Anuncios

Uno de los personajes más terroríficos de 'Carrie' tuvo un origen cómico desconcertante

La actriz estadounidense Sissy Spacek destroz el baile de graduación de la Escuela Secundaria Bates High como la protagonista con telequinesis de la película de terror 'Carrie', 1976. (Foto de Silver Screen Collection/Getty Images)
La actriz estadounidense Sissy Spacek destroz el baile de graduación de la Escuela Secundaria Bates High como la protagonista con telequinesis de la película de terror 'Carrie', 1976. (Foto de Silver Screen Collection/Getty Images)

Sissy Spacek se convirtió en un icono del cine de terror en los 70 tras protagonizar Carrie, sobre todo por instantes de pesadilla como el baile donde su personaje acababa ensangrentado desatando el caos. Pero no se puede negar que una de las claves del horror de esta cinta dirigida por Brian De Palma en 1976 recayó en Piper Laurie, la actriz que dio vida a su religiosa y controladora madre.

Las conversaciones entre ambos personajes en el ambiente retorcido de su seno familiar infundían puro pánico, en especial por la intensidad que Laurie transmitía en el rol de esa matriarca religiosamente devota y estricta, y lo bien que Spacek daba sus angustiosas réplicas. A título personal, instantes como el de Carrie pidiendo permiso a su progenitora para ir al baile me provocan más pavor que las escenas sobrenaturales, por lo que me sorprende saber que tras las cámaras el ambiente que se vivió fue muy diferente al que vimos en pantalla.

Y es que, según contó Piper Laurie en entrevistas, nunca interpretó al personaje de Margaret White, la madre de Carrie, como si de un rol de terror se tratase. De hecho, pensó que estaba trabajando en una comedia satírica y en el set vivió situaciones de diversión plena.

“Me impresionó cuando mi antiguo agente llamó y dijo: 'Tengo un guion que me gustaría enviarte'. Me lo mandó, lo leí, no me gustó mucho y le dije a mi exmarido esa noche que me parecía una comedia y que no era muy buena”, explicaba en una intervención para la Television Academy en 2015 sobre su primer contacto con Carrie. “Pensé que era la estupidez, él dijo que Brian de Palma también hace un enfoque cómico con sus películas y pensé, bueno, lo leí mal, lo volví a leer y pensé que era una sátira de algún tipo”.

Laurie decidió reunirse con De Palma y conocer de primera mano las implicaciones del proyecto. En su conversación admite que le llamó la atención lo hablador que era, haciéndola sentir que era él quien estaba haciendo la audición por los muchos datos sobre sí mismo que le estaba dando. Aunque lejos de sentirse espantada por tanta verborrea, salió de la reunión sintiendo que el cineasta era una persona admirable.

“No hizo ninguna pregunta, solo explicó quién era, vi lo encantador que era y me gustó mucho. Luego tomé el tren de vuelta a Woodstock, donde vivía, y en cuanto llegué a casa mi agente me llamó y me dijo: ‘A Brian le has gustado y le gustaría que hicieras la película’”, continuaba contando Laurie. Eso sí, con la conversación tan centrada en De Palma, la actriz siguió sin tener claro qué tipo de película era Carrie, teniendo aún en mente la idea de que trabajaría en una comedia satírica de terror.

Pese a la crudeza e intensidad de Margaret White, nunca sintió que trabajaba en un ambiente serio y terrorífico. Solo destaca que odiaba que su personaje tuviera que ser malvado con el de Sissy Spacek, sobre todo por la dulzura que le inspiraba la joven actriz. Pero, más allá de este detalle, admite que vivió el rodaje de forma “muy divertida”. “Tuve la oportunidad de actuar como una niña. Pude ser la dama mala y me reí mucho entre tomas”, contaba sobre unas grabaciones que califica de “hilarantes”.

De hecho, tal vez por su forma de abordar el papel, destaca que se sintió confusa cuando la nominaron al Óscar a Mejor Actriz de Reparto en 1976 por este trabajo, reconocimiento que también replicaron otros galardones como los Globos de Oro. En la entrevista matiza que influyó el hecho de haber estado retirada durante más de una década, desde que hizo El buscavidas con Paul Newman en 1961 hasta Carrie. Y es que estando inmersa en una vida cotidiana como madre y ama de casa, supuso un shock regresar a lo más alto de Hollywood con lo que define como “unas vacaciones por las que me pagaron”.

Por todo ello, es realmente sorprendente que, habiendo obtenido un resultado tan terrorífico, agobiante y estremecedor con esa madre tan extremadamente controladora y devota, pudiera tomarse el papel tan a la ligera, preparándolo más como una comedia satírica que como la cinta de terror pesadillesca que fue Carrie. Además, viendo la entrevista, llama la atención que aun tantos años después y conociendo el impacto que ha tenido la película, aún siga destacando la diversión que le trae a la mente la película.

Este artículo fue escrito en exclusiva para Yahoo en Español por Cine 54.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VÍDEO

"Insidious" cierra la puerta con un prólogo dirigido por su protagonista, Patrick Wilson

La vuelta a los orígenes de 'Saw X' tendría una clave para el futuro del cine de terror

Kevin Costner ignoró una enseñanza de 'Tiburón' que pudo costarle la ruina

La vez que Margot Robbie consiguió un papel burlándose de Will Smith