La Voz Argentina: fue vecina de Ricardo Montaner y lo conmovió con un recuerdo de su infancia en el conurbano

·5  min de lectura
La Voz Argentina
La Voz Argentina - Créditos: @Gentileza Telefe

Comienza una nueva semana en La Voz Argentina, y los equipos siguen sumando nuevos participantes. Bajo los atentos oídos de todos los jurados, los concursantes se lanzan a demostrar su talento vocal, con el objetivo de triunfar en el mundo de la música. Y durante la última jornada, Lali Espósito, Soledad Pastorutti, Mau y Ricky, y Ricardo Montaner, sumaron importantes voces a sus equipos.

La noche del lunes, comenzó de la mano de Morena Pereyra, una cantante no vidente, que sorprendió con su interpretación de “Don´t Let Me Be Lonely Tonight”. El primero en darse vuelta fue Ricardo Montaner, seguido casi de inmediato por la Sole y el resto de los especialistas. Pero decididos a quedarse con Morena, Mau y Ricky bloquearon a Lali. Sorprendida, la cantante le dijo a Ricky, “¡Fuiste vos, resentido!”, y entre risas él contestó: “Yo sería incapaz de hacerle eso a una compañera”. En la devolución, Sole destacó: “Tenés una voz muy linda, que transmite muchas cosas, me llamo mucho la atención tu forma de decir en la canción. Normalmente las canciones en inglés no me movilizan tanto, pero hubo algo que me permitió apretar el botón. Realmente lo disfruté mucho”.

En su turno, Montaner le pidió que cante algo en español, y luego de escucharla, le dijo: “Cuando cantaste en español, me gustó mucho más. Morena, tú tienes un llamado para conmover los corazones de la gente, y lo entendiste con la edad que tienes. Es un don que Dios te ha dado, y no sé qué tan consciente seas de eso, pero quiero que sepas que estás en una instancia en la que no me importa a quien elijas, mientras te quedes con nosotros cantando todos los días”. Finalmente, ella eligió a la Sole, quien opinó: “La disfruté mucho, y más la disfruté en español. No la iba a pelear tanto, hasta que demostró esa versatilidad increíble, aunque también sufrí porque Ricardo siempre tiene la palabras justas para los participantes, pero a Morena no la dejé pasar”.

Luego llegó el turno de Kevin Castarlenas, de Mendoza, que en su versión de “Con cada beso” no logró interesar a los especialistas, aunque Montaner le recomendó: “Sé de un muchacho que no pasó de esta instancia, pero dio la vuelta, ganó y lo tuvimos aquí para la etapa final de La Voz Argentina. Y te puedo asegurar, es mi opinión, que si das la vuelta, es muy probable que te reciban y es muy probable que te volvamos a ver aquí”. Una suerte similar corrió Mauro Ojea, que hizo “Cachita” y con su ritmo, puso a bailar a todos los jurados. Y si bien no lo eligieron, no dudaron en felicitarlo por su buena energía. Y en ese momento, Montaner reveló una anécdota: “¡Cómo le gustaba esta canción a Susana Giménez! Cada vez que yo llegaba a Buenos Aires, ella decía “¡cántame Cachita!”. El número terminó con todos bailando sobre la pista, junto a Marley, en un divertido trencito.

Una de las sorpresas de la noche, fue un joven llamado Ramiro Carballeda, que hizo “Las tardes del sol, las noches del agua”. Y cuando ninguno de los jurados parecía que iba a voltear, Lali eligió presionar el botón, y aseguró: “Llegando a la mitad de la canción, había decidido no darme vuelta, porque estabas raro en algunas partes. Pero a partir de la mitad me concentré, y había algo que me atrapaba mucho de tu color de voz, y tu elección de repertorio. Y hacia el final tuviste un momento muy bonito, y yo dije, “quiero darle una oportunidad”. Finalmente, el participante se despidió entonando “Somebody to Love”.

Recuerdos del conurbano

A continuación, se presentó una mujer de Valentín Alsina, lugar del que también es oriundo Ricardo Montaner. Su nombre es Lilian Mollo, y su edad no quiso decirla, porque confesó que, en el fondo, era “una coqueta”. Al momento de presentarse, hizo “Arráncame la vida”, y Pastorutti y Montaner presionaron sus respectivos botones, y él le dijo: “Me hacía falta escuchar una voz tradicional, haciendo un bolero tradicional. Me encanta haberme dado vuelta porque tiene un look muy contrastante con lo que acabas de cantar, y te queda muy bien. Y eres de las mujeres más hermosas que ha pisado este escenario”.

Al momento de presentarse, ella dijo: “Soy de un barrio que vos amás, Valentín Alsina”. De ese modo, comenzó a hablar de su vida, y se detuvo en un importante momento, que la unió al recordado Sandro, y así contó: “Roberto es mi padrino artístico. Yo nunca lo quise decir, y no me colgué del ídolo, yo cumplí lo que él me dijo, que fue: “A tu edad todos los sueños son posibles, adelante”, y eso lo cumplí”.

Más adelante, volvió a sorprender a Montaner, cuando le dijo: “¿Sabés hasta dónde llega nuestro Valentín Alsina? Compartíamos la misma maestra, la señorita Eve”. Muy sorprendido, Montaner recordó entonces una pieza de su pasado: “Mi primera actuación en público en el cole, fue al lado de otra niña de mi salón, que se llamaba Nancy, y ese fue mi segundo romance. Entonces Eve fue mi primera novia, y Nancy la segunda”. Entre risas, Soledad confesó que no creía que Lilian la eligiera, y con Lali se fueron del escenario juntas. Como era de esperar, la participante se fue con Montaner.

Casi sobre el final de la emisión, hubo un momento de mucha ternura, cuando Mirko sorprendió con su canto, y luego eligió a Lali como su capitana. A continuación, la encargada de cerrar la noche fue una joven llamada Macarena Tropea, que cantó “Tú”, pero sin lograr que ninguna de las sillas se diera vuelta. De esa forma, otra noche de La Voz Argentina llegó a su final.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.