Anuncios

Daddy Yankee y otros artistas que se convirtieron en cristianos

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 4 (EL UNIVERSAL).- Este domingo, Daddy Yankee dio a conocer en su último concierto que, de ahora en adelante, viviría abiertamente su fe, pues se dijo un creyente y servidor de Cristo, mientras toda la multitud le aplaudía, ya que el cantante se sinceró al expresar que ni la fama, ni el éxito, ni el dinero habían llenado su corazón a lo largo de su carrera y no fue sino hasta que se concentró en su relación con Dios que encontró la felicidad que tanto estuvo buscando.

Pero él no ha sido el único cantante que predica conforme a sus creencias, pues a lo largo de los años son varias y varios los famosos que también lo han hecho, ¿quiénes son?

Ricardo Montaner es uno de los famosos que, desde que debutó en el mundo de la música, ha estado acompañado de su fe, pues en diversas ocasiones ha revelado que, desde que era un pequeño niño, recibió una educación cristiana, tanto en casa como en las escuelas donde fue disciplinado con los conocimientos que forjarían sus creencias a lo largo de los años.

Sin embargo, el intérprete de "Me va a extrañar" reveló que no fue sino hasta que nació su hijo Mauricio, en 1993, cuando su fe se intensificó todavía más, luego de vivir un suceso fuera de lo normal, cuando en una visita a Uruguay aprovechó para conocer a un pequeño de 10 meses en el hospital, el cual se encontraba en una situación tan vulnerable de salud, que estaba a poco de ser desconectado.

Fue así que el cantante, que en esa época tenía 36 años, la madre y el padre del menor realizaron una oración en favor de la sanación del recién nacido; más tarde, el bebé se salvó.

"A partir de esa oración que hice por su sanación al lado de sus padres se produjo un momento sobrenatural de cura que fue obra de Dios. Recuerdo que regresé a Venezuela, me arrodillé frente a mi esposa y su pastora y les pedí que me ayudaran a aceptar a Cristo como mi salvador", dijo a "La Nación".

Yuri, que inició su carrera en 1982, cuando tenía 18 años, era muy criticada por las personas que sostenían costumbres conservadoras, debido a que por esa época, desafiaba los cánones del pop, a tal grado que llegó a ser denominada como "la Madonna mexicana", sin embargo, su estilo de cantar y comportarse cambió radicalmente a raíz de un estado de salud que puso en riesgo no sólo su carrera como cantante, sino su vida, pues en 1994, los doctores le detectaron tumores en la garganta.

Este diagnóstico produjo una severa depresión en la cantante, por lo que, para seguir adelante, ha contado que se refugió en su fe.

Desde ese entonces, a pesar de que por un tiempo perdió la fama a la que estaba acostumbrada, la artista dividió su carrera en dos rubros, pues ha probado suerte también como intérprete de temas relacionados a su religión, a la par de que continúa impulsado su carrera con los éxitos con los que se ha dado a conocer a lo largo de los años y que la mantiene en la memoria del público.

Sin embargo, su ideología también la ha puesto en el ojo del huracán, pues en diferentes ocasiones ha justificado que sus comentarios homofóbicos se derivan de su religión.

Juanes se ha descrito en múltiples ocasiones como un "fanático de Dios", asegurando que interpreta su fe de manera muy personal, pues a diferencia de otros cantantes, el intérprete de "La camisa negra" ha destacado que en su vida siempre estuvo presente la figura de un poder que lo guiaba, la cual ha retratado no sólo en su vida cotidiana, sino también en sus composiciones, como es el caso de una de sus canciones más exitosas; "A Dios le pido".

"Respeto profundamente las religiones, pero yo sigo mi manera particular de conectarme con Dios y mi música siempre ha tenido ese elemento espiritual. Siempre he sido una persona creyente, fanático de Jesús, pero lo interpreto como quiero, cuando uno tiene fe, cree en sí mismo y es positivo, las cosas mejoran", dijo a "El Tiempo".

A lo largo de los años, Juan Luis Guerra ha dedicado varias de sus canciones a Dios; entre ellas "Caballo blanco", "Mi Jesús", "Las avispas" y "Para ti". Pero, así como sucedió a otros famosos, el dominicano ha contado que fue un llamado el que lo instó a atender a su fe, después de que se enfrentara a una profunda crisis existencial, que le produjo la presión de seguir generando éxito con su música, motivo por el que en 1995 decidió retirarse temporalmente, fue así que le dedicó tiempo a la religión, pues asegura que es a través de sus creencias que es capaz de seguir componiendo con buenos resultados.

"Me faltaba paz, ni con todos los premios y reconocimientos podía estar tranquilo, sufría ataques de ansiedad horrorosos. Entonces acepté a Jesús y el vino a darme mucho más que paz, me dio vida en abundancia", pues señala que es Dios quien lo provee de todas las bachatas que compone.