Luis Miguel, el romántico sobreviviente en una industria de perreos

Luis Miguel. Foto: Ethan Miller/Getty Images.

Infiltrarse en una lista que pone a J Balvin, Ozuna, Bad Bunny y Maluma entre los cinco intérpretes masculinos más escuchados en los últimos diez años es un logro, especialmente cuando se trata de alguien que ha logrado sobresalir desde hace treinta años. J Balvin puede ser el nuevo rey de las listas mexicanas, pero Luis Miguel sigue siendo El Sol.

De acuerdo con Spotify, el reguetón ha sido el género más popular entre audiencias mexicanas no sólo en 2019, sino en toda la década. Y mientras hacerse de un lugar en una industria en la que el reguetón se ha apoderado de todas las listas de popularidad no es cosa fácil, el cantante parece haber descubierto la fórmula para mantenerse romántico y vigente.

Un romántico entre reguetoneros

Luis Miguel se encuentra en cuarto lugar de los artistas más reproducidos esta década por usuarios mexicanos de la plataforma musical, Spotify. El primer lugar se lo llevó J Balvin, seguido por Ozuna, Bad Bunny y, en quinto lugar, Maluma.

“En México, el reguetón fue el género que marcó tendencia en la década, con artistas, álbumes y canciones del género ocupando la mayoría de las posiciones en los tops del país, junto con el regional mexicano y el pop”, dijo la empresa sueca en un comunicado el martes 3 de diciembre.

Pero a diferencia de los intérpretes que lo acompañan, Luis Miguel logró llegar a la lista sin tener material nuevo desde hace unos años. El cantante ha sabido mantenerse en los corazones de sus fans durante tres décadas; flechando a sus audiencias en los ochenta, coronándose en los noventa, y manteniéndose presente en la industria a pesar de no haber tenido un solo gran éxito en los últimos años.

También te puede interesar: Juguetón de TV Azteca: 25 años del proyecto que comenzó con una carta

La fórmula perfecta

Si bien es cierto que ‘Luis Miguel, La serie’ dio nueva vida a una carrera que había estado dormitando, y a un catálogo que de pronto todos querían volver a escuchar, la música de Luis Miguel nunca se fue por completo. Quienes lo aman le tienen el tipo de lealtad que llena Auditorios Nacionales por semanas; la misma lealtad que hizo de la serie un evento imperdible.  

Al parecer, parte de su secreto está en sus canciones, varias de las cuales se han convertido en nostálgicos himnos del pasado. Además de tener una voz privilegiada, el cantante ha dedicado algunos de sus más grandes éxitos a grandes amores y desamores, así como a su papá, su mamá y su hija, Michelle Salas. Mostrando a sus fans un lado humano y menos hermético e inalcanzable.

‘Culpable o no’, de acuerdo con la producción de Netflix, fue dedicada a Mariana Yazbek, mientras que se ha confirmado que ‘Por favor, señora’ habla de su romance con Lucía Méndez cuando era menor de edad. ‘Marcela’ y ‘Éxito’, dedicadas a su mamá y a su papá, solían ser interpretadas durante presentaciones cuando era joven.

‘Te necesito’ es para su hija Michelle Salas.

Y ‘Disfraces’ es para Aracely Arámbula, madre de sus otros dos hijos.

También te puede interesar: Sherlyn y su sorpresivo embarazo que la 'salvó' de un escándalo contra su imagen

Luis Miguel, nostalgia y morbo

Pero aunque su música ha sobrevivido la prueba del tiempo, el personaje de Luis Miguel juega una parte muy importante en su popularidad. Su hermetismo ha dado pie a la especulación, dejando a sus fans con miles de preguntas que nunca ha estado particularmente interesado en responder.

Es esa naturaleza reservada lo que hizo tan emocionante para tantos que después de años de proteger su vida privada, El Sol estuviera dispuesto a divulgar algunos detalles de sus amores, su compleja relación con su padre y su anhelo por su madre. Como era de esperarse, las audiencias quedaron enganchadas en una mezcla perfecta de morbo y nostalgia por la música a la que también revivió.

Se espera que la muy anticipada segunda temporada abarque más de su historia, incluyendo su primera aparición pública tras la muerte de su padre y romances con estrellas como Salma Hayek, Mariah Carey, Daisy Fuentes y Aracely Arámbula.

El cantante también está trabajando en su siguiente producción discográfica, un álbum en vivo con material de su concierto en el Caesars Palace de Las Vegas.