Anuncios

La marca Chloé transforma la "ansiedad climática" en esperanza con su ropa

París, 3 mar (EFE).- La firma francesa Chloé, dirigida desde hace un año por la uruguaya Gabriela Hearst, continuó este jueves con su apuesta por la transformación sostenible de la marca al introducir cada vez más tejidos reciclados y utilizar una gama de colores de catástrofes climáticas, una forma de sacudir a la industria.

En la colección, presentada en la Semana de la Moda de París, estos tonos se tradujeron en negro, rojos y naranjas que representan los incendios, azules por las inundaciones, así como algunos toques de tonos tierra y blanco.

Hearst, conocida por su firma homónima en la que lleva años aplicando estos cambios de concienciación gracias también al trabajo con asociaciones y artesanos, está acelerando la evolución en Chloé, la marca de lujo más concienciada por la necesidad de modificaciones en la producción.

Para la línea otoño-invierno 2022/23, la silueta se mantuvo sencilla, con pantalones rectos de piel y camisetas de tirantes en punto, gabardinas masculinas de hombros anchos, conjuntos de sastrería en cuero vegano y grandes ponchos de lana.

Hearst recuperó una de sus apuestas favoritas, las faldas a media pierna con botas altas, un estilo vaquero que se adecua a los recuerdos de infancia de la diseñadora, criada en un rancho de Santa Isabel en Paysandú.

Hay un punto étnico en sus creaciones, como mostraron no solo los ponchos, también los grandísimos collares con piedras naturales y los bolsos bordados a mano.

En los accesorios destacó igualmente un bolso tipo cartera, en piel y estampado a rayas, y botines de montaña con calcetín incluido.

En la investigación para crear esta colección, Hearst habló con la autora británica Isabella Tree, cuyo último libro "Wilding. The return of nature to a British farm", publicado en 2018, recoge su experiencia al frente de una granja en West Sussex, en la que sigue viviendo.

"Cuando Hearst preguntó a Tree cómo se enfrenta a la ansiedad climática, le respondió: 'Viviendo en la solución'", apunta la marca en un comunicado.

Esta actitud es la que impulsa a la uruguaya, nacida en 1976 y cuyo apellido real es Perezutti, cuya llegada está impulsando los objetivos de sostenibilidad de Chloé.

La dirección de la marca se ha puesto como meta elegir materiales menos agresivos, eliminar los tejidos sintéticos, utilizar más reciclados, trabajar con seda orgánica, recurrir a cachemira reciclada y usar lino en lugar de algodón en los bolsos, entre otros proyectos, de aquí a 2025.

Al desfile acudieron celebridades como las actrices Demi Moore, Lucy Boynton, así como la tenista Maria Sharapova.

(c) Agencia EFE