Daniel Bisogno y Raquel Bigorra una historia de amistad, traición y odio

José Rivero
Contributor
Raquel Bigorra y Daniel Bisogno. Foto: Mezcalent.

El nombre de Daniel Bisogno ha estado en el ojo del huracán durante las últimas semanas debido a los detalles de su divorcio y porque fue visto besando a otro hombre en un centro nocturno, hecho que defendió al decir que puede hacer con su vida lo que quiera.

Pero lo que el conductor del programa de farándula ‘Ventaneando’ no quiso pasar por alto fue la traición de la que dice ser víctima por parte de su amiga, colega, comadre y casi hermana, Raquel Bigorra.

“Si algo no podría creer en mi vida sería esto, sobre todo porque la amistad era muy cercana, somos vecinos además de compadres por los dos lados", dijo Bisogno sobre la cubana y su esposo Alejandro Gavira.

En el programa 'Ventaneando', Daniel Bisogno rompió el silencio el pasado viernes y relató que después de que tuvo problemas con su ex esposa, Cristina Riva Palacio, comenzó a notar que ella tenía mucha cercanía con Raquel Bigorra, aunque no imaginaba cuáles eran las verdaderas intenciones de la presentadora.

Un día después de que se separaron, Bigorra y su esposo le avisaron a Daniel que uno de los abogados del diario para el que él trabaja había encontrado una demanda civil y otra penal en su contra. Pero Bisogno descubrió que en realidad el abogado, que lo había defendido antes, era quien estaba llevando el caso de Cristina contra él, recomendado por la misma Raquel.

Más tarde, Bisogno se dio cuenta de que había algo raro con la postura de su amiga. Cuando le comentó su preocupación por las demandas, Bigorra le recomendó no pedir ayuda del departamento jurídico de TV Azteca, sino del abogado del diario en el que él trabaja, es decir, el mismo que había iniciado el proceso en su contra.

"Me vale gorro que me tachen de maldito, de lo que quieran, pero de tonto, no. Eso sí, no lo tengo. Inmediatamente empezaron las investigaciones y fuimos dando con pruebas", dijo Bisogno al recordar cuando se dio cuenta de que Raquel Bigorra y su esposo habían mal aconsejado a Cristina para demandar y exigirle mucho dinero a Daniel.

Sin embargo, Cristina y Daniel no querían pelear y llegaron a un acuerdo en beneficio de su hija. Pero, en la versión de Bisogno, esto no le convenía a Bigorra porque significaban "menos exclusivas qué vender".

Así, recordó el historial de portadas en dos revistas de espectáculos en México (TVNotas y TVyNovelas) donde se ventilaron detalles de su divorcio, que "solo sabían Raquel, su marido y los abogados". El conductor de 'Ventaneando' confesó que utilizó la información a su favor para saber que se trataba de una traición de su amiga con el fin de vender notas a las revistas.

También te puede interesar: Daniel Bisogno llamó ‘ratero de autopartes’ a Jorge Antonio Guerrero, actor de Roma

"Me duele mucho, porque es una persona a la que yo quería muchísimo, era como mi hermana. Tan es así que me la llevé al periódico donde trabajo, tan es así que me la llevé a la compañía de teatro donde trabajo, entre otras. Los quería muchísimo, porque creí que eran mis amigos", dijo en 'Ventaneando'.

Los golpes en las revistas con información "aderezada" y que solo conocían Raquel y su esposo, no solo fueron contra él, sino contra la madre de su hija. Fue así que Cristina Riva Palacio se dio cuenta de que a ella también la habían traicionado, dijo Bisogno.

El fin de una hermandad

La traición terminó con una amistad que data de 2012, cuando coincidieron en el programa 'Soy tu doble' de la cadena TV Azteca. La química frente a las cámaras se notó y los llamaron para compartir cuadro en 'Venga el domingo'.

Para 2014, cuando Bisogno se casó con Cristina Riva Palacio, Raquel Bigorra organizó las despedidas de solteros. Después, fue testigo en su boda civil.

La amistad estaba más que consolidada. Raquel Bigorra batalló para ser mamá, y cuando finalmente nació su hija, Daniel y Cristina fueron los padrinos de bautizo. En 2017 ocurrió lo mismo cuando Raquel y su esposo Alejandro Gavira fueron los padrinos de bautizo de la hija del conductor de 'Ventaneando'.

Su relación también estaba extendida a lo laboral, pues compartieron cámaras en programas como 'Raquel y Daniel', y en el teatro trabajaron en 'A oscuras me da risa' y 'El Tenorio Cómico'.

La última fotografía que publicaron juntos fue en febrero, durante un brindis por el Día del Amor y la Amistad, en el que disfrutaron de una velada con otros famosos como Ernesto Laguardia, Jorge Salinas y Elizabeth Álvarez.

Ante las acusaciones de Bisogno, la cubana Raquel Bigorra se limitó a escribir en Twitter: "Qué tristeza, decepción y dolor ver cómo me usaron de cortina de humo. Mienten y saben que mienten, pero callada no me voy a quedar".

Sin embargo, sí se quedó callada este lunes durante el programa matutino 'Tu casa TV' de la cadena MVS, pues dijo que aunque no iba a pasar por alto el escándalo, no quería "ensuciar la casa donde trabaja". Eso sí, prometió que encontraría otro lugar y momento para defenderse.

Al respecto, Daniel respondió en su cuenta de Twitter: "¿Para qué hablar en 'tu casa' si se puede cobrar la última antes de que nos cargue la chingada con lo que se viene? P.D. Solo hablo donde pueda cobrar! Hasta que me corran del país. Mañana lo comprobarán!".

El drama entre los ex amigos seguirá hasta que Bigorra aporte su versión de los hechos, pero mientras eso pasa, a la versión de Bisogno se han sumado otros casos de famosos de TV Azteca que fueron expuestos en las revistas de espectáculos, presuntamente con información vendida por la cubana, quien no tenía buena relación con colegas como Ingrid Coronado, Vanessa Claudio y Atala Sarmiento.