Anuncios

Disney acaba de perder la oportunidad de conseguir su propio 'Harry Potter'

Daniel Radcliffe (Photo by Peter Mountain/WireImage)
Daniel Radcliffe (Photo by Peter Mountain/WireImage) (Peter Mountain via Getty Images)

Los estudios de Hollywood continúan reevaluando sus estrategias con el streaming. En esta ocasión, le ha tocado a Disney mover ficha con un movimiento que ya vimos con compañías como Warner: la eliminación de contenidos ya rodados y nunca estrenados para desgravarse impuestos. Según informan medios como Deadline, la serie precuela de 20.000 leguas de viaje submarino, que iba a centrarse en los orígenes del Capitán Nemo; y la nueva adaptación de Las crónicas de Spiderwick, la saga juvenil de fantasía que ya tuvo su salto al cine en 2008 con una cinta protagonizada por Freddie Highmore; nunca verán la luz en Disney+ pese a estar listas para su emisión.

Tras lo que ocurrió con Batgirl o la secuela de la cinta animada de Scooby Doo, no es una decisión que nos agarre desprevenidos. Sin embargo, nos obliga a pensar en qué puede haber motivado el dejar de lado dos productos que, de primeras, tenían potencial para atraer suscriptores al servicio de streaming de la casa Mouse. Con la serie del Capitán Nemo se podría comprender, porque aunque estarían recuperando uno de sus clásicos de aventuras más queridos de los '50 se hace difícil confiar en que esta historia, explotada en infinidad de ocasiones, pudiera generar las mismas pasiones que antaño. Pero no ocurre lo mismo con Las crónicas de Spiderwick.

Para los que desconozcan esta saga, se trata de una serie de ocho libros de fantasía publicados en los 2000 por los escritores Tony DiTerlizzi y Holly Black. Su historia narraba cómo tres hermanos descubren todo un mundo de seres y sucesos sobrenaturales en los alrededores de su nuevo hogar, un viejo caserón que perteneció a un tío. Eran relatos que inspiraban fascinación por lo fantástico, la magia y las venturas juveniles aludiendo a la inocencia que todos disfrutamos de niños y al choque de dejarla atrás.

Es decir, una propuesta que se acomoda al 100% a la marca Disney y con el potencial de dar pie a una nueva franquicia juvenil de fantasía sin nada que envidiar a grandes sagas del género como Harry Potter.

En 2008 se adaptó al cine con resultados muy positivos a través de una película que supo capturar la fascinación de su historia por la fantasía y que obtuvo un gran recibimiento por parte de la crítica. Sin embargo, los resultados de taquilla no acompañaron. No fue un completo descalabro, pero su recaudación de 164,1 millones de dólares se quedó coja para rentabilizar sus 90 millones de presupuesto, sepultando toda opción de convertirse en saga.

Se podría pensar que esta es la razón que podría haber motivado a Disney a no estrenar su adaptación de Spiderwick, pero posiblemente tenga más que ver con una cuestión de derechos. La serie, cuya primera temporada ya está rodada y cuenta con un total de ocho episodios, es una coproducción con Paramount, dueña de la marca. Tras llegar a un acuerdo entre ambas partes, fue anunciada en noviembre de 2021 y se rodó en Canadá entre finales de 2022 y principios de 2023, pero tal vez por la necesidad de compartir beneficios o el anclarse más de lo debido a un estudio que no deja de ser competencia, desde la casa Mouse quizás no se habría terminado de ver.

También puede haber entrado en juego sus fracasos con la fantasía y las aventuras juveniles con Willow o Artemis Fowl (ambas también eliminadas de Disney+) o que prefieran poner el foco en otras series potenciales como Percy Jackson, que no deja de ser otro producto enfocado al mismo target. No obstante, viendo todo lo que puede ofrecer Las crónicas de Spiderwick, es difícil no ver esto como una oportunidad perdida, sobre todo teniendo en cuenta que la serie ya está grabada y lista para emitirse.

A título personal, adoré la adaptación de 2008. Como decía, la forma de introducirte en su universo y transmitirte la fascinación por su historia, su magia y sus criaturas fantásticas es perfectamente comparable a lo que lograron las primeras películas de Harry Potter. Además, el tratamiento de los personajes juveniles, con ese asombro hacia la infancia mientras la vida adulta se abre camino, poco tiene que envidiar a lo que ofrecen directores como Steven Spielberg con tratamientos similares.

Creo que es una película que merecía más reconocimiento y que, tal vez por estrenarse en una época donde las aventuras del joven mago calaban fuerte y otras cintas juveniles como Las crónicas de Narnia, El mundo mágico de Terabithia, Corazón de tinta, La brújula dorada o Ember: La ciudad perdida asolaban los cines, el público no supo apreciar. Pero ahora, con una serie apadrinada por Disney, posiblemente uno de los estudios que más se acomoda a Las crónicas de Spiderwick y que en su plataforma acumula suscriptores de su target potencial, había una ocasión perfecta para que este relato de fantasía grabara su nombre en la cultura popular y la casa Mouse tuviera en su baúl otra franquicia para el recuerdo. Pero, finalmente, esto no va a ocurrir.

Este artículo fue escrito en exclusiva para Yahoo en Español por Cine 54.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VÍDEO

La doble huelga en Hollywood pone contra las cuerdas al comercio de California

'Gran Turismo' nos hace lamentar la decisión que tomó Orlando Bloom con Hollywood

Disney dejó su huella en 'Juego de Tronos' con una oscura película de dragones

La precuela oscura de 'Blancanieves' que Disney no se atrevió a hacer