Anuncios

'Gran Turismo' nos hace lamentar la decisión que tomó Orlando Bloom con Hollywood

Orlando Bloom en GRAN TURISMO de Columbia Pictures (Foto de Gordon Timpen/©2023 CTMG. All Rights Reserved. Gran Turismo is a trademark of Sony Interactive Entertainment Inc. Cortesía de Sony Pictures)
Orlando Bloom en GRAN TURISMO de Columbia Pictures (Foto de Gordon Timpen/©2023 CTMG. All Rights Reserved. Gran Turismo is a trademark of Sony Interactive Entertainment Inc. Cortesía de Sony Pictures)

Orlando Bloom terminó agotado de Hollywood. Después de conquistarnos como Légolas en El señor de los anillos, surcando los mares junto a Johnny Depp y Keira Knightley en Piratas del Caribe o protagonizando épicas producciones como El reino de los cielos de Ridley Scott, tomó la decisión de hacer un punto y aparte en su carrera. A partir de la década de 2010, su vida personal y familiar comenzó a ser su prioridad y la actuación pasó a un segundo plano, solo dándonos la oportunidad de disfrutar de su talento en producciones de menor estatus que le alejaron de la fama que disfrutó antaño.

“No fue una decisión. Simplemente ocurrió. Tuve una carrera loca, no creo que haya mucha gente que haya tenido una carrera como esta. Dos trilogías, Ridley Scott, Cameron Crowe... simplemente una gran carrera”, contó Bloom en 2020 en una entrevista con The Hollywood Reporter. “Estaba harto de verme a mí mismo, con toda la publicidad que tenía que acompañar a todas estas películas, e inevitablemente, creo, te quemas hasta cierto punto contigo mismo y con los espectadores”.

Durante este tiempo, del que confesó que el nacimiento de su primer hijo junto a su expareja Miranda Kerr le hizo cambiar su forma de ver la vida, apenas se dejó ver en series como Carnival Row de Prime Video y películas sin mucha trascendencia como The Outpost o Needle in a Timestack. Por ello, cuando conocimos la noticia de su vuelta a primera línea de la interpretación con Gran Turismo: De jugador a corredor, el proyecto de Sony para adaptar a la gran pantalla una de sus sagas de videojuegos más queridas, la expectación por ver a Bloom luciendo de nuevo su carisma en pantalla se convirtió en una de las mayores bazas para acercarse a las salas a ver esta cinta sobre el mundo del automovilismo. Y no decepciona en absoluto.

Orlando Bloom protagoniza GRAN TURISMO de Columbia Pictures. Photo by: Gordon Timpen. ©2023 CTMG. All Rights Reserved. Gran Turismo is a trademark of Sony Interactive Entertainment Inc. Cortesía de Sony Pictures
Orlando Bloom protagoniza GRAN TURISMO de Columbia Pictures. Photo by: Gordon Timpen. ©2023 CTMG. All Rights Reserved. Gran Turismo is a trademark of Sony Interactive Entertainment Inc. Cortesía de Sony Pictures

No es que Gran Turismo sea una película excepcional. Aun contando la historia real del piloto Jann Mardenborough, que dio el salto a las carreras profesionales tras perfeccionar su habilidad con los videojuegos de Gran Turismo, no deja de ser un anuncio publicitario descarado de este título de Play Station centrado en destacar sus virtudes y dar hueco a un exagerado product placement de marcas deportivas. Sin embargo, y a pesar de todo esto, es un entretenimiento de altura con detalles muy reivindicables, como toda su parte interpretativa.

Tanto Orlando Bloom, que da vida al creador de la escuela de pilotos para jugadores de Gran Turismo; como David Harbour, que interpreta al entrenador del proyecto; construyen sus personajes con un sentimiento y carisma que hace difícil no empatizar con ellos y la historia. El que mayor protagonismo se lleva es Harbour, pero quien más roba nuestros corazones es Bloom, sobre todo porque recupera ese lado tan intrépido y galán con el que nos enamoró con sus primeros papeles.

Su actitud desafiante, sus miradas intensas, su sonrisa y cómo acapara el protagonismo con cada intervención, nos recuerdan a sus años de gloria con El señor de los anillos o la trilogía original de Piratas del Caribe, cuando poco tenía que envidiar a estrellas de la talla de Brad Pitt o Leonardo DiCaprio y dimos por hecho que su carrera se dirigía a toda velocidad hacia la cima.

Lo curioso es que Orlando Bloom logra esto con un personaje bastante plano, un perfil profesional que mayormente se dedica a tomar decisiones en los despachos y que poco tiene que ver con los héroes de acción que acostumbraba a interpretar. Pero ese talento innato que le llevó a la fama, esa presencia tan arrolladora que ni el paso del tiempo ha borrado de su perfil, termina por elevar a este rol y, en definitiva, a Gran Turismo.

Por todo ello, y a pesar de lo lógica que fue su decisión, entristece pensar en las muchas oportunidades que nos hemos perdido como espectadores a causa de su elección de dejar de lado los focos y las grandes producciones de Hollywood. Sus últimos proyectos, y lo desaprovechados que estuvieron sus regresos como Légolas a El Hobbit y Will a Piratas del Caribe: La venganza de Salazar, nos habían hecho olvidar sus virtudes, pero su vuelta a primera línea con Gran Turismo nos recuerda que sigue siendo un actor con recursos al alcance de muy pocos, que incluso sabe sacar oro de proyectos tan planos como este.

Gran Turismo: De jugador a corredor se estrena en salas de México, Argentina y otros países de Latinoamérica el 24 de agosto.

Este artículo fue escrito en exclusiva para Yahoo en Español por Cine 54.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VÍDEO

Orlando Bloom confiesa que no sólo Katy Perry le 'acelera el corazón'

'El señor de los anillos' desperdició una oportunidad de oro con Liv Tyler que todavía no perdono

Aaron Taylor-Johnson demuestra que ni los actores esquivan el hartazgo actual de Hollywood

La inseguridad de Keira Knightley con 'Piratas del Caribe' la llevó a pensar lo peor