Los grandes beneficios de la cebolla: desde repeler mosquitos hasta combatir enfermedades cardíacas

·5  min de lectura

No será el vegetal favorito de los niños, pero su versatilidad logra conquistar muchos corazones. Aunque muchos la rechazan por dejar mal aliento al comerla cruda, sus características hacen que, inevitablemente, tenga siempre un lugar especial en nuestra casa. Desde brindar ricos sabores a las recetas hasta mejorar nuestro cabello, las características de la cebolla la hacen un imprescindible.

Según un estudio publicado por el Departamento de Nutrición de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid, la cebolla posee pequeñas moléculas de hidratos de carbono que contribuyen a mantener y mejorar la salud gastrointestinal, entre otras propiedades. Además, muchos de sus componentes la hacen objeto de análisis para comprobar su efectividad en el tratamiento de enfermedades cardíacas, cáncer y otras.

La profesora Ángeles Carvajal, quien firma la publicación, afirma que este vegetal contiene potasio, fósforo, magnesio y vitaminas B y C. Pero además sus compuestos azufrados, esos que nos hacen llorar al cortarla, tienen un efecto mucolítico expectorante cuando llegan a las vías respiratorias, por lo cual el uso de la cebolla para mejorar problemas respiratorios no es un mito.

Getty Creative
Getty Creative

Lo que quizás no sabías

Si bien es popular frotarla cruda y en mitades para limpiar parrilleras, sartenes y demás utensilios de cocina, no son tan conocidas sus propiedades para repeler insectos, eliminar manchas e incluso, para quienes se inclinan por las creencias esotéricas, funciona para limpiar el hogar de energías negativas.

El olor fuerte de la cebolla no solo afecta nuestro aliento de vez en cuando, también es insoportable para zancudos y otros insectos. Para mantenerlos alejados, basta con tener un plato con cebollas picadas en el camino de estas pequeñas criaturas y también se pueden introducir los pedazos en agua caliente y atomizar el líquido.

Para desmanchar la ropa se puede usar recién cortada directamente sobre la tela afectada, se deja reposar en agua fría y se procede a lavar como es habitual.

Por otra parte, una de las creencias más frecuentes en cuanto al tema de la energía y las llamadas buenas vibras es que, así cómo en la Edad Media se creía que colgar collares de ajo en una habitación alejaba los espíritus malignos, colgar una cebolla en algún lugar de la casa absorbía todas las malas energías. Más tarde esta costumbre se extendió al continente americano donde posteriormente se creía que colgar las cebollas nos protegería de infecciones. Con el pasar del tiempo permanece en algunos hogares la creencia de que cortadas en cuartos y colocadas en un rincón, hasta que se marchiten, pueden absorber las energías negativas que lleguen al hogar. Incluso se recomendaba atarlas a la pata de la cama para favorecer el sueño. Quizás de allí viene la creencia de que la cebollas en la habitación nos permiten dormir mejor.

Getty Creative
Getty Creative

Capas de salud

Los naturópatas tienen en la cebolla uno de sus ingredientes favoritos pues su versatilidad la hacen apropiada para tratar distintas afecciones relacionadas con la piel, el cabello, e incluso puede mejorar la gastritis, curar la otitis y aliviar el lumbago.

Txumari Alfaro, reconocido naturópata que se describe como notario de la sabiduría popular, ofrece en su libro Cuidados Naturales varias recetas sencillas para aprovechar este ingrediente.

Una de ellas ofrece aliviar los calambres. Para ello se debe frotar la zona afectada con un paño mojado en agua fría y zumo de cebolla. También Alfaro comparte que es útil para aliviar dolores de espalda como el lumbago. Con este fin, debe cortarse una cebolla por la mitad y masajear la zona adolorida durante 10 minutos y repetir al transcurrir hora y media.

El masaje de cebolla también es usado para aliviar el dolor e inflamación en pies cansados y empapadas en vinagre blanco y sujetas dentro de las medias durante toda la noche, supuestamente, combaten las callosidades en los pies.

Con respecto a las picaduras, simplemente hay que colocar un trozo recién cortado sobre la zona afectada y las propiedades antiinflamatorias de la cebolla influirán en aliviar la comezón y la irritación causadas por las picaduras de insectos.

Getty Creative
Getty Creative

Belleza encebollada

Los componentes de la cebolla tienen importantes funciones antiinflamatorias, antimicrobianas, y antioxidantes, propiedades que las convierten en un ingrediente útil para los tratamientos tópicos de la piel.

Las terapias caseras más populares señalan la cebolla como un agente eficiente en la reducción del exceso de grasa en la piel y en la eliminación de pequeños comedones. Para este fin se recomiendan variadas es mascarillas faciales muy sencillas de preparar.

Una de ellas es la mascarilla de miel y cebolla la cual tiene el objetivo de lograr una piel más sana y radiante. Para prepararla se debe mezclar una cebolla y tres cucharaditas de miel en la licuadora, luego se aplican en el rostro limpio y deja actuar durante 15 minutos. Y se enjuaga minuciosamente con abundante agua fresca.

A esta misma mezcla también se le adjudica favorecer el crecimiento y fortalecimiento del cabello. En este caso, se debe dejar actuar por una hora y se lava el cabello como es habitual.

En cualquier caso, lo más recomendable siempre es que ante una afección, una condición en la piel o en cualquier parte de nuestro cuerpo, antes de cortar la cebolla, consultemos al médico especialista. Él podrá indicarnos si estos tratamientos serán adecuados para nuestras necesidades.

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

Los productos naturales que no deberías usar en el rostro

Aceite de oliva para el rostro, ¿sí o no? Esta es la recomendación de los expertos

Caléndula: las propiedades medicinales de esta planta (y otros usos) que quizás no conocías

EN VIDEO:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.