Anuncios

Sofia Boutella, la estrella que dejó a Madonna para saltar al vacío en Hollywood

La bailarina y actriz argelina se prepara para brillar en Netflix con la ópera espacial 'Rebel Moon'

Sofia Boutella presentó su primera película como gran protagonista, 'Rebel Moon (Parte 1): La niña del fuego', en la ciudad de México el 4 de diciembre de 2023. (Foto de Hector Vivas/Getty Images)
Sofia Boutella presentó su primera película como gran protagonista, 'Rebel Moon (Parte 1): La niña del fuego', en la ciudad de México el 4 de diciembre de 2023. (Foto de Hector Vivas/Getty Images)

Sofia Boutella pisa fuerte en Hollywood. Porque después de dejar huella como una de las asesinas más icónicas del cine en Kingsman: El servicio secreto -la inolvidable Gazelle, una amputada doble con cuchillas como piernas- y robarle escenas a Samuel L. Jackson, Charlize Theron y Tom Cruise a lo largo de los últimos años, esta argelina criada en París se prepara para plantarse en Netflix con una de las superproducciones que pondrán la guinda al año que termina: Rebel Moon (Parte 1): La niña del fuego.

Sin embargo, nada de esto habría sucedido si la bailarina y actriz no hubiera renunciado a su trabajo con Madonna, saltando al vacío en Hollywood, sin proyectos ni futuro asegurado y con una hipoteca que pagar todos los meses. Lo que hizo Sofia Boutella fue un acto de fe en sí misma.

Su familia había huido de la guerra civil de Argelia cuando tenía 9 años, instalándose en París y dedicándose de lleno al baile en diferentes disciplinas. Se formó en ballet clásico, hizo gimnasia rítmica y compitió en el equipo nacional de Francia a los 16. Dominó el jazz, el hip-hop y el estilo libre hasta que un comercial de Nike de 2005 sirvió como plataforma para que pudiera desplegar su agilidad, elegancia y flexibilidad, derivando en una exitosa carrera bailando en comerciales, videoclips y en la exitosa gira de Madonna, ‘Confessions and Sticky & Sweet’, que tuvo lugar entre 2008 y 2009.

La actuación de Madonna en el medio timpo de la Super Bowl XLVI de 2012 fue la última actuación profesional como bailarina de Sofia Boutella. (Foto de Al Bello/Getty Images)
La actuación de Madonna en el medio timpo de la Super Bowl XLVI de 2012 fue la última actuación profesional como bailarina de Sofia Boutella. (Foto de Al Bello/Getty Images)

UNA MAÑANA LO CAMBIÓ TODO

Pero una mañana tuvo la certeza de que su camino era otro. Se despertó con la completa convicción de que “ya no quería bailar”. “Le dije a Madonna que aunque me llevara dos años, sabía que tenía que hacerlo”, contó a New York Post en 2018. Le envío un correo electrónico a la reina del pop contándole su decisión. No había conseguido ningún personaje ni tenía proyectos en el horizonte y Madonna se preocupó por ella ya que, al renunciar a su plantel de bailarines, la joven se estaba arriesgando a pasar una larga temporada sin ingresos mensuales. Pero Sofia estaba decidida. El espectáculo de Madonna en el medio tiempo de la Super Bowl de 2012 fue la ultima actuación de Sofia bailando. Había dado el salto. Había renunciado. Quería ser actriz.

Madonna no se equivocaba al preocuparse. Boutella tenía 30 años, una hipoteca que pagar y prácticamente nada de experiencia como actriz. “Me llevó literalmente dos años. ¡Sin un solo salario! Estaba a punto de convertirme en limpiadora. Calculé que ganaría $100 por casa todos los días y era mucho dinero para mí en ese momento”, dijo Sofia en la mencionada entrevista.

Y entonces llegó su golpe de suerte. Fue justamente dos años después y cuando se había quedado sin ahorros para pagar su hipoteca. Según explicó a GQ en 2017, había pagado la cuota de septiembre un lunes y ya no tenía dinero para el pago de octubre. Fue en ese momento cuando empezó a considerar la opción de limpiar casas para llegar a fin de mes. El miércoles se apuntó al casting de Kingsman, el jueves volaba a Londres para hacer la audición y el viernes conseguía el papel. De la noche a la mañana, su destino cambió para siempre.

Y es que el personaje de Gazelle provocó suspiros entre los amantes del cine de acción. A pesar de tener poco diálogo, Sofia se hizo notar con la agilidad, elegancia y letalidad de sus coreografías, robándose escenas cada vez que aparecía en pantalla. Aquel papel le abrió el camino a lo que vino a continuación: una chatarrera extraterrestre en Star Trek: sin límites (2016), la zombi vengativa que acechaba a Tom Cruise en La momia (2017), la agente encubierta que seducía a Charlize Theron en Atómica (2017), una informante en Fahrenheit 451 (2018), entre otras producciones.

De esta manera, después de ilustrar los videoclips de otras estrellas como Jamiroquai, Madonna, Rihanna, Chris Brown, Usher, Michael Jackson, Take That o Foo Fighters, Sofia Boutella se fue abriendo camino por cuenta propia tras haber confiado en sí misma. Un acto de fe, capricho o ingenuidad absoluta pero que, en el fondo, refleja la pasión y deseos de una joven artista.

Porque, curiosamente, su meta no era interpretar a protagonistas. En 2017 dijo a GQ que su agente quería que hiciera la prueba con personajes estelares, pero ella no quería saber nada. Quería aprender de los grandes con los que estaba trabajando desde sus roles secundarios. Los rodajes eran su escuela y, en ese momento, sentía que todavía estaba en “el jardín de infantes”.

Sofia Boutella ya se codea con las grandes marcas y estrellas, como Salma Hayek en LACMA Art+Film Gala presentado por Gucci en noviembre de 2023. (Foto de Emma McIntyre/Getty Images for LACMA)
Sofia Boutella ya se codea con las grandes marcas y estrellas, como Salma Hayek en LACMA Art+Film Gala presentado por Gucci en noviembre de 2023. (Foto de Emma McIntyre/Getty Images for LACMA)

Sin embargo, el tiempo pasó y Rebel Moon (Parte 1): La niña del fuego podría coronarse como su graduación.

LA SAGA QUE LLEGA

Rebel Moon (Parte 1): La niña del fuego es la primera entrega de una saga que estará dividida en dos partes (la segunda llegará en abril de 2024) y que habría costado un total de $166 millones (según Variety). Dirigida y coescrita por un director mimado por sus fans como Zack Snyder (300, Liga de la justicia), Rebel Moon es una ópera espacial. Una verdadera extravagancia del género de ciencia ficción sobre planetas en guerra, ciborgs, robots, rebeldes y humanoides arácnidos donde Sofia Boutella toma el protagonismo por primera vez.

Lo hace interpretando a Kora, una joven con un pasado misterioso y una nueva vida pacífica en una colonia rural que cambia de repente cuando se convierte en la única esperanza de su gente.

Sofia Boutella interpreta a Kora en 'Rebel Moon', la heroína reacia de una colonia pacífica que está a punto de descubrir que ella es la última esperanza. Cr. Clay Enos/Netflix © 2023
Sofia Boutella interpreta a Kora en 'Rebel Moon', la heroína reacia de una colonia pacífica que está a punto de descubrir que ella es la última esperanza. Cr. Clay Enos/Netflix © 2023

Rebel Moon es un proyecto que lleva circulando por los pasillos de Hollywood desde 2012 cuando Zack Snyder propuso la idea a Lucasfilm como parte del renacer de Star Wars tras la compra de Disney. Sin embargo, a pesar de presentar la historia “varias veces”, incluso con expansión en el mundo del videojuego y a otros estudios, quedó en el limbo hasta que Netflix apostó por ella.

Ahora, más de una década después, se prepara para aterrizar en la plataforma el 22 de diciembre, sirviendo como reflejo definitivo de la apuesta personal de Sofia Boutella. Una mujer que creyó en sus deseos más internos, abandonando una carrera exitosa por creer en sí misma.

Este artículo fue escrito en exclusiva para Yahoo en Español por Cine54.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

El filme 'Rebel Moon' quiere "empoderar a las mujeres" en la ciencia ficción

La sobrina de Tom Hanks que salió a buscar fama por el camino equivocado

El giro de 'Wonka' por el que se entiende que ignore a la película de Johnny Depp

‘Cuenta conmigo’ y la triste historia personal escondida en la actuación protagonista