Anuncios

Tiffany Haddish ve la ironía en su arresto por conducir bajo los efectos del alcohol

Tiffany Haddish credit:Bang Showbiz
Tiffany Haddish credit:Bang Showbiz

La actriz y humorista Tiffany Haddish fue arrestada el pasado jueves después de realizar un monólogo en Los Ángeles. Según la información que ha trascendido hasta ahora, los agentes la encontraron dormida al volante de su coche pasadas las cinco de la madrugada, parada en mitad de la carretera.

Afortunadamente, no provocó ningún accidente y no hubo que lamentar heridos. Tiffany fue trasladada a una comisaría de Beverly Hills como sospechosa de conducir bajo los efectos del alcohol y fue puesta en libertad la misma tarde del viernes. Unas más horas se subió de nuevo al escenario en el local Laugh Factory de Long Beach, y para entonces la noticia de su encontronazo con la justicia ya se había hecho pública.

No está claro si Tiffany planeaba o no hablar del tema, pero al final no le quedó más remedio que hacerlo cuando uno de los asistentes le preguntó a gritos desde el patio de butacas: "¿Qué pasó anoche?". La actriz decidió recurrir al humor y tratar de ver el lado gracioso, o al menos irónico, en toda la situación: "Le pedí a Dios que me enviara un hombre con trabajo, preferiblemente en uniforme. Y Dios respondió a mis plegarias", bromeó. Lo que no hizo fue entrar a explicar si había consumido o no alcohol antes de subirse a su vehículo o si finalmente se presentarán cargos contra ella.