Anette Cuburu: el cuento de hadas que, de la noche a la mañana, se volvió pesadilla

Miguel Cane
·4  min de lectura

Algunas veces lo que parecería un cuento de hadas y la oportunidad de consagrarse y hacer un sueño realidad, puede convertirse en una pesadilla; y es que el mundo entero puede cambiar de la noche a la mañana, como lo señaló Anette Cuburu a Mara Patricia Castañeda en una charla que sostuvieron, en la que la ahora conductora de 'Venga la Alegría' reveló el arduo camino que tuvo que andar para volver a la TV abierta a nivel nacional, luego de pasar años vetada y posteriormente confinada a una televisora de cable.

Esto se debió a la súbita debacle de su matrimonio con Alejandro Benítez, un alto ejecutivo de Televisa, con quien contrajo nupcias en 2004 y procreó tres hijos — la primogénita Anette, y los mellizos Alejandro y Camila, tras cuyo nacimiento experimentó un severo caso de depresión postparto, del que habló ampliamente en su momento —, para divorciarse en 2011, siendo este el momento en que la oriunda de Mexicali, Baja California, se encontró convertida, de un momento a otro, prácticamente en persona non-grata en todas las televisoras.

Este fue un episodio muy fuerte en su vida, según relató a Castañeda: un verdadero infierno. Cuburu, hoy de 46 años de edad, se encontró, al salir del shock de su separación y repentino divorcio (ella claramente, no lo vio venir) como una madre soltera de tres niños pequeños, con necesidad de trabajar y que estaba imposibilitada para hacerlo. Según señaló a la periodista, este veto fue consecuencia obvia de su ruptura, que no fue en buenos términos y su excónyuge ejerció toda su influencia para sacarla de la jugada, a la inversa de lo que hizo en su momento, cuando sacó a Cuburu de TV Azteca, donde había formado una carrera bastante sólida, después de haber estudiado en el CEA de Televisa y haber tenido algunas escasas participaciones en producciones de esa televisora, para llevarla a ser conductora de 'Hoy'.

Cuando Benitez instaló a su entonces esposa en dicha producción, no sentó bien a algunos de los miembros del plantel de conducción que ya estaban y no fue un secreto que entre ella y Andrea Legarreta surgió una animadversión que persiste aún hoy, y a la que ha hecho claras alusiones muchas veces, mientras que con Galilea Montijo habría ocurrido exactamente lo opuesto: "Galilea Montijo es una persona que voy a adorar toda mi vida, que tiene un corazón enorme y que hizo por mí cosas preciosas que nunca voy a olvidar, que me hizo crecer”. 

No obstante, su paso por el matutino de mayor rating no estuvo exento de maledicencia: "Había dos personas que no querían que yo estuviera en 'Hoy', porque las opacaba, porque les hacía sombra”, confesó la conductora, en clara referencia al desagradable chisme que se soltó en aquella época al respecto de que sostenía un supuesto romance con Raúl Araiza, mientras ella formaba parte del programa y estaba aún casada con Benítez, algo que ella negó de manera tajante, si bien señaló que entre ellos había buena química y de ahí se agarraron para calumniarla.

Aunque no indicó que fuera Legarreta quien le hizo la vida imposible en su paso por 'Hoy', aún pese a la insistencia de la entrevistadora, Cuburu sí tuvo palabras para ella: “Creo que Andrea tiene su forma de ser y no es amiga de todo el mundo, ella decide de quién ser amiga y entre nosotras nunca se dio una amistad… La gente que no quiere ser mi amiga, no tiene por qué serlo, ni lo necesito”, explicó.

Sobre el presunto romance con Araiza, ahora que ambos son solteros, también fue específica: "Esto lo aclaré por respeto al público y a mi familia. Soy una mamá de tres hijos, y los he sacado sola adelante”, señalando que la nota en portada que en su momento apareció en una famosa revista de chismes era parte de la constante persecución que ha pasado por capricho de su ex.

“Esa nota la pagó el mismo señor que me vetó durante ocho años, que me dejó sin trabajo, por lo que yo tuve que pedir dinero prestado para los pañales de mis hijos. Es lamentable que pasen este tipo de cosas”, puntualizó. 

Y es que realmente esta situación fue muy difícil y amarga para Anette. Pasó varios años sin poder trabajar hasta que entró a un magacín de una televisora de cable, donde estuvo algunos años, hasta que el recién fallecido Alberto Ciurana — que en su momento tuvo una relación contenciosa en Televisa con Benítez— la llevó a TV Azteca en 2019, para ser conductora titular de 'Venga la Alegría' (el principal competidor de 'Hoy') acabando así con ocho años de martirio para la rubia, que ahora cuenta con el favor del público, aunque su camino espinoso, no ha terminado de recorrerse, pero lo hace ahora con más confianza en sí misma.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Danna Paola llevaba una 'doble vida' mientras rodaba la serie 'Élite'