Sí puedes ser más ecológico al lavar tu ropa, y es más fácil de lo que crees

Todos necesitamos lavar la ropa, pero nuestros hábitos modernos tienen un alto costo ecológico que no solo se resuelve evitando usar la secadora o la plancha. Sin embargo, reducir este impacto tampoco es tan complicado, basta con saber por dónde empezar.

Ayudar al planeta al lavar tu ropa es posible, y no tan difícil como creías. Foto: Getty Images


Ojo con las microfibras

Un estudio de la Universidad de Plymouth, concluyó que lavar 6kg de ropa de poliéster y algodón puede resultar en 137,951 microfibras (partículas de menos de 5mm de tamaño). Pero si las prendas son acrílicas, este número puede aumentar a 728,789. Y es que estas microfibras serían una de las más grandes amenazas para los ecosistemas.

Estas microfibras terminan en los mares y llegan a convertirse en alimento de los peces, lo que no solo los afecta a ellos, sino también a nuestra alimentación. Pero además, estas microfibras y plásticos también nos los estamos bebiendo nosotros.

Para evitar las microfibras, y como las lavadoras todavía no tienen filtros para estas, un buen remedio es utilizar bolsas de red para el lavado. La más recomendada en EEUU es la Guppy Friend, pues capturaría hasta 99% de ellas.

También se trata de elegir mejor la ropa que compras. Por ejemplo, prefiere aquellas que no sean de base sintética a base de petróleo, como poliéster y nylon.

También te puede interesar: Más allá del popote, toma nota de qué acciones tuyas sí servirían para ayudar al planeta

Las microfibras sintéticas que tu ropa suelta al lavarla, contaminan los ecosistemas. Foto: Getty Images


Lava de forma más inteligente

Prefiere una lavadora ahorradora. Lavar la ropa podría gastar hasta 13,500 galones de agua al año en una casa promedio. Una lavadora ahorradora podría reducir hasta 7,000 galones, lo cual no solo es ecológico, sino más económico.

Evita el agua caliente. Cada vez las lavadoras son más eficientes, por lo que no haría falta utilizar ciclos de calor, que gastan más energía. Para manchas difíciles es mejor aplicar alguno de estos trucos para aflojarlas de formas más ecológicas antes de lavar:

  • Rociar vinagre sobre las manchas, por ejemplo, de desodorante.

  • Aplicar bicarbonato de sodio y agua en manchas difíciles antes de lavar.

  • Para remojar tu ropa y aflojar las manchas, añade una cucharada de bórax (o borato de sodio) por cada galón de agua, y sumerge las prendas unos 30 minutos.

Llena la lavadora. Algunas lavadoras ya calculan la cantidad de agua por lavado de acuerdo al peso total de la ropa en su interior. Pero, de todas formas, ahorras más agua si la aprovechas con cargas completas.

Separa la ropa con mesura. Hacerlo puede ser importante para mantener la integridad de los colores, así como de la calidad de las prendas. Pero, separar de más suele llevarnos a lavar más veces llenando poco la lavadora.

Lava a mano. Es verdad que toma más tiempo, pero es más ecológico, y hacerlo más seguido te ayudará a ganar conciencia de cuánta ropa lavas a la semana. Puedes empezar con poco, por ejemplo, lavando tu ropa interior en la ducha.

También te puede interesar: Las ventajas de elegir especies nativas para tu casa, balcón o jardín

Elegir detergentes ecológicos y opciones de prelavado de manchas, hará el proceso de lavar la ropa más ecológico. Foto: Getty Images


Detergentes y jabones

La mayoría de los detergentes convencionales contienen ingredientes que no son buenos no solo para el ecosistema sino para ti. Los fosfatos, que solemos encontrar en ellos, causarían una proliferación de algas que afecta a los ecosistemas marinos, por ejemplo.

Cómo elegir un mejor detergente:

  • Busca detergentes biodegradables, libres de fosfatos y hechos a base de plantas.

  • Prefiérelo concentrado, pues esto además reduce el tamaño del empaque y, por lo tanto, su huella de carbono.

  • Evita que tengan colorantes, blanqueadores, abrillantadores ópticos y hasta fragancias. Todos estos ingredientes no son necesarios para lavar tu ropa, pero sí implican más químicos en el agua residual.

  • Hacer tu propio detergente y jabón para lavar sería quizá la opción más ecológica, pues puedes controlar todos sus ingredientes.

@travesabarros