Cómo dar volumen a los labios después de los 40 (y antes que salgan las arrugas)

Adriana Terán
·7  min de lectura

Es después de los 40 años de edad cuando disminuye de forma importante la producción de colágeno, elastina y ácido hialurónico con lo cual, si no tomamos medidas preventivas, las huellas del tiempo empiezan a hacerse notar.

Los labios son determinantes para lograr y mantener ese aspecto más fresco en el rostro. Sin embargo, con el paso del tiempo, dejan ver los primeros signos de envejecimiento disminuyendo en su tamaño, luciendo más delgados, e incluso asoman pequeñas arruguitas en el borde.

Estas recomendaciones de expertos nos invitan a apreciar un panorama mucho más amplio donde existen variadas opciones como trucos de maquillaje, cuidados caseros y técnicas estéticas médicas para recuperar y preservar esa zona tan atractiva.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

En el consultorio

Afortunadamente quedaron atrás aquellos tiempos en que la moda y las tendencias nos mostraban actrices con morritos en la boca que no lucían muy naturales y nos hacían ladear la cabeza para tratar de entender qué era lo que se habían hecho en los labios.

Hoy todos comprendemos que los labios no solo se aumentan con procedimientos médicos seguros sino que también se pueden hidratar y definir en busca de resultados naturales, pero antes de estar seguros de cuál es nuestro requerimiento específico vale la pena conocer con más detalle nuestra anatomía.

“Los labios están conformados por una parte mucosa y otra es piel. En la parte central el músculo estriado superficial. Es importante que para determinar cuál es el mejor tratamiento aumento de volumen, hidratación y perfilado labial que comprendamos que cada caso es individual y que cada persona tiene necesidades muy diferentes. El labio superior es más pequeño que el labio inferior a dos tercios, y contamos con una anatomía constituida por dermis, signo de cupido, y el reborde de los labios. Además es importantísimo saber que por esta zona pasa la arteria labial superior e inferior”. Esta clase la ofrece la médico estético Karolina Landaeta.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Landaeta aclara que a medida que nos hacemos mayores los labios van reabsorbiendo las células y por ende se van incorporando hacia adentro de la boca, haciéndose mas pequeños. “Para contrarrestar este efecto natural la modalidad más adecuada es aplicar ácido hialurónico, producto biodegradable, reabsorbible y, aunque hay muchas marcas en el mercado, es fundamental que esté diseñado exclusivamente para labios, porque tiene muchas densidades útiles para distintas áreas. En el caso de los labios hay que trabajar con sutileza porque es una de las zonas más sensibles de nuestro cuerpo y es el inicio del sistema digestivo. Si el producto no es el adecuado no se ajusta ni se retiene donde debe estar”.

Los productos que suben el volumen

Con poca cantidad -menos de 0,5 cc de ácido hialurónico en los lugares adecuados- se puede generar un efecto de volumen. “Dependiendo de la edad del paciente se realizan distintas técnicas y no en todas los casos se debe rellenar todo el labio, se puede solo perfilar, delinear pronunciar el bermellón, por eso siempre hay que individualizar y conocer la anatomía del paciente. Con estas técnicas también se pueden ajustar las asimetrías, y ayudar a mejorar a pacientes que hayan sufrido de parálisis facial. Hay muchas opciones que pueden responder tanto a la moda y las tendencias, como otras necesidades”.

Ventajas y desventajas

La experta ofrece algunas consideraciones que debemos tener en el panorama al decidirnos por la vía médica para aumentar o mejorar nuestros labios.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

La primera de ellas es la elección del médico tratante. “Este debe tener experiencia en labios y debe ser capaz de asesorar adecuadamente al paciente sobre qué es realmente lo que necesita, saber escucharlo muy bien y evaluar lo que le conviene con relación a su edad y proporciones. Además, la poca experiencia representa la única desventaja de este tratamiento y es que si no se hace el aspirado correcto, el más mínimo contacto de ácido hialurónico que ocluya un vaso arterial puede causar necrosis”.

En contraparte, Landaeta asegura que la gran ventaja de esta técnica es que existe una sustancia que disuelve el ácido hialurónico, la hialuronidasa, medicamento que lo destruye o degrada de manera que puede disolverse en caso de que los resultados no sean satisfactorios o veamos efectos adversos.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

“Por esto hay que usar siempre los productos adecuados, no como en el pasado, que se usaron biopolímeros y hoy vemos muchas personas con granulomas en los labios, algunos son operables, pero otros están adheridos a la piel y no se pueden eliminar, o simplemente no pueden tratarse. Quienes en el pasado, hace veinte años, se hayan practicado alguna técnica en los labios que no haya sido con ácido hialurónico, deben ser precavidos y no tocarlos. Los especialistas también debemos evitar tocar cualquier biopolímero que no se haya degradado”.

El efecto del ácido hialurónico en estos tratamientos dura entre nueve meses a un año y siempre se debe ir siempre de menos a más.

Los cuidados en casa

Con respecto a los cuidados que debemos tener después de haber sido sometidos a un tratamiento estético en los labios, se recomienda evitar cualquier posibilidad de infección en el área. También, durante la primera semana, mantenernos tranquilos, evitar el calor y el frío, evitar besar, y cualquier manipulación en la zona como masajes.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Pero en casa también podemos trabajar en retrasar el momento en que debamos recurrir a un tratamiento quirúrgico. En este sentido, la doctora Ana Paula Sedano Pérez-Lete, recomienda evitar el uso de popotes o pitillos, y el consumo de cigarrillos. Además considera imprescindible humectar la piel de la zona con bálsamos con protector solar diariamente.

“Asimismo, una buena práctica que además es muy sencilla es pinchar una cápsula de vitamina E y aplicarla en la zona por las noches, esto se puede incorporar a la rutina diaria nocturna por tiempo ilimitado”.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Otra práctica imprescindible es mantener los labios hidratados para preservar un aspecto más joven, así como también exfoliarlos con cierta frecuencia lo cual mantendrá esta zona tan sensible suave y sin imperfecciones.

Los trucos para los labios con el maquillaje

El maquillaje ofrece también posibilidades de mejora en el aspecto de nuestros labios. “Aunque puede parecer un truco muy complicado en realidad es muy sencillo”, asegura Jesús Cedeño, maquillador quien ha trabajado para firmas como Loréal.

“Cuando las personas van perdiendo volumen y grosor en sus labios, deben usar labiales de larga duración, los matte también funcionarán muy bien. Se deben evitar los labiales cremosos porque se corren por la líneas de expresión y la boca puede lucir chorreada”.

De esta manera, el maquillista ofrece un breve paso a paso que pueden llevar a cabo personas de todas las edades que quieren lucir labios más carnosos. “Primero, se debe aplicar base de cobertura media en todo el rostro, incluso en los labios. Igual al sellar también hay que aplicar polvos sueltos en los labios. El segundo paso es delinear con el perfilador del mismo color del labial tratando de ir sutilmente por fuera del borde la comisura de los labios. Con el pincel se difumina el delineado y se aplica el labial”.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Cedeño agrega que para quienes ya han perdido volumen en los labios, contrariamente a lo que se cree, los colores de labial más recomendados son uno o dos tonos más oscuros que nuestra piel, esto para que pueda verse bien la boca. Los labiales nudes, o muy claros ya no son opción porque no destacan la forma. Para todos los tonos de tez, los colores naturales como el terracota, el café moca o el rosa palo, quedarán muy bien.

Otro de los trucos infalibles para hacer lucir los labios con mayor volumen es culminar el maquillaje con un toque de labial más claro en el centro del labio inferior y aplicar un toque de bronzer debajo del borde del labio inferior, justo en el centro. Esto hará que luzcan como si sobresalen un poco más.

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

Pecados de maquillaje: lo que debes evitar a los 30, 40 y a los 50

Lo que nunca debes hacer al desmaquillarte: errores típicos de una rutina imprescindible para tu piel

Dermatitis perioral, el mal contra el que Hailey Bieber lucha desde hace años

EN VIDEO: Tres mascarillas para lucir una piel resplandeciente durante los meses más fríos