Anuncios

Star Wars: se subastó por tres millones de dólares una pieza “mitológica”de la saga original que se creía perdida

Mark Hamill en la recordada escena de la primera Star Wars a bordo de uno de los X-Wings cuya miniatura se acaba de vender por más de 3 millones de dólares
Mark Hamill en la recordada escena de la primera Star Wars a bordo de uno de los X-Wings cuya miniatura se acaba de vender por más de 3 millones de dólares

Para algunos podría ser un juguete antiguo, una versión más sofisticada de los avioncitos que construían en las clases de aeromodelismo. Para otros, sin embargo, el modelo de poco más de 50 centímetros de la nave de combate X-Wing que se utilizó para filmar una escena clave de la primera entrega de la trilogía original de Star Wars es una pieza de colección que vale más de tres millones de dólares. Eso fue lo que se pagó este fin de semana por ella durante una subasta realizada por Heritage Auction, un establecimiento dedicado a la memorabilia de alta gama.

Vendida por exactamente 3,135 millones de dólares, la nave es una rareza por su escasez: solo se construyeron cuatro versiones de ella para la película de 1977, pero además porque durante décadas se la consideraba perdida, traspapelada sin posibilidad de ser recuperada tras la mudanza de Industrial Light & Magic, el estudio de efectos visuales creado por George Lucas en 1975, de San Francisco al Valle de San Fernando luego del estreno de la película. Sin embargo, hace pocos meses el famoso X-Wing fue hallado en una caja en el garage de Greg Jein, el constructor de los modelos que trabajó con Lucas en la creación de su universo, que falleció el año pasado.

Bautizado como X-Wing “Red Leader” o Red One, la miniatura fue una de las cuatro que se hicieron con alas articuladas y luces manejadas por control remoto que, según la presentación de la casa de subastas, se utilizaron para filmar planos cerrados y que tienen un protagonismo especial en secuencia de la batalla final entre los rebeldes, incluido Luke Skywalker, y las fuerzas del imperio.

“Este modelo no fue exhibido ni modificado desde que se construyó en ILM. Para aquellos que crecimos en los años 70 y 80 y los que trabajamos en la industria de los efectos visuales, este hallazgo es tan importante como los de los zapatos rojos o el halcón maltés”, explicó recientemente el historiador dedicado a los efectos visuales Gene Kozicki.

La mención a los “zapatos rojos” en la nota publicada en The Hollywood Reporter hace referencia a los codiciados tacones utilizados por Judy Garland en El mago de Oz (1939). Cuenta la leyenda que fueron cuatro los pares que se utilizaron en el transcurso de la filmación de la película de los estudios MGM, pero que solo uno de ellos fue usado para los planos detalle y la inolvidable secuencia del choque de tacos que devolvía a Dorothy, el personaje central del cuento, a su granja en Kansas. En 2012, cuando el famoso par de zapatos cubierto de lentejuelas rojas fue subastado, Leonardo DiCaprio y Steven Spielberg lo compraron juntos por dos millones de dólares y lo donaron para que fuera exhibido en el museo de cine de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas en Los Ángeles, donde el público ya puede verlos luego de la inauguración en 2021.

Por otro lado, la mención al Halcón maltés tiene que ver con la pequeña miniatura empleada en el film El halcón maltés, dirigido por John Huston y protagonizado por Humphrey Bogart, que fue subastada en 2013 por más de cuatro millones de dólares. Según los expertos, se fabricaron solo dos estatuillas para el rodaje de la película de 1941 aunque solo una fue utilizada durante la filmación, lo que la convirtió en uno de los objetos de utilería más codiciados de la historia de Hollywood.

Uno de los modelos de la nave de guerra X-wing que suele exhibirse en las muestras itinerantes de la colección de objetos de Star Wars
Uno de los modelos de la nave de guerra X-wing que suele exhibirse en las muestras itinerantes de la colección de objetos de Star Wars - Créditos: @Manfred Schmid

En el mismo artículo a propósito de la subasta de la nave de Star Wars, Kozicki explicó que durante años los especialistas no sabían dónde había ido a parar luego de la mudanza de 1978, hasta que él junto a un equipo de expertos comenzó a catalogar la colección de Jein a pedido de su familia. “ Por décadas no pudimos confirmar su paradero. Se transformó en un objeto mitológico, la nave perdida de Star Wars ”, completó el especialista.

Con esa reputación, no llama la atención que la subasta del X-Wing por más de tres millones de dólares se haya convertido en un récord al ser la pieza de utilería de La guerra de la galaxias utilizada en pantalla vendida por el mayor monto. “Las reacciones que suscitó en todo el mundo la colección de Greg Jein son extraordinarias y dan cuenta de sus logros como artista de efectos visuales y coleccionista”, afirmó Joe Maddalena, responsable de la división de memorabilia de Hollywood en Heritage Auctions, la empresa encargada de concretar la venta.