Las mentiras de 'Luis Miguel, la serie 2' que se inventaron para atrapar a la audiencia

Miguel Cane
·7  min de lectura

La espera terminó. Se estrenaron simultáneamente los dos primeros capítulos de la serie biográfica de Luis Miguel y los seguidores del melodrama que se basa ostensiblemente en la vida del cantante mexicano, por fin han visto concluir su espera de tres años, por saber qué nuevas "revelaciones" (por así decirlo) sobre la vida privada del ídolo, así como un recuento de sus éxitos y fracasos. 

MIAMI, FL - JUNE 01: Mexican singer Luis Miguel performs during a show as part of the 'Mexico por Siempre' Tour at American Airlines Arena on June 01, 2018 in Miami, Florida. Credit: MPI10 / MediaPunch /IPX
Luis Miguel en 2018. (MPI10 / MediaPunch /IPX)

Cada semana, en este espacio, se hará un marcaje personal comparando lo presentado en la serie con lo que se sabe en la realidad, y lo que es mera especulación, así como el desarrollo dramático de cada capítulo de esta serie que está buscando generar interés en el público, aún a coste de la verdad.

¿Qué pasó con Marcela Basteri?

Como recordarán, en el último episodio de la primera temporada, transmitido el 15 de julio de 2018, Luisito Rey (Óscar Jaenada) agonizaba en un hospital de Barcelona en diciembre de 1992, intercalado esto con escenas ambientadas en 1986, en la presunta fecha de la desaparición de Marcela Basteri (Anna Favella), que había viajado de Carrara, Italia, con su hijo menor, Sergio, a Madrid, al encuentro de su todavía marido, justo antes de que no volviera a saberse nada de ella ni se le volviera a ver con vida.

En las escenas climáticas de ese desenlace —y doy por sentado que, si están leyendo esto, es porque ya vieron íntegra la primera temporada, o bien, al menos están al tanto de lo presentado en ella o mínimo, que vieron el resumen de 3 minutos previo al capítulo 1 para ponerse al corriente, por lo que no vale que se quejen de "spoilers"—, Luis Miguel (Diego Boneta) confronta a su padre y este, con su último aliento le dice "Tú sabes dónde está", al respecto del paradero de su madre, dando a entender que él es el responsable directo de su desaparición (y posible muerte), algo que presuntamente era investigado por agentes del Mossad (algo de lo que, por cierto, no existe evidencia alguna). 

Rey —que en esta interpretación imaginaria hecha por Jaenada pasó de ser un músico mediocre, un promotor ambicioso y un padre explotador, a ser el personaje más odiado del mundo de habla hispana, protagonista de innumerables memes de Internet y convirtiendo al actor (que por razones obvias no aparece esta temporada) en una celebridad —no hizo, por supuesto, ninguna confesión a Luis Miguel al morir; de hecho, estaba en coma antes de morir y no habló ni con su hijo ni con nadie, pero los guionistas, como parece será también en esta temporada, se toman un excesito de licencia dramática para contar la trama, aunque a veces, la promesa se queda corta, y tres años es mucho tiempo...

La segunda temporada abre en Cádiz, justo antes del funeral de Luis Rey. Esto sí fue real y en efecto, Luis Miguel, su hermano Alejandro (que aquí es representado, porque no es una interpretación, por el YouTuber Juanpa Zurita, quien obviamente no es actor) y su hermano menor, Sergio, estuvieron presentes, así como Érika [hoy Issabela] Camil (Camila Sodi). Pero todo lo demás que sucede en la parte ambientada en 1992 es solo una prolongación de las especulaciones de lo planteado en la temporada pasada; buscar extender por 33 minutos la misma pregunta que se hicieron los espectadores por tres años: "¿qué pasó con Marcela?".

El recurso malgastado de la ficción

Mediante diálogos banales, un manejo pedestre y amateur del suspenso y un exceso de ficción (al parecer no fueron Aracely Arámbula ni Stephanie Salas las únicas que rehusaron el uso de su imagen o su nombre en esta temporada), los guionistas abusan de la especulación y la coincidencia para tratar de sostener la atención del espectador. 

Esto no necesariamente es malo, pero como después de la primera temporada mucha gente real o se negó a prestar su nombre/imagen o pidió mucho dinero por ello, ahora la segunda temporada sufrirá en el aspecto de que con contadas excepciones, todos los personajes que se introducen en este capítulo, como el ostensible antagonista de esta temporada, el maquiavélico y promotor Patricio Robles (Pablo Cruz Guerrero, lo único realmente bueno de estos dos episodios) son "composites" de personajes reales que no quisieron aparecer en la serie o bien son completamente inventados, lo que hará que el valor añadido de tratar de reconocer personajes (como en la temporada pasada) y el morbo que esto generaba entre los espectadores se pierda. 

Por lo demás, el tema de que Luis Miguel, abrumado por su vida personal se deja llevar por malos empleados, malas compañías, malas decisiones, malos etcétera, no es nada nuevo. Esto se ve en el capítulo 2, cuando en una presentación en Lima en 2005, sufre un percance que le provoca tinnitus.

Esto es real, y está documentado, pero no sucedió como lo presenta la serie; Luis Miguel sufrió un accidente durante una presentación, pero ocurrió en 2014 en Argentina durante una gira en la que tocó por varias ciudades como Buenos Aires, Córdoba, Rosario y Mendoza. 

En algunos videos de YouTube se puede ver a Luis Miguel mientras canta un medley de algunos de sus éxitos como “Sol, arena y mar” y “Suave”.

Al momento del coro de dicha canción, se escucha que se sube el audio del canal, por lo que Luis Miguel salta y voltea hacia la consola con el ingeniero de audio. En los primeros segundos se ve que el cantante agarra el audífono, por lo que supone no escuchaba bien. Los ingenieros subieron el audio, pero se pasaron y lastimaron el oído del cantante (el que en la serie padezca tinnitus se puede tomar como una afirmación por parte del cantante, que es además productor de la serie, de que sí tiene este trastorno auditivo, algo que se rumoraba desde entonces).

Temas relacionados:

Es de suponer que la formalidad y veracidad de la serie se irán difuminando a lo largo de los capítulos — por ejemplo, lo que vemos como el primer acercamiento ente él y su hija Michelle, auspiciado por "Sofi" (el personaje que ostensiblemente está basado en Stephanie Salas, pero que se hizo sin su consentimiento y por eso no lleva su nombre), no fue así

De hecho es completamente ficticio, ya que como Stephanie relató a ¡Hola!, Luis Miguel conoció a su hija cuando nació, y de hecho se distanció de ella cuando tenía 3 años, así que la escena es, propiamente — igual que el "secuestro" de Sergio para traerlo a vivir con sus hermanos a México, o que Luis Miguel se presentó en el estudio ebrio y alterado a intentar grabar su álbum de Navidad — una fantasía en la que la verdad se diluye a beneficio de gustar a los que sintonizarán los domingos por la noche, la plataforma de streaming y comentarán en las redes sociales.

MEXICO CITY, MEXICO - APRIL 17: Diego Boneta and Camila Sodi pose during the Netflix Luis Miguel Premiere Party at Cinemex Antara on April 17, 2018 in Mexico City, Mexico.  (Photo by Victor Chavez/Getty Images)
Diego Boneta y Camila Sodi. (Victor Chavez/Getty Images)

Al respecto del tema de Marcela, que aún hoy sigue siendo flor de conjeturas, parece ser que oficialmente el cantante lo da por sepultado al haber autorizado los libretos del segundo capítulo, en los que se da por sentado que Marcela está muerta (y posiblemente enterrada en el jardín de la casa que tenían en una urbanización de lujo a las afueras de Madrid), y que el responsable directo, ya fuera con dolo o por accidente, es Luis Rey. 

También, que Luis Miguel, aún sabiendo esto, no podría aceptarlo mas que de este modo, presentado en una telenovela de lujo, para no tener que encarar una tragedia griega real.

¿Se aclarará más o será el punto final? Para eso habrá que ver más capítulos de la serie, cuyo guión sigue siendo su principal problema, pero a veces, para evitar un campo minado de demandas, es más fácil usar la ambigüedad para mantener un presunto misterio. Solo queda ver si el nivel mejora o si le gana más la fantasía, porque de realidad, ya vimos que este arranque tuvo bien poco.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Diego Boneta revive las sombras del Sol de México