El dilema de dejarse las canas o cómo el confinamiento nos ayuda a aceptarnos como somos

·5  min de lectura

Llevar canas o no es un dilema que afrontamos toda las mujeres. El tema de que inmediatamente se relacionen con vernos viejas o incluso descuidadas hace que para muchas sea impensable mostrarlas en nuestra cabellera.

Sin embargo, en la actualidad, cuando cada vez son más fuertes los llamados al respeto y a la igualdad, las mujeres van deslastrándose de estas etiquetas.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

La psicólogo clínico Adriana Gioni, explica que esto está relacionado con la definición de estereotipos de belleza y lo que sociocultural y socioemocionalmente los seres humanos tenemos en la mente y llevamos a la práctica con nuestras actitudes y comportamientos.

“Los estereotipos llevan a etiquetar a las personas en función a esas ideas preconcebidas. Hoy día, muchos estudios han demostrado que seguir asociando las canas con la vejez es una idea anticuada pues en realidad su aparición pudiera estar relacionada también con factores hereditarios, cambios hormonales y de estilo de vida”.

Hombres sexys, mujeres descuidadas

Estos estereotipos también ponen a las mujeres en desventaja con relación a los hombres, porque solemos encontrar la creencia de que un hombre con canas puede ser sexy, maduro e interesante; pero una mujer con el cabello despigmentado no es sinónimo de belleza o sex appeal. Y es que desde el punto de vista psicológico el cabello humano está vinculado con el poder de la atracción sexual”.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

La especialista lamenta que estos estereotipos de feminidad generen mucha presión social con relación al ideal de belleza en la mujer. “El significado sociocultural y socioemocional que construyamos, es lo que va a marcar la diferencia en que aceptemos o no esos ideales, porque ciertamente la sociedad en general rechaza las señales naturales del envejecimiento, por lo que hay que combatir la desigualdad desde la consciencia individual y colectiva sobre lo que aceptamos como bello o no”, recomienda Gioni y asevera que estos estereotipos neutralizan la diversidad, la cual se manifiesta en los gustos que tenemos y en las decisiones que podemos tomar.

Envejecer es parte de la vida

Desde el punto de vista emocional, la mejor recomendación para afrontar el miedo a la vejez es, según Adriana Gioni, no temerle. “Hay que abrirse a aceptar que las personas cambiamos y evolucionamos y eso implica asumirlo con dignidad y valentía. La clave es la aceptación con amor y responsabilidad de lo que nos sucede a hombres y mujeres”.

Por su parte, Raquel Colina, psicólogo de la Universidad Central de Venezuela, agrega que en la actualidad, lejos de menospreciarse por llevar canas, la mujer está manteniendo el ímpetu por ser íntegra en todas sus capacidades independientemente del aspecto. “Cuando se muestran las canas también se muestra orgullo ante la experiencia que ellas representan y la revelación de que la edad no es ningún impedimento para seguir desenvolviéndose a lo largo de los años”.

Cuestión de estilo

Cómo cubrirlas con eficiencia está más que dicho, pero de conocerlas, aceptarlas y saber cómo lucirlas de manera inolvidable se ha hablado poco.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

La especialista en cuidado capilar Daniela Yegres explica que la melanina es la encargada de aportar color a nuestra piel y cabello según la data que aporta la genética.

“Los vasos sanguíneos que se ramifican desde la hipodermis hasta la dermis, llevan a los fulículos pilosos queratina, para aportar fuerza y elasticidad, y melanina para aportar pigmentos según el registro genético que tenemos los seres humanos. De esta manera, si tus padres y abuelos son de cabeza blanca, tienes todos los puntos ganados para serlo. Esto explica que haya gente que al iniciar su pubertad pueda ya presentar canas”.

“Lamentablemente, las mujeres manifiestan mayor ansiedad que los hombres por eliminarlas porque sienten que tienen el deber ante la sociedad, ante la pareja o ante las mismas mujeres, de cumplir con los parámetros estéticos, y además no es fácil cubrirlas en su totalidad”.

Sin embargo, todo tiene solución. Entender que no hay ninguna regla estética que obligue a taparlas nos ayuda en la lucha contra esa sensación.

Geobana Guerrero, consultora de imagen, asegura que el mismo hecho de llevar canas tiene que ver con aceptarnos como somos, y contribuye a normalizar que todo lo que pasa con nuestro cuerpo es natural.

Para la experta, el tiempo de confinamiento ha promovido esa aceptación y ha demostrado que no pasa nada si no te tiñes. “La gente se ha quedado en casa y ha aceptado sus canas en un proceso muy interesante donde se ha presentado la oportunidad de decidir si las dejas o no”.

¡Listo! Decides lucir tus canas

En el caso de aceptarlas, Guerrero sugiere tener códigos que demuestren que las canas no son sinónimo de descuido: el cabello canoso requiere hidratación para mantener las fibras saludables y bonitas; debemos llevarlo limpio y arreglado con un buen corte. Asimismo, aconseja el uso de matizadores que nos permitirá brindar variedad de tonalidades.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Otra recomendación de Geobana, quien también es estilista de moda, es poner atención en el vestuario. “Las canas no necesariamente te avejentan, la ropa sí. Una mala elección puede sumarte años, así tengas 20, 30 o 40. Los colores azul, blanco y, rojo siempre quedarán muy bien con un hermoso cabello canoso”.

El mundo ha cambiado

Jane Fonda, Helen Mirren, Jamie Lee Curtis, son consideradas iconos de estilo mostrando sus canas sin reservas, incluso para enseñar con naturalidad cómo taparlas, como es el caso de Eva Longoria para L’Oreal.

Esto da cuenta de que los cambios en pro de la aceptación, la inclusión y el respeto se están dando también en industrias que no aceptaban la vejez como referencia y ahora comprenden que la belleza no está reñida con la edad.

Guerrero asegura, para cerrar, que las barreras se están rompiendo e incluso en el sector de la moda, que aunque es aspiracional, y está basado en el arte y la fantasía, ha actuado en este sentido recuperando los modelos que ya habían salido de las pasarelas por considerarse muy mayores, de manera que ahora los vemos luciendo sus canas y arrugas con total dignidad.

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

(VIDEO) Té verde para el alma, las maravillas y secretos detrás de esta bebida

Los colores y prendas que rejuvenecen y cómo combinarlos para refrescar tu imagen

Moda sin edad: que no te limite esa frágil línea entre la audacia y el ridículo

Los errores que cometemos con el cabello que suman años a nuestro aspecto

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.