Mascarillas caseras de frutas para reparar y nutrir el cabello en invierno

·4  min de lectura

El clima del invierno expone nuestro cabello a mayor resequedad; tanto por la temperatura como por el uso más frecuente de herramientas térmicas para secar. De hecho, el frío hace que al contraerse los folículos capilares, se limite la irrigación sanguínea, con lo cual el cabello está menos nutrido, según señala la doctora Natalia Segui, de la Academia Española de Dermatología y Venereología en una nota de Cuídate Plus.

Pero, un momento, de cualquier manera, el cambio de temperatura propicia el sufrimiento del pelo por la humedad, el sol y la contaminación exterior, es decir… ¡el verano también es un desafío para el cabello!

Estés donde estés, siempre es buen tiempo para cuidar el cabello y evitar que se deshidrate, se vuelva quebradizo y con frizz. Si además de cuidados profesionales, incluyes tratamientos caseros deliciosos que también brinden bienestar en tiempos en que se agradece también el cuidado emocional, mucho mejor.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Daniela Yegres Berrizbeitia, especialista en cuidado capilar, explica que aunque los tratamientos caseros no penetran en las fibras capilares como lo pueden hacer los productos desarrollados en laboratorios para tal fin, observamos cambios en el cabello al usar frutas e ingredientes caseros porque estos actúan externamente, de manera que sí obtendremos resultados, aunque duren hasta nuestro próximo lavado. Así que a disfrutar.

Para nutrir el cabello

Las frutas ofrecen un sinfín de nutrientes que podemos aprovechar no solamente por dentro, como parte de una dieta balanceada, sino también por fuera, utilizándolas como ingredientes fundamentales de nuestras rutinas de belleza.

Algunas de ellas son ricas joyas específicamente para nuestro cabello. Coco y banana, nutren y fortalecen. El aguacate revitaliza; las fresas y las almendras ofrecen elasticidad, mientras que el café, sí, tan estimulante, proporciona brillo y lucha contra el frizz.

Estos alimentos son ricos en nutrientes como antioxidantes, ácidos grasos y proteínas, ideales como aliados naturales, que combinados con otros ingredientes se traducen en oportunidades de mejorar algunas condiciones del cabello muy comunes, que suelen aparecer con los cambios de temperatura.

Coco y banana, dúo nutritivo

Suena como una combinación perfecta para un helado, pero en este caso nos referimos a su uso tópico. La leche de coco es usada frecuentemente en productos de belleza pues es rica en minerales, ácido láurico y nutrientes como calcio y vitaminas del complejo B. Los beneficios de la banana, por su parte, se sustentan en su contenido de vitamina C y proteínas.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Estos dos ingredientes se conjugan en una mascarilla adecuada para fortalecer y nutrir el cabello. Para este fin, mezcla en triturador media banana madura, media taza de leche de coco, un tesoro para el cuidado del cabello, y media cucharada de aceite de coco. Aplicar masajeando de raíces a puntas, dejar actuar por 20 minutos y se lava como se hace frecuentemente.

Aguacate revitalizante

Del aguacate es poco lo que podamos decir. Es un super alimento, pleno de nutrientes que nos benefician interna y externamente. Ácidos grasos poliinsaturados, vitaminas A y E, calcio y hierro son solo algunos de los aportes de esta fruta que suele ser ingrediente principal tanto en tratamientos caseros y como en productos industriales.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

De esta manera, mezclar un aguacate pequeño triturado con una taza de yogur y una cápsula de vitamina E resultará en una mascarilla que brindará brillo y suavidad renovada al cabello. Aplicar distribuyendo de medios a puntas y se deja actuar por 15 minutos, después se lava de forma habitual.

Fresas y aceite de almendras para cuidar las puntas

Estos deliciosos ingredientes contienen vitaminas como C y E y ambos son poderosos antioxidantes. Su presencia en productos para el cabello y la piel es muy común, por lo que también se hace frecuente en tratamientos caseros.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Para combatir la resequedad del cabello y cuidar sus puntas, es recomendable licuar un cuarto de taza de fresas frescas, lavadas y sin hojas, con dos cucharadas de aceite de almendras y tres cucharadas de gel de aloe vera o sábila. Aplicar esta mezcla en todo el cabello, especialmente en las puntas. Se deja actuar por 30 minutos. Se enjuaga muy bien con agua tibia.

Café, el secreto de brillo para el cabello

El café es un poderoso estimulante con antioxidantes como flavonoides que regeneran y revitalizan. Tanto que incluso, cuando es muy molido muy fino, puede ser utilizado como exfoliante natural. Para el cabello también ofrece beneficios. Pueden mezclarse dos cucharadas de café molido o instantáneo con un cuarto de taza de aceite de oliva y tres cucharadas de miel. Se aplica en todo el cabello y se deja actuar por 20 minutos. Se debe lavar como es habitual.

En todos los casos, es importante contemplar que si sufrimos de alguna condición específica en el cuero cabelludo, lo recomendable siempre es visitar al especialista. Solo así podemos encontrar el tratamiento adecuado para nuestras necesidades específicas.

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

Cómo conservar albahaca, perejil y otras hierbas para que duren hasta un año

Beneficios y desventajas del champú en barra que promete cuidar el cabello y el ambiente

Infusión de romero para fortalecer tu cabello y darle brillo: los beneficios de un aliado ancestral

EN VIDEO: Trucos para acelerar el crecimiento del pelo

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.