Pelo graso todo el tiempo: ¿por qué?

Tener el pelo graso de vez en cuando, es común. Pero, que todo el tiempo se vea graso es muy (pero muy) incómodo. ¿Hay algo que se pueda hacer para evitarlo? Los expertos nos orientan.

Foto: Softulka/iStock

Para empezar es importante aclarar por qué el pelo se ‘engrasa’ de más. “Los folículos pilosos tienen glándulas sebáceas que producen sebo, el aceite natural que ayuda a proteger el cabello y la piel de la pérdida de humedad. Sin embargo, cuando producen demasiado sebo, el cabello puede verse graso y aceitoso”, nos cuenta Susan Massick, dermatóloga del Centro Médico Wexner de la Universidad Estatal de Ohio, EE.UU.

Hay varias razones por las que algunas personas producen sebo en exceso:

  • Las cambios hormonales. Según Massick, el cabello graso puede empeorar durante la pubertad, la adolescencia, la menstruación y la menopausia, todos momentos en los cuales experimentamos cambios hormonales.
  • El estrés también. “Estar estresado puede afectar los niveles hormonales y engrasar el cuero cabelludo”, explica la dermatóloga Francesca Fusco en Allure.
  • El tipo de cabello. Si tienes el cabello grueso, tienes también más folículos pilosos, cada uno asociado con glándulas sebáceas que producen aceite. Cuanto más grueso es el cabello, más graso suele ser, aclara Susan Massick.
  • Las enfermedades comunes de la piel pueden contribuir a un cuero cabelludo graso, como la dermatitis seborreica o la psoriasis. “El aumento de aceite puede ir acompañado de descamación y picazón del cuero cabelludo”, aclara la experta.

También, el lavado excesivo, el secado con secador y las agresiones medioambientales, como la radiación UV y la contaminación, pueden hacer que generes más sebo de los normal, explica Britta Cox, fundadora de la línea de productos para el cabello AQUIS.

También te puede interesar: Podrías estarte duchando demasiado seguido si tu piel y cabello presentan estos síntomas

¿Hay alguna manera de deshacerse del cabello graso de una vez por todas?

 La dermatóloga Susan Massick provee algunos consejos:

  • El producto y la frecuencia de lavado son claves. Lavarse el cabello con el champú adecuado para tu cabello puede ayudar a disminuir la producción de sebo. Sin embargo, el lavado excesivo puede despojar al pelo de sus aceites naturales, lo que provoca que las glándulas sebáceas produzcan aún más sebo. Así que con ciertos tipos de cabello, lavarse a diario el cabello funciona. Pero otros tipos de cabello, como el afroamericano, por ejemplo, que se seca fácilmente, con lavarse con champú solo una o dos veces por semana está bien.
  • Los champús neutros son aliados. Es mejor evitar los productos que agregan aceite, como los acondicionadores pesados, los geles para peinar y los mousses. Si deseas usar un acondicionador para prevenir enredos o puntas abiertas, no los apliques jamás en el cuero cabelludo, solo en las puntas del cabello.
  • Los champús secos, una opción viable. Como absorben el aceite, te ayudarían a no tener que lavar tu cabello a diario.

Si probaste todo esto y nada funciona, lo recomendable es que acudas a un dermatólogo para que pueda hacerte pruebas de laboratorio e identificar si existe algún desequilibrio hormonal que esté desecadenando esto.

También te puede interesar: El color del momento es el ‘coconut toasted’

Si tienes dudas, consulta con un profesional de la salud.