El paso en falso que debilitó a Televisa sin las cadenas de antaño para retener a sus estrellas

Miguel Cane
·5  min de lectura

Es innegable que Televisa es reconocida por ser la empresa más grande en producción de contenido audiovisual en español, pero es claro que en años recientes las plataformas digitales –Netflix, Amazon Prime, Claro Video, HBO Max– cada vez más pronto le han dado la vuelta en cuanto a producción de series se refiere, generando esto un éxodo de talentos y creativos que podría afectar a la compañía, surgida en 1973 con la fusión de varias empresas, entre ellas Televicentro y Televisión Independiente Mexicana, y cuyo dominio sobre el medio se ha visto menguante.

Luis Miguel, la serie @Netflix
Luis Miguel, la serie @Netflix

Desde 2013, cuando Netflix inició operaciones como plataforma en Latinoamérica, y hasta ahora, su oferta de contenido original se ha multiplicado con producciones realizadas en México como “Club de cuervos” (la primera serie hecha en México por la plataforma), “La casa de las flores” y “Alguien tiene que morir” (ambas creadas por Manolo Caro), “Luis Miguel, la serie”, “Diablero”, “Narcos”, “Ingobernable”, “Historia de un crimen: Colosio”, “Monarca”, “Tijuana”, “Oscuro deseo” y “El recluso”, entre otras, mientras que Amazon Prime ha creado series como “Un extraño enemigo”, “El candidato”, “Las malcriadas”, “Madre solo hay dos”, “El juego de las llaves” y “De brutas nada”, por mencionar algunas.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Entre los actores que, al terminarse la dinámica de exclusividades que por décadas mantuvo un plantel estable para sus producciones, han emigrado a lo largo del tiempo a producciones independientes o a plataformas digitales hay figuras como Sebastián Rulli, Rafael Amaya, Aracely Arámbula, Saúl Lizaso, Jorge Salinas, Fernando Colunga, Julián Gil, Marimar Vega, Ludwika Paleta, Paulina Goto, Irene Azuela, entre otros, quienes han buscado ampliar sus horizontes, sin tener que encontrarse con el “veto”, que en los años 80 y 90 era la medida disciplinaria que se aplicaba a aquellos que buscaban otras oportunidades de empleo, y que en muchos casos llegó a paralizar carreras al cerrársele por años las puertas a actores y actrices de todo tipo, incluyendo grandes estrellas como Héctor Suárez, Angélica María, Lucía Méndez y hasta Verónica Castro –que entre 1982 y 1987 estuvo apartada de Televisa por haber aceptado la propuesta de hacer dos telenovelas en Argentina y una en Italia.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Televisa entró tarde y mal a la carrera de las plataformas de streaming, confiándose en su público cautivo, que a su vez empezó a decantarse por las plataformas al volverse estas mucho más accesibles, o incluso, gratuitas, al absorber algunos proveedores de Internet el costo mensual de Netflix, o el hecho de que Amazon Prime sea gratuito para quienes utilizan membresía ‘Prime’ en su cuenta.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Y tal ha sido el éxito de las plataformas, que van a crear más contenido multimedia bajo demanda con más de 50 proyectos en México en diferentes etapas de producción, incluyendo contenido original y co-producciones para el 2021, aún si la pandemia de la COVID-19 provocó un retraso en algunas proyectos anunciados para 2020 como la segunda temporada de la bioserie de Luis Miguel.

Hay que reconocer que la experiencia pesa, y la especialidad de Televisa es la producción de telenovelas, noticiarios y cobertura de eventos en vivo como deportes, certámenes y espectáculos, donde coloca la publicidad de los anunciantes con diferentes tarifas que dependen del tipo de contenido y su horario (lo que desde hace muchos años se conoce como “Plan Francés”). Pero en cuanto a lo que refiere a series, que son producciones con un formato de 13 capítulos o menos, Televisa se está quedando atrás, al haber dependido siempre de las series filmadas en EE.UU, que compraba en paquete, mandaba doblar y exhibía en canales sucedáneos de su señal más fuerte (el canal 2 o bien, “Las estrellas”). Esta práctica existió desde los años 60, pero a últimas fechas se ha visto mermada ante la gran cantidad de series nuevas y de catálogo que ofrecen las plataformas.

Fotograma de la telenovela 'Imperio de mentiras' con Angelique Boyer y Andrés Palacios/Vía EFE
Fotograma de la telenovela 'Imperio de mentiras' con Angelique Boyer y Andrés Palacios/Vía EFE

Televisa domina el melodrama en telenovela, mientras que las series requieren de una estructura diferente, continuidad, enganchar casi en cada capítulo, un guión de calidad y bien pensado, y actores muy comprometidos con los personajes”, señaló a la revista Expansión Jorge Bravo, director general de Digital Policy & Law. “Algo que el sistema de producción de telenovela no puede competir, anquilosado como está con un formato que está cada vez más agotado”.

Sobre las diferencias entre las producciones, la empresa ha tomado cartas en el asunto realizando alianzas para coproducir contenido con alcance internacional, tal es el acuerdo que tiene con Mediapro US, casa productora de contenido multimedia, o Endemol Shine, productora de contenidos para los mercados estadounidense, hispano y mexicano.

“Televisa se ha confiado en que tienen producciones para completar un espacio en los medios digitales pero no tienen el tipo de producciones que son consideradas con liderazgo entre quienes consumen a través de medios móviles como teléfonos, computadoras, tabletas", dijo Claudia Venazini, investigadora en Comunicación de la Universidad La Salle Ciudad de México, al diario El Financiero.

De acuerdo con los expertos, para que la empresa fundada por Emilio Azcárraga Vidaurreta y consolidada por su hijo Emilio Azcárraga Milmo logre enganchar con esta audiencia, tiene que modificar sus términos de producción. Las series tienen un lenguaje especial que no están acostumbrados a producir y la empresa debe arriesgarse más al "ensayo y error". Solo con esto podrá sobrevivir a los cambios que vendrán con los años y mantener así el perfil alto que ha tenido por décadas, ya que de no hacerlo así, el precio que tendrían que pagar es muy alto: la obsolescencia.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

Biby Gaytán encontró la fórmula mágica para mantener el cariño del público mexicano sin estar en la TV

Fernando Colunga y el santo de los narcos que logró sacar del "retiro" al galán que todos extrañaban

El paso más calculador de Aracely Arámbula: lo que gana si su nombre aparece en ‘Luis Miguel, la serie’

EN VIDEO: Gaby Espino regresa a las telenovelas y quiere escribir su primer libro