Anuncios

La historia de cómo 'Super Mario Bros' salvó la carrera de Tom Hanks

LONDRES INGLATERRA - 10 ENERO:  Tom Hanks asiste a la premiere europea de 'The Post: Los oscuros secretos del Pentágono' en el cine Odeon Leicester Square el 10 de enero de 2018 en Londres, Inglaterra (Foto: Samir Hussein/Samir Hussein/WireImage via Getty Images)
LONDRES INGLATERRA - 10 ENERO: Tom Hanks asiste a la premiere europea de 'The Post: Los oscuros secretos del Pentágono' en el cine Odeon Leicester Square el 10 de enero de 2018 en Londres, Inglaterra (Foto: Samir Hussein/Samir Hussein/WireImage via Getty Images) (Samir Hussein/Samir Hussein/WireImage via Getty Images)

Mucho antes de Super Mario Bros: La Película, la cinta animada que se estrena el próximo 5 de abril, hubo otro intento de llevar las aventuras del fontanero de Nintendo a la gran pantalla. Esto fue en 1993, con una producción que se tomó sus licencias respecto al videojuego y que se saldó con uno de los fracasos de crítica y taquilla más estrepitosos de Hollywood. Bob Hoskings y John Leguizamo fueron los encargados de dar vida a unos Mario y Luigi que poco tenían que ver con los personajes de nuestras videoconsolas, pero lo cierto es que el proyecto valoró diferentes enfoques y nombres con los que podrían haber tenido otro resultado.

Fue el caso de Danny DeVitto o Harold Ramis, con quienes se quiso contar para dirigir y protagonizar la película interpretando a Mario, pero también de estrellas como Arnold Schwarzenegger para ser el villano Bowser o de Tom Hanks, quien se unió brevemente al proyecto como su gran protagonista. Sin embargo, ninguna de estas opciones, ya sea por objeciones a la oferta o por imposibilidad económica, fueron finalmente las elegidas. Aunque a actores como Tom Hanks no pudo venirles mejor esta decisión, puesto que de haber participado en Super Mario Bros su carrera podría estar lejos de su estatus de estrella.

Para poner en contexto, Tom Hanks no estaba en su mejor momento. En los 80 se convirtió en uno de los actores más queridos de Hollywood con títulos como Splash o Hogar dulce hogar, lo que se vio recompensado con su primera nominación al Óscar con Big en 1988. Pero, una vez entrado en los 90, su carrera pareció estancarse en fracasos como La hoguera de las vanidades de Brian de Palma o Vuelo a la libertad de Richard Donner.

Según cuentan publicaciones como el libro Super Mario: How Nintendo Conquered America, estos descalabros en taquilla fueron cruciales para descartar a Hanks de esta primera adaptación del personaje de Nintendo. Debido a su alto caché y a que el público no había respondido bien a sus últimos trabajos, prefirieron dejarle de lado y poner el ojo en otros actores más baratos y con éxitos recientes. Fue entonces cuando entraron en juego Bob Hoskings y John Leguizamo como Mario y Luigi.

El primero estaba despuntando con películas como ¿Quién engañó a Roger Rabbit?, Sirenas o Hook, mientras que el segundo era una joven promesa que se había dejado caer por éxitos de aquellos años como Duro de matar 2. Desde luego, en términos de producción eran una opción idónea, pero dado el devenir catastrófico al que se vio abocado el proyecto ambos terminaron arrepintiéndose de este papel y viendo sus carreras afectadas. No hay más que ver entrevistas como la que Hoskings ofreció a The Guardian en 2011, donde en un cuestionario de preguntas rápidas señaló hasta tres veces a Mario Bros como el mayor error de su trayectoria.

Por esta razón, claro está que la decisión de Super Mario Bros de rechazar a Tom Hanks fue el mayor salvavidas que pudieron darle. Si Hanks, que estaba en un pequeño bache, llegaba a sumar un fracaso de estas dimensiones a los que había acumulado en años anteriores, tal vez Hollywood hubiera dado su carrera por muerta. Y lo que es más importante, si hubiera trabajado en esta película es probable que su agenda no le hubiera permitido actuar ese mismo año, en 1993, en Philadephia, la cinta que protagonizó junto a Denzel Washington y Antonio Banderas que lo encumbró como uno de las mayores estrellas del séptimo arte.

Y ya sabemos lo que vino después: Su primer Óscar por este trabajo, un segundo reconocimiento por Forrest Gump un año después, un no parar de interpretaciones aclamadas en clásicos como Apolo 13, Rescatando al soldado Ryan, Milagros inesperados o Náufrago, dirigir proyectos propios como ¡Eso que tú haces! y, en definitiva, ser uno de los actores más queridos por los espectadores de todo el mundo.

Pensar en que nada de esto habría pasado si hubiera trabajado en Super Mario Bros es difícil de asumir, pero fue una posibilidad que estuvo cerca de ocurrir y pudo cambiar para siempre la historia de Hollywood. Por suerte, podemos decir que Mario Bros salvó su carrera y que hoy en día tenemos la suerte de tener en primera línea a un intérprete que inspira pura pasión y encanto como Hanks.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VÍDEO

Tom Hanks envió a su hijo más polémico a un campamento para adolescentes problemáticos

Gene Hackman cumple el propósito que lo llevó a abandonar Hollywood a los 93 años

'Rocky V' esconde el triste pesar del hijo de Sylvester Stallone con su padre

Bruce Willis no se salva del lado más difícil de la fama ni en su peor momento