¿Tomarías una bebida hecha con una bolsa plástica?

Pues gracias a Kevin Kumala puedes hacerlo. Este biólogo nacido en Balí, Indonesia, creó una bolsa que al contacto con el agua se convierte en bebida. 

Sí, así suene muy extraño, estas bolsas hechas de almidón de yuca son 100% biodegradables y comestibles. Se ven y funcionan como una bolsa de plástico regular, son inofensivas para el mundo animal y vegetal, y se reciclan con el papel.

Kevin Kumala, fundador de AVANI ECO y creador de las bolsas plásticas Bio-Cassava.
Foto: Getty Images.

Además de ser no-tóxicas, las bolsas Bio-Cassava, solo duran en el ambiente 100 días. Mientras que las bolsas plásticas regulares, pueden durar hasta 400 años en desaparecer.

Gracias a esta idea, Kevin Kumala recibió el premio “Most Valued Business Indonesia” en el que se galardona a las iniciativas más responsables con el medio ambiente en ese país.

Y es que de acuerdo con cifras de la Agencia de Protección Ambiental, 1 billón de bolsas plásticas son usadas anualmente en el mundo. En promedio, de 200 bolsas, solo una es reciclada. 

Kevin es consciente de este problema ambiental y por esta razón ha creado otros productos biodegradables usando la caña de azúcar y la fécula de maíz.

Productos biodegradables creados por la empresa AVANI ECO.
Foto: Facebook/Avanieco.

Su empresa, AVANI ECO, ofrece además de bolsas plásticas, vasos para el café, cubiertos, cajas portables para comida, pajillas, entre otros.

¿Qué opinas? ¿Estás haciendo algo por el medio ambiente? Cuéntanos y comparte tu opinión.

También te puede interesar: 

Erika Alvarez, la diseñadora de moda responsable

10 tips para organizar una boda eco-friendly

Video recomendado: