desnudar su alma, en ese mismo capítulo que titula ‘Batman’, Matthew Perry agradecía por todo lo que había aprendido y de poder ayudar a otros hombres en momentos duros. Y entonces invitaba a que nos planteáramos el mismo camino según nuestras vivencias.

“Algún día a ti también pueden llamarte para que hagas algo importante, así que está preparado, y en ese momento solo piensa ¿qué haría Batman? Y haz eso”, sentenciaba recurriendo a su superhéroe favorito como ejemplo para hacer el bien.

Tras haber explicado todo esto, si observamos las publicaciones que dejó Matthew Perry en Instagram, podemos encontrarles un significado que no tiene nada de misterio, enigma ni criptología ninguna.

Tal vez se estaba divirtiendo o buscaba conectar con quienes leímos su libro pero, no tengo dudas, que existe una relación evidente entre las publicaciones de Batman con ese rol tan importante para él, como era ayudar a otras personas con adicciones.

“Soy Mattman”, escribía en todas ellas remontándose a esa conexión con el superhéroe de DC que tenía desde la infancia, mientras recurría al símbolo del murciélago como señal distintiva. Pero hay una en particular que, personalmente, creo que deja clara la conexión que todos los que leímos su libro podemos comprender.

Me refiero a esa donde escribe “Duerman bien todos, protejo la ciudad esta noche - Mattman”, acompañado del símbolo y la ciudad de fondo. Porque me remite instantáneamente a esa necesidad que tenía de tener vistas en su casa para conectar con el exterior. Como si estuviera simplemente animando al mundo a saber que él, después de todo lo vivido, estaba ahí para quien lo necesitara. Como si fuera Batman.

Este artículo fue escrito en exclusiva para Yahoo en Español por Cine54.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Los compañeros de Matthew Perry en 'Friends' están "devastados" y Salma Hayek siente "tristeza"

Matthew Perry no quería que lo recordaran por ‘Friends’ después de su muerte

‘Friends’ nunca volverá a ser lo mismo tras la muerte de Matthew Perry

Actores de 'Friends' devastados por la muerte de Matthew Perry: rompen el silencio