Las rutas de senderismo que debes conocer de México

Mejora la salud cardiovascular y alivia el estrés. Por eso, considerar el senderismo sería más que solo un pasatiempo, y México ofrece varias rutas que vale la pena explorar.

Barrancas del Cobre o Cañón del Cobre

La revista National Geographic la consideró una de las 20 mejores rutas de senderismo del mundo, y no es para menos. Son muchas las rutas que existen entre esta unión de seis cañones y 6 ríos, pero la principal es de uno 61km, y toma unos cinco días recorrerla.

Además de los increíbles paisajes (bosques, cascadas, aguas termales, ríos…), y de estar en pleno territorio Rarámuri, o Tarahumara, te toca viajar en tren, pues para regresar a Creel, el pueblo mágico desde donde todo empieza, hay que hacerlo en uno. Y por supuesto, puedes ver el cerro Mohinora, un pico sagrado para los rarámuris.

Las Barrancas del Cobre albergan uno de las 20 mejores rutas de senderismo del mundo. Foto. Getty Images

Pico de Orizaba

También conocido como Citlaltépetl, este volcán es el más alto de México, y es un destino preferido para los alpinistas. Llegar a la cima es posible en unos tres días, pero hace falta llevar equipo, estar preparado para la altura y definitivamente tener algo de experiencia para superar las últimas 8 horas de ascenso. Sin embargo, los principiantes también pueden visitarlo, y recorrer las rutas de caminatas que existen en su base y alrededores.

El Pico de Orizaba es la montaña más alta de México. Foto: Getty Images

Pinturas rupestres de la Sierra Norte de San Francisco

En Baja California Sur, en la Reserva del Vizcaíno, se encuentran una de las cinco concentraciones rupestres mas destacadas del mundo, y consideradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1993. Si bien no hace falta ser experimentado en el senderismo para llegar a ellas, sí necesitas planearlo todo, y pedir permiso en el pueblo de San Ignacio, donde además puedes encontrar guías y animales para ayudarte si lo requieres. Pero el viaje no se trata solo de las pinturas, sino también del paisaje, las cañadas, el terreno semiseco, y de presenciar las palmeras datileras que lo rodean. Y sí, reserva unos cinco días para recorrerlo.

También te puede interesar: Los viñedos mexicanos que deberías conocer

Sierra Norte de Oaxaca

En cuatro días puedes recorrer un sendero de origen prehispánico, pues habría sido la ruta entre Monte Albán y los pueblos del valle de Oaxaca con el Golfo de México. La gran ventaja es que existe una zona natural protegida de 150,000 hectáreas para la que hay que estar preparado, pues no solo alberga bosques mesófilos (de los más antiguos del planeta), sino también de coníferas y hasta zonas selváticas. Todo esto entre pequeños pueblos y plagado de la historia de la cultura zapoteca que permeó la zona en la antigüedad.

Chipinque

En Monterrey se encuentra este parque natural que alberga varias rutas de senderismo, aptas tanto para principiantes como para experimentados. Pero hay tres senderos principales, uno de ellos de hasta 50km, por lo que te tomará unos tres días recorrerlo con calma.

El Chipinique alberga varias rutas de senderimo aptas para todo tipo de viajeros. Foto: Getty Images

Paso de Cortés

Para una ruta de un día o dos, puedes visitar esta que se encuentra entre los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl. Si bien, no es indispensable pasare la noche en este parque, es una opción que a muchos gusta. Eso sí, a pesar de que no hace falta ser experimentado, hay que prepararse para la altura y abrigarse para el frío.

También te puede interesar: 6 destinos cautivadores para hacer ‘glamping’ en América Latina

Parque Nacional El Chico

Este destino tiene opciones para todo tipo de viajeros. Además del senderismo, ofrece turismo de aventura, ciclismo de montaña, alpinismo y escalda en roca. Pero quizá lo que más llama la atención entre las diversas rutas que existen aquí son sus altísimos oyameles.

@travesabarros