El insomnio te haría comer de más al otro día

Texto: Cintia Saporito

Bolsas debajo de los ojos, cansancio… ¡¿y mucho apetito?! Dormir mal tendría una consecuencia inesperada para tu dieta: podría hacerte consumir montones de calorías extra, a lo largo del día. Sigue leyendo para descubrir cuántas.

Una mala noche de sueño podría atentar contra tu consumo calórico. – Foto: stock_colors/Getty Images
Una mala noche de sueño podría atentar contra tu consumo calórico. – Foto: stock_colors/Getty Images

Cuidado con las calorías, si duermes mal

Si tu estilo de vida suele privarte de un buen descanso, podrías acabar consumiendo calorías de más: más precisamente, unas 385 extra al día; lo que podría generar un indeseado aumento de peso, explica el sitio Medscape.

Sin embargo, estas calorías no vendrían necesariamente de comer de más. En cambio, serían el resultado de peores elecciones alimenticias, en comparación con quienes tienen una cantidad de descanso saludable.

Así lo aseguraban en 2016, investigadores del King’s College London, Inglaterra, en un artículo publicado en la revista European Journal of Clinical Nutrition.

Al mal sueño, ¿mucha grasa?

Después de descansar poco, las personas tenderían a optar por alimentos ricos en grasas, con menor cantidad de proteínas, sostuvieron los autores del estudio mencionado, según recopila Medscape.

No obstante, no habría diferencias en el total de carbohidratos que unos y otros consumirían.

4 claves para controlar tu apetito, si dormiste mal

¿Tuviste una mala noche? Para mantener a raya las ganas de comer, la Dra. Natasha Turner, especialista en dietas, brindó las siguientes recomendaciones en el periódico The Huffington Post:

. Comer porciones más pequeñas, pero frecuentes. Hacerlo cada aproximadamente tres horas, podría ayudarte a mantener estables los niveles de azúcar en sangre.

. Limitar los carbohidratos, hasta la hora de la cena. Durante el día, incluye proteínas y grasas “buenas” en cada comidas y snacks.

. Evitar el café después del almuerzo, especialmente si eres sensible a su efecto. Además, en grandes cantidades, la cafeína puede interferir con el descanso, exacerbar la ansiedad e incrementar el ritmo cardíaco y la presión arterial.

. Planificar el ejercicio. Prefiere hacer la actividad aeróbica por la mañana, ya que podría ayudarte a disminuir las hormonas asociadas al estrés. En cambio, sería mejor dejar el entrenamiento de fuerza para la tarde, cuando el cortisol está más bajo.

No solo problemas con la comida

Pero, el exceso de calorías por la falta de descanso no sería el único peligro para la salud, detrás de una mala noche de sueño. Además, según detalla el sitio WebMD, favorecería el riesgo de sufrir:

. Enfermedades coronarias

. Fallas cardíacas e infartos

. Ritmo irregular del corazón

. Presión arterial alta

. Ataque cerebral

. Diabetes

. Depresión

. Envejecimiento prematuro de la piel

Así que ya ves: dormir mal puede ser un verdadero enemigo de tu salud. Y, si tienes dudas, recuerda consultar al médico.

Y tú, ¿cómo cuidas tu consumo calórico diario?

@cintiasaporito

También te puede interesar:
El insomnio sería hereditario
Parejas: dormir más para pelear menos


Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.