Las claves para elegir el suero indicado para tu piel

El mundo del cuidado para la piel es inmenso y cada vez hay más productos y fórmulas disponibles, por lo que es factible marearse entre tanta oferta. En esta ocasión, vamos a hacer hincapié en los sueros (o serums) y lo que deberías tener en cuenta a la hora de escoger el indicado para tu piel.

Foto: Mladen Zivkovic/iStock

¿Qué es un suero?

“No existe una definición oficial”, nos cuenta la Dra. Jill Fichtel, dermatóloga y fundadora de Transformative Dermatology . “Dicho esto, generalmente llamamos suero a un producto cuando tiene una mayor concentración de ingredientes activos que serán más efectivos que las concentraciones de ingredientes activos presentes en una crema o loción. Además, los sueros por lo general no tienen los aceites o lípidos que hacen que las cremas hidratantes sean grasosas”, aclara la experta.

¿Son mejores que las cremas?

“No necesariamente, depende de qué tan rápido quieras ver los resultados”, explica Rick DiCecca, director creativo de diseño de maquillaje para la firma Artistry by Amway.

Como decíamos, los sueros tienen altas concentraciones de ingredientes activos. Si bien esto significa que pueden hacer más efecto en tu piel que las cremas, también significa que pueden hacer más daño. “He visto malas reacciones cutáneas en personas que usan el suero equivocado. Por ese motivo, recomiendo no escoger sueros por cuenta propia, sino seguir los consejos de un profesional del cuidado de la piel”, sostiene la Dra. Jill Fichtel.

También te puede interesar: El cuidado de la piel también es cosa de hombres: así es como deben hacerlo

¿Cómo incorporarlos a la rutina de cuidado de la piel?

Rick DiCecca aconseja aplicar los productos en orden de más concentrados al menos. Como los sueros penetran más profundamente en la piel que las cremas, siempre debes aplicarlos antes. Además, recomienda que, para el problema principal que queramos abordar, lo hagamos con el producto más concentrado.

“Si tu preocupación principal son las líneas finas y las arrugas, usa un suero que se centre únicamente en eso. Si tu segunda preocupación es la falta de brillo en la piel, utiliza una crema que apunte crear más luminosidad”, ejemplifica.

Por su lado, la dermatóloga Ashley Magovern, directora médica de Dermstore, sugiere primero limpiar la piel, luego tonificarla, después aplicar tu suero favorito y por último, hidratar. Y, por supuesto, no olvidar el protector solar todas las mañanas.

¿Cómo escoger el serum indicado?

La dermatóloga nos explica que hay muchos tipos de sueros con diversos efectos en la piel. “El suero y los ingredientes que contiene deben personalizarse para los problemas de la piel de cada individuo. Entonces, habla con tu dermatólogo o profesional de cuidado de la piel de confianza antes de dar el salto de las cremas a los sueros”, sugiere.

También te puede interesar: Retinol, colágeno y ácido glicólico, ¿qué son y para qué sirven?

Más allá de recurrir a un dermatólogo para que te aconseje acerca de qué sueros son los ideales para ti, Ashley Magovern destaca que hay ingredientes que son importantes y deberían estar en los serums que utilices:

  • La vitamina C. Combate y previene el daño de los radicales libres del sol y el medio ambiente y también puede igualar el tono de la piel y promover la producción de colágeno. “Recomiendo un suero de vitamina C que también contenga vitamina E y ácido ferúlico para un beneficio adicional”, aclara la dermatóloga.
  • Ácido glicólico. Ayuda a eliminar las células muertas e ilumina la piel.
  • Vitamina B3 (niacinamida), el extracto de regaliz y el ácido kójico. Ayudan a equilibrar el tono de la piel.
  • Vitamina B5. Puede ayudar con la hidratación.

Si tienes alguna duda y antes de hacer cambios en tu rutina de cuidados de la piel, consulta con un dermatólogo.