Qué fue de Elsa Benítez, la primera (y hasta hoy única) supermodelo mexicana

·4  min de lectura

En los años 90 se acuñó el término "supermodelo" para designar un cierto tipo de modelo de pasarela que aparecía en las portadas de todas las revistas. Las principales figuras de esta categoría fueron divas memorables como Claudia Schiffer, Cindy Crawford, Naomi Campbell, Christy Turlington o Linda Evangelista. Y en México también surgió una: la hermosa sonorense Elsa Benítez.

Nacida en Hermosillo dentro de una familia de clase media, Elsa inició su carrera amparada por Glenda Reyna (la madre de Eiza González) como modelo de fotofija para catálogos y publicidad en 1993, a los 16 años, y fue de las primeras modelos en participar en la famosa campaña "Soy totalmente Palacio" de la cadena de grandes almacenes El Palacio de Hierro en México.

De facciones clásicas y tez bronceada, Elsa, que mide 1.78 desde los 15 años, llamó la atención al obtener primer lugar en una competencia de modelaje celebrada en Costa Rica en 1995 y a su regreso, comenzó a trabajar más profesionalmente primero en México, luego en EEUU y cuando le dieron, ese mismo año, la portada de la revista Vogue en su edición italiana, retratada por Steven Meisel, ya no hubo vuelta atrás.

Desde entonces empezó a cotizarse y ostenta el récord de aparecer seis veces en la revista estadounidense Marie Claire. Después de ser contratada por la agencia Elite, apareció en Elle, Glamour, Mademoiselle, Cosmopolitan y Harper's Bazaar. También estuvo en Vogue de México, Grecia, Alemania, Estados Unidos, Reino Unido, Corea del Sur y Australia. Además, llegó a la codiciada portada de la publicación estadounidense Sports Illustrated —como otras grandes modelos como Kathy Ireland, Roshumba y Vendela— tres veces. 

NEW YORK, NY - FEBRUARY 18:  Model Elsa Benitez attends the Sports Illustrated Swimsuit 50 Years of Swim in NYC Celebration at the Sports Illustrated Swimsuit Beach House on February 18, 2014 in New York City.  (Photo by Jamie McCarthy/Getty Images for Sports Illustrated)
Elsa Benitez en 2015. (Jamie McCarthy/Getty Images for Sports Illustrated)

En su carrera profesional, Elsa protagonizó pasarelas y campañas de Victoria's Secret, D&G, Chanel, Christian Lacroix, Versace, la casa Fendi, Christian Dior, Balmain Karl Lagerfeld, John Galliano, Gianfranco Ferré, Valentino, MaxMara, Salvatore Ferragamo, Chloé, Escada, Emanuel Ungaro y Massimo Dutti.

Su ética de trabajo la ayudó a alcanzar un lugar que no le han podido quitar, aún cuando ya está prácticamente retirada de las pasarelas y la publicidad (su última aparición fue para el Palacio de Hierro en 2019, celebrando 25 años de carrera). 

De hecho, aunque mantiene un perfil bajo, Elsa ha sido apreciada en el campo profesional, tanto como en el personal, por su humildad y sencillez. Es más, todos la describen, en sus inicios, como una chica tímida pero solidaria, muy empática y siempre consciente de cómo hacer el bien por los demás.

Al respecto de las protestas para cambiar la presión del peso en las modelos, Elsa señaló (cuando fue conductora de Mexico's Next Top Model): "Me da mucho gusto que tomen cartas en el asunto, se necesitan modelos saludables y no tan delgadas. Cuando yo empecé me exigían estar muy delgada y hacía dietas; con eso se daña mucho a las niñas que empiezan, porque se obsesionan con bajar de peso y todo termina en tragedia", comentó. "Siempre he sido delineada pero en aquel entonces querían que lo fuera más y no me agradó, porque el hecho me quitó energía; qué bueno que la imagen está cambiando".

Su capacidad de trabajo y su generosidad hacia su familia, no pasan desapercibidas en todos los perfiles que la describen; su hermana Dora, que fue su compañera al inicio de su carrera, ahora retirada del modelaje y dedicada a la banca, reconoce que toda la vida Elsa ha estado pendiente de su familia, los ha procurado a lo largo de los años, siguiendo los ejemplos de su educación para aplicarlos en la crianza de su hija, Mila, nacida de su matrimonio con el basquetbolista libanés de la NBA Rony Seikaly -se divorciaron en 2005-. Mila, de 18 años, ha comenzado formalmente una carrera como modelo también.

Después de su participación como presentadora para el reality show, Elsa decidió volver a casa y dedicarse de tiempo completo a su persona y a su hija; de este modo se trasladó de Miami a Santa Mónica, California, y se mantiene al margen de la fama, porque no le interesa, aún cuando sigue recibiendo ofertas, pero prefiere disfrutar lo que cosechó con años de esfuerzo. 

Model Elsa Benitez poses next to an enlarged version of the cover of the 2001 Sports Illustrated swimsuit issue featuring her photo during a photo opportunity in New York on February 20, 2001. Benitez, a native of Hermosillo in the Sonoran Mountains of Mexico, was photographed for the cover in Tunisia. Sports Illustrated says the issue will reach 56 million adults in the United States after it hits newsstands on February 21.

PM
Elsa Benitez en 2001. (Getty Images)

Todo me costó mucho trabajo," dijo en su más reciente entrevista (2019), para el San Diego Tribune "aunque hay quienes creen que todo me ha caído del cielo", apunta. "Pero lo cierto es que me siento muy satisfecha con la carrera que tuve y no tengo queja. Ahora me interesan otras cosas, y me alegra poder vivir para descubrirlas".

Discreta, trabajadora, misteriosa pero entrañable, Elsa Benítez ha dejado huella. Y sea como sea, aún no ha vuelto a existir otra modelo mexicana que haya llegado tan lejos como ella.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Generation Z, la serie documental que explora el mundo de los adolescentes, por los mismos adolescentes

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.