Valeriana: los efectos secundarios que puede tener este popular relajante natural

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
La valeriana es un remedio usado desde la antigüedad como tranquilizante y alivio de dolores. (Getty Creative)
La valeriana es un remedio usado desde la antigüedad como tranquilizante y alivio de dolores. (Getty Creative)

Buscando una alternativa natural y suave para relajar mente y cuerpo, en un momento de mucho estrés o de sueño inconsistente, recurrimos a opciones como infusiones, píldoras con ingredientes frecuentemente provenientes de la herbolaria, y es que las plantas han sido desde siempre una fuente básica para la elaboración y diseño de pastillas, ungüentos y jarabes.

Una de estas plantas virtuosas y muy populares es la valeriana, la cual ha sido usada desde tiempos ancestrales como sedante, relajante e incluso se le atribuyen cualidades hipnóticas, y hoy su utilización en farmacia es muy amplia.

Su origen se señala en Europa y Asia, pero es cultivada en muchos países, incluyendo México que cuenta con la variedad valeriana edulis ssp procera, la cual tiene un mayor contenido de valepotriatos (sustancia que produce los efectos relajantes) que la valeriana officinalis, según explican en la Revista Industrial del Campo 2000 Agro.

Para qué sirve

Aunque la valeriana tiene hermosas florecillas, es la raíz y todos sus elementos subterráneos los que son utilizados para aprovechar sus cualidades conocidas desde hace mucho tiempo, tanto que se dice que los médicos de la Antigua Grecia la recetaban para el alivio de la tos, como analgésico y como diurético. Fue a mitad del siglo XVIII cuando se descubrieron sus efectos sedantes en Inglaterra, según se cuenta en un artículo publicado por la revista Farmacia Profesional.

En lo sucesivo se le adjudican propiedades para tratar diversas dolencias, además de las relacionadas con el insomnio y la ansiedad, tales como dolor de cabeza, dolores reumáticos, cólicos intestinales y menstruales e incluso para el acné, en versiones tópicas.

Un estudio científico arrojó que la valeriana es muy prometedora en el tratamiento de la ansiedad y el insomnio (Getty Creative)
Un estudio científico arrojó que la valeriana es muy prometedora en el tratamiento de la ansiedad y el insomnio (Getty Creative)

Sus componentes químicos se consideran muy eficientes, de hecho, un estudio recogido por Sage Journals analizó las propiedades de varias plantas medicinales como el toronjil y la manzanilla, y determinó que la valeriana resultó la más prometedora en el tratamiento de la ansiedad y el insomnio. Sin embargo, aún no existen suficientes pruebas científicas que respalden todos sus usos.

Sueños demasiado reales y taquicardia, no gracias

El mismo estudio señala que aunque la mayoría de las revisiones analizadas informan que la valeriana es una hierba segura, podría presentarse un evento adverso: la sedación diurna cuando se consume en altas dosis.

Sin embargo, esto no es una afirmación definitiva y única. Como ya hemos dicho en otras oportunidades, lo natural no necesariamente es inocuo con lo cual sí hay que tomar precauciones a la hora de ingerir este y otros remedios tradicionales.

Un ensayo clínico publicado en Phytotherapy Research señala que, aunque más de la mitad de individuos participantes no presentaron efectos secundarios, el más frecuente en el 16% de los casos fueron los sueños vívidos. Según los autores, esto se debe a que los compuestos oleosos de la planta -que producen efectos relajantes- estimulan receptores opiáceos en el cerebro.

Por otra parte, según un artículo contenido en la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, y la experiencia particular de quien escribe, el consumo de valeriana puede generar palpitaciones cardíacas. Esto se le adjudica al uso y al cese repentino, pues en ambos casos debería ser progresivo. Esto además evitará síntomas de abstinencia después de un uso prolongado.

Tanto el uso como el cese repentino de la valeriana puede causar palpitaciones cardíacas y síntomas de abstinencia. (Getty Creative)
Tanto el uso como el cese repentino de la valeriana puede causar palpitaciones cardíacas y síntomas de abstinencia. (Getty Creative)

Adicionalmente la Clínica Mayo menciona que otros efectos secundarios registrados son dolor de cabeza, problemas estomacales y mareos. Es importante resaltar que no se recomienda su uso a mujeres embarazadas o en período de lactancia, ni hay pruebas de que sea segura en niños menores de tres años de edad.

Por último, aunque se trate de un remedio natural que podemos consumir en infusiones o en pastillas, es posible que interfiera con otros medicamentos y sustancias. Esto quiere decir que puede aumentar los efectos de somníferos, de el alcohol y los narcóticos, con lo cual es necesario consultar su uso y la dosis adecuada con el médico en lugar de automedicarnos, sobre todo si sufrimos de otras condiciones.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: ¿Qué hago si me entra una basura en el ojo?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.