Michael Jordan y otros deportistas que se han anotado buenos puntos como iconos de estilo

(Getty Images)

Recordar las hazañas de los Chicago Bulls, con Michael Jordan a la cabeza, así como la crudeza con la que se retrata a uno de los atletas más populares del mundo, se han convertido en los temas de conversación de moda con la serie de “The Last Dance”, documental dirigido por Jason Hehir y que se transmitió en Estados Unidos por ESPN. 

Con esta serie, disponible en Netflix para Latinoamérica y Europa, y para Estados Unidos a partir del 19 de julio, la grandeza deportiva de Michael Jordan ha retomado un lugar destacado en la actualidad

Sin embargo, un ámbito en el que nunca dejó de estar presente es el de la moda. La industria del sportswear, tiene a Jordan como uno de sus grandes protagonistas de la mano de Nike.

La ropa y el calzado diseñados bajo la firma del gigante del baloncesto saltaron de las canchas al street style hace mucho tiempo. Cantantes, trendsetters, modelos y otras celebridades, se han dejado ver con piezas inspiradas en el básquet que hoy son símbolos de estilo . 

(Getty Images)

La cuestión de trascender en la moda

Son muchos los deportistas que en algún momento fueron o son iconos de la moda. Más que personalidades con buen gusto para vestir -que hay muchos-, hablamos de celebridades del deporte que han logrado posicionarse dentro de esta industria, y Michael Jordan encabeza la lista. 

Leonardo De Armas, profesor en el Miami Fashion Institute del Miami Dade College, explica que el principal criterio para que una estrella del deporte se convierta en icono de la moda tiene que ver con el carisma de estas figuras.

“Las celebridades en el mundo del deporte, en Estados Unidos, se hacen famosas desde su paso por las ligas universitarias. Se van convirtiendo en personalidades mediáticas desde muy temprano y ahora, con los medios digitales, es mucho más fácil lograr cercanía y mostrar un estilo de vida particular con el cual grandes grupos de personas pueden identificarse”.

“El vínculo entre las estrellas del deporte y la moda no es reciente. Desde los años 40 ó 50 hemos visto tenistas, futbolistas y muchos otros deportistas representando importantes firmas de lujo; hasta la actualidad, cuando vemos a Michael Jordan, por ejemplo, cuya imagen es una industria en sí misma”. 

(Creative Getty)

De Armas, refiere que el momento de trascendencia dentro de la industria de la moda para los deportistas, ocurre cuando dejan de ser embajadores o modelos para ser dueños o tener su nombre en líneas exitosas dentro de grandes marcas comerciales.

Tal es el caso de Michael Jordan, quien inició sus pasos con Nike por recomendación de su agente David Falk, quien asegura en el documental que la expectativa era que al final del cuarto año se facturaran 3 millones de dólares en ventas de Air Jordans, y resultó que solo en un año alcanzaron los 126 millones. El fenómeno tomó una dimensión mucho mayor, cuando Nike contrató al director Spike Lee para que se hiciera cargo de los comerciales de esta nueva línea. 

Por su parte, David Beckham, cuya familia está involucrada en la industria de la moda, firmó una línea con H&M y fue parte de la marca Kent & Curwen. Ha sido modelo y embajador de muchas marcas de productos de lujo. Hoy en día tiene su propia marca de lentes, DB Eyewear y colaboraciones con Ralph Lauren, entre muchos otros proyectos. 

LeBron James, uno de los ídolos del basquetbol actual, tiene su nombre en una línea de Nike y su propia marca emergente llamada Unknwn, la cual propone una visión alternativa del estilo casual urbano. 

Los eternos rivales, Cristiano Ronaldo y Lionel Messi, no se quedan atrás. El primero tiene su marca de ropa interior, mientras que el segundo ha colaborado con Adidas en una colección de ropa para niños, y trabajó con la firma Tommy Hilfiger para crear su propia marca. 

Que todas estas estrellas del deporte, entre muchas otras, sean parte activa del ámbito de la moda, no necesariamente las ubica en una mesa de dibujo diseñando colecciones con sus propias manos. 

De Armas explica que, en general, en el proceso de diseño se conforman equipos de trabajo que hacen investigaciones de mercado y estudios creativos con los cuales se hace seguimiento de la trayectoria visual de cada deportista. Con esas exploraciones se determina, además, qué factores conectan con el consumidor.

Elementos del diseño como las telas y materiales, la creación de accesorios o productos de belleza, hasta las aspiraciones y sueños del público, se conjugan para crear propuestas que marquen pauta y logren, como lo hizo Jordan, hacerse perdurables en el tiempo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Moda sin edad: que no te limite esa frágil línea entre la audacia y el ridículo

De 1940 a tu guardarropa: lo que podemos aprender del elegante estilo de "Hollywood", la serie