Las especias, tus aliadas para evitar la sal

Texto: Irina Kenigsberg

Usar especias en la cocina aporta mucho sabor y personalidad a tus platillos. Pero, además, podría quitarte las ganas de comer sal, favoreciendo tu salud. Descubre los hallazgos de un estudio reciente sobre el tema.

A la hora de cocinar, prueba reemplazar la sal por una combinación de distintas especias. – Foto: Helaine Weide/Getty Images

Menor deseo de consumir sal

Consumir platillos con especias podría aumentar la sensibilidad a la sal, dice un estudio publicado en la revista científica Hypertension en octubre de 2017. Eso, a su vez, reduciría el deseo de consumir alimentos salados, que pueden hacer daño al corazón.

“Consumir mucha sal aumenta la presión arterial y contribuye a la enfermedad cardiovascular. Por tanto, reducir la ingesta de sal es muy importante para la salud”, explica el autor del estudio, Zhiming Zhu, en diálogo con el sitio Health Day.

“Encontramos que el disfrute de la comida con especias redujo de forma significativa la preferencia individual por la sal, la ingesta diaria de sal y la presión arterial”, añade.

¿Cómo sucede ese efecto? Ciertos alimentos o especias, como los chiles (que producen una sensación de calor), cambiarían la forma en que el cerebro interpreta el consumo de sal o sodio. Al usar más especias, se sentiría menor deseo de agregar sal a las comidas.

Qué hierbas y especias elegir

El consumo diario de sal para los adultos debería –idealmente- ser de 1,500 mg (0.05 oz) por día, dice la Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés). Pero, si el consumo inicial de sal es muy excesivo, como sucede en promedio en EEUU, entonces, un primer buen objetivo sería reducirlo hasta 2,400 mg (0.08 oz) por día para mejorar la salud del corazón y la presión sanguínea.

¿Quieres comenzar a usar hierbas y especias para disminuir tu ingesta de sal? Algunas de las recomendadas por los Institutos Nacionales de Salud de EEUU son: pimienta de Jamaica, anís, laurel, albahaca, chiles, canela, cilantro, clavo de olor, comino, eneldo, ajo, jengibre, nuez moscada, perejil, paprika (pimentón), azafrán, salvia y tomillo.

Además, desde la Universidad de Harvard en EEUU, se comparte una mezcla de hierbas y especias para reemplazar la sal. Solo debes combinar albahaca seca, orégano, mejorana, tomillo y eneldo (1 cucharadita de cada cosa), con salvia, cebolla en polvo y ajo en polvo (1/4 cucharadita de cada una) y 1/8 cucharadita de jengibre. ¡Y listo!

Si tu ingesta de sal te preocupa o sufres de hipertensión, consulta con tu médico.

Y tú, ¿qué otras especias combinas al condimentar tus platillos?

También te puede interesar:
Descubre cómo añadir fibra a tu dieta diaria
Haz que tus snacks sean aliados de tu figura