El cuidado de la piel masculina: limpieza e hidratación, básicos para un rostro saludable

Adriana Terán
·6  min de lectura

Un pelo de la barba encajado, resequedad permanente, inflamación... ¿Te suena? Es la descripción de un hombre común que no tiene hábitos de cuidado de la piel. Los hombres también ameritan atención estética para tener una piel saludable.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Los cuidados del rostro masculino no se alejan demasiado de los que dedican las mujeres a su piel, al contrario, si se tuviesen más puntos en común, dolencias cotidianas como la irritación después del afeitado, serían menos frecuente.

La dermatóloga y especialista en skin care Johana Méndez explica que existen diferencias estructurales entre la piel del hombre y la de la mujer. En primer lugar porque la piel masculina, en la parte del rostro tiene mayor población de vello, por lo cual existe una mayor producción de grasa y acumulación de impurezas.

Además, agrega la experta que la piel del hombre, por el hábito del rasurado, suele ser un poco más gruesa y tiene más tendencia a que los poros se inflamen y sufra de foliculitis.

“En la parte funcional, también hay diferencias. Muchos hombres producen más grasa en la piel, y también la piel está influenciada por los cambios hormonales. El aumento de la secreción de la testosterona ayuda a que la producción de sebo aumente. Un hombre muy activo, con una alta carga de testosterona, es propenso a tener más granitos o infecciones. De esta manera, es necesario que las rutinas y productos de cuidado de la piel también sean diferentes, dependiendo de la edad, de sus hábitos, condiciones de salud, entre otros factores”.

En el caso de productos para cuidado de la piel masculina, la especialista alerta que, por la mayor producción de grasa, suelen contener alto grado de alcohol, pues tratan de prevenir infecciones y brindar sensación de frescura. Sin embargo, el alcohol reseca la epidermis y se crea como una especie de capa que no deja salir la grasa por lo que surgen granos o comedones”.

Méndez explica que el cuidado de la piel no debería analizarse por género sino por necesidades individuales, por lo que, antes de establecer una rutina, es recomendable definir características y el estilo de vida de la persona.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

En el caso de los caballeros esto implica observar el tipo de piel, si sufre de acné, los factores metabólicos, la edad, si se trata de un individuo que hace deportes, si es alguien que es de mínimo mantenimiento y usa para el rostro el mismo producto con el cual se lava el cabello; si usa lentes; si es calvo o tiene mucho vello; si tiene barba o son lampiños. Son muchos los factores que influyen en la higiene y cuidado de la persona, pero sobre todo es importante que ellos mismos estén informados sobre las características de su piel para que puedan comprender sus necesidades particulares.

“La mayoría de las campañas publicitarias de productos masculinos suelen estar orientadas a la limpieza exclusivamente, con lo cual ellos no tienen información inmediata para escoger los productos que son adecuados para ellos. Además, los hombres tienden a manipularse la cara ellos mismos, pellizcarse o son rudos con el afeitado, lo que los hace aún más propensos a tener problemas en el rostro. Pero una vez que tienen definidas sus costumbres y tipo de piel, es mucho más fácil establecer una rutina”, asegura Méndez.

Aunque la piel amerita limpieza e hidratación sin distinción de género, es conveniente que los hombres usen los que están diseñados para ellos pues cuentan con formulaciones prácticas y texturas ligeras que hacen más cómodo su uso.

Puntos en común

La cosmiatra Isabela Verbena asevera que, hoy en día, el hombre está muy consciente de que el envejecimiento ocurre y que los daños que puede sufrir la piel son los mismos que sufren las mujeres. “Los cuidados que requiere son los mismos, el hecho de ser hombre no implica que no deba protegerse del sol o hidratarse. En ellos también repercute la edad en la disminución de producción de colágeno y elastina. Los hombres están dispuestos a cuidarse e incluso hay quienes tienen pieles más delicadas que las mujeres”.

Tal vez el único paso, en una rutina de cuidado diario que no es frecuente en hombres como en mujeres es el uso del desmaquillante, pero incluso el tónico está recomendado por sus propiedades refrescantes y reparadoras. “Además, si tienen piel grasa, se recomienda una limpieza facial mensual; y dependiendo de su edad se le puede aplicar ácido hialurónico, nutrientes y revitalizantes”. El asunto está, quizás, en que los hombres están desinformados en cuanto a los pasos a seguir para el correcto cuidado de su piel.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Cómo incentivar el hábito del cuidado diario

Es posible que no sea tarea fácil habituar a los caballeros a una rutina diaria de cuidado de la piel, pero podemos comenzar con ideas estimulantes como por ejemplo, cuidarnos más por el uso de la máscara. Si la persona debe usarla frecuentemente, debe ya tener el hábito de lavarla, de esa misma manera debe profundizar en el rostro.

Una limpieza profunda también es una gran idea para comenzar a llevar una rutina, porque ofrece resultados agradables inmediatamente que pueden mantenerse más tiempo con el cuidado diario.

Quienes usan barba también están obligados a brindar un mínimo de atención a esta zona. Para el afeitado y recorte, es muy conveniente disfrutar de exposiciones a baños de vapor y de exfoliantes. Estas prácticas motivan a adquirir una rutina de pasos sencillos.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

El un, dos, tres del cuidado masculino

Johana Méndez, quien también es fisioterapeuta, comparte un paso a paso básico para iniciar una rutina de cuidado de la piel del hombre.

Limpieza. Un limpiador que sea efectivo, pero que proteja la piel sin resecar. Es conveniente leer en la etiquetas que sea anticomedogénico y evitar los lauryl sulfates (que son casi lavaplatos).

“Los hombres se guían por sus estímulos sensoriales, por lo cual suelen escoger productos muy perfumados, altos en alcohol y que hagan espuma, porque así sienten que la cara queda limpia, pero en realidad, estos productos suelen resecar”.

Tratamiento. Incluir productos de tratamiento para necesidades especiales como hiperpigmentación, cicatrices, producción excesiva de grasa, arrugas, resequedad o envejecimiento.

Hidratar y proteger. “Humectar y ocluir se trata de darle de beber a la piel, dejarle una botella de agua para cuando requiera más y cubrirla para que no pierda la hidratación”. Esto se logra tonificando la piel e hidratando con productos adecuados para cada tipo de piel. En este paso debemos incluir protector solar.

Atención especial requiere el afeitado que debe hacerse después de la limpieza y estar seguido de un bálsamo aftershave o tónico para dar paso a la hidratación. En el caso de los hombres con barba la higiene es fundamental y requiere productos específicos como aceites hidratantes, antibacteriales, hojillas limpias y nunca olvidar la piel que está debajo del vello.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

(VIDEO) Mi trabajo soñado: Novio de alquiler

Los errores que no debes cometer cuando vuelvas a visitar los salones de belleza

Consejos de moda para personas con curvas o cómo derrochar amor propio con tu look

Los colores y prendas que rejuvenecen y cómo combinarlos para refrescar tu imagen