5 destinos mexicanos inexplorados y económicos para visitar

Lara Castillo
Destinos inexplorados y con un gran potencial turístico. Foto: Norma Cordova/Getty Images
Destinos inexplorados y con un gran potencial turístico. Foto: Norma Cordova/Getty Images

Con 1.964.375 km² de territorio, y 34 sitios culturales y naturales que son considerados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, México es realmente basto y con infinitas opciones a la hora de planificar un viaje.

De acuerdo con una encuesta realizada en 2018 por la Organización Mundial del Turismo, México es el principal destino turístico de América Latina y el sexto más visitado del mundo.

El país lo tiene todo; colores, sabores, cultura, playas paradisíacas, y todo un abanico de sitios para explorar y sorprenderse. Además, es un destino que se adapta a las necesidades y al presupuesto de cada turista, ya sean visitantes locales o extranjeros.

Desde aquí te ofrecemos un recorrido por cinco destinos mexicanos económicos e inexplorados, ideales para un viajero ávido de aventuras.

También te puede interesar: Según LinkedIn México, habría varios motivos por los que no consigues un nuevo empleo

Centro de Cuetzalan, Puebla. Foto: Gerardo_Borbolla/ Getty Images
Centro de Cuetzalan, Puebla. Foto: Gerardo_Borbolla/ Getty Images

Cuetzalan, Puebla

Catalogado como uno de los ‘pueblos mágicos’ de México, Cuetzalan se localiza a 176 kilómetros de la capital del Estado. Está ubicado entre las montañas de la Sierra Norte de Puebla a más de 1.000 metros de altitud. La pequeña ciudad ofrece una rica mezcla de atractivos prehispánicos y coloniales rodeados de tupida vegetación. Civilización y naturaleza se abrazan con un resultado espléndido a la vista.

Para llegar a este encantador pueblo hay que viajar a través de carreteras rodeadas de paisajes espectaculares que se grabarán en su memoria. Además, se puede llegar desde cualquier punto desde la CDMX y Puebla por un bajo costo, ya sea en autobuses o en coche.

El índice de precios de los alimentos, los hospedajes y las atracciones son sumamente accesible paras cualquier bolsillo. Por otro lado, la belleza está a simple vista y es de libre acceso, así como también la tangibilidad de sus tradiciones centenarias.

La cultura náhuatl continúa viva en este poblado y es una de las actividades más interesantes a explorar. El centro histórico, el mercado, la iglesia, el delicioso café con propiedades medicinales y las artesanías del Mercado Matachuji, son algunos de los elementos que no puedes perderte.

Laguna de los Siete Colores, Bacalar, Quintana Roo. Foto: Aditi Das Patnaik/Getty Images
Laguna de los Siete Colores, Bacalar, Quintana Roo. Foto: Aditi Das Patnaik/Getty Images

Bacalar, Quintana Roo

Localizado en la península de Yucatán, Bacalar es un ‘pueblo mágico’ en donde aún no han llegado los grandes desarrolladores y mantiene sus aguas cristalinas, ideales para el buceo y el canotaje.

Como es uno de los sitios poco explotados por las grandes cadenas hoteleras y gigantes del entretenimiento, algunas de sus playas continúan siendo prácticamente vírgenes y se las puede disfrutar enteramente sin costos excesivos. Las vistas son maravillosas.

La Laguna de los Siete Colores es uno de los tesoros de este destino, pues además de su increíble belleza y tranquilidad, es hogar de algunos de los microorganismos más antiguos del planeta.

Además de bellezas naturales, en Bacalar también existen grandes misterios por develar, pues se dice que aún hay enterrados tesoros de piratas ingleses, franceses y holandeses.

Vista de Mazatlán, en Sinaloa. Foto: Matt Mawson/ Getty Images
Vista de Mazatlán, en Sinaloa. Foto: Matt Mawson/ Getty Images

Mazatlán, Sinaloa

Fundada en 1531, esta ciudad tiene un atractivo hermoso y ecléctico, pues combina sol, playa y riqueza arquitectónica. En su centro histórico es posible hallar edificios con detalles y acabados de corte neoclásico y barroco francés.

Perderse por las calles de Mazatlán, y explorarlas, ya es una aventura en si misma, es una experiencia histórica y cultural que permitirá reconstruir tradiciones culturales ancestrales, que se mantienen aún vivas en su gastronomía y en el día a día de su gente.

Mazatlán combina belleza citadina con múltiples atracciones naturales. Desde paradisíacas playas de aguas cristalinas, hasta exuberante flora y fauna. Además, en el distrito moderno de Zona Dorada junto al malecón, existe una amplia oferta hotelera y de locales nocturnos.

También te puede interesar: Adoptar plantas autóctonas en peligro de extinción, la propuesta de la UNAM

Zona arqueológica El Tajín. Foto: AlbertoLoyo/ Getty Images
Zona arqueológica El Tajín. Foto: AlbertoLoyo/ Getty Images

Papantla, Veracruz

El Pueblo Mágico de Papantla se ubica al norte del estado de Veracruz y muy cerca de la zona arqueológica de El Tajín. Según dicen los viajeros, Papantla es la ciudad de México que huele a vainilla, esto se debe a las enormes plantaciones de esta planta aromática a lo largo de su territorio.

Su nombre significa “la ciudad de los pájaros ruidosos”, y hace referencia a una tradicional danza en la que los hombres intentan ‘llegar al cielo’. Este ritual tiene más de 1.000 años de antigüedad, y según la creencia, sirve para dar fertilidad a la tierra y asegurarse las buenas cosechas.

La zona arqueológica de El Tajín es una de las más importantes de Mesoamérica. Allí se encuentra la Pirámide de los Nichos, considerada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Vistas de la ciudad de Oaxaca. Foto: Geraint Rowland Photography/Getty Images
Vistas de la ciudad de Oaxaca. Foto: Geraint Rowland Photography/Getty Images

Ciudad de Oaxaca, Oaxaca

La ciudad oaxaqueña fue fundada en el siglo XVI y sus edificios son testigos de la Historia. El barroco novohispano es el estilo arquitectónico que ha dejado su sello a cada paso, y puede encontrarse en las edificaciones, iglesias y capillas.

El estado de Oaxaca es conocido principalmente por sus más de 16 grupos étnicos, siendo los zapotecos y mixtecos los de mayor representación. La gastronomía, tradiciones y cultura de esta ciudad y sus pueblos mágicos, está enriquecida por todas estas influencias autóctonas.

La cultura está presente a cada paso y es posible ser parte de todas estas tradiciones por un muy bajo costo. Acogedoras y pintorescas posadas que nos harán sentir como en casa, convertirán la estadía en Oaxaca en una experiencia inolvidable. El paisaje y su gente harán todo lo demás.

@laraenlatierra