Anuncios

El éxito de 'La laguna azul' despertó los celos del compañero de Brooke Shields

Christopher Atkins tuvo celos más que cuestionables cuando analizamos la historia del éxito de 1980

Christopher Atkins asegura haber sentido celos del éxito de Brooke Shields después de 'La laguna azul'. (Foto de Columbia Pictures/Getty Images)
Christopher Atkins asegura haber sentido celos del éxito de Brooke Shields después de 'La laguna azul'. (Foto de Columbia Pictures/Getty Images)

La laguna azul fue un éxito cinematográfico digno de estudio. La película sobre el despertar sexual de dos primos que naufragaban en una isla era una producción narrativamente mediocre, con actuaciones poco convincentes y superficial que hacía que nuestro sarcasmo se convirtiera en nuestro mayor enemigo al verla. Y si bien fue destrozada por la crítica, la polémica en torno a la sexualización de la inocencia de sus protagonistas -Brooke Shields y Christopher Atkins- y la comercialidad que convive con la curiosidad, la convirtió en la novena película más taquillera de Norte América en 1980.

En total, recaudó $58.8 millones cuando solo había contado con un presupuesto de $4.5 millones. Sin embargo, aunque la historia tuviera dos protagonistas igualitarios, Christopher Atkins terminó sintiendo celos de Brooke Shields al ver que los focos del éxito solo la iluminaron a ella.

“Absolutamente. Estaba celoso”, reveló el actor en un episodio del podcast Behind the Velvet Rope. “Seguía deseando, supongo, o [estaba] celoso de no volver a estar en una película de tipo ‘A’. ¿Sabes lo que quiero decir?”

“Porque me considero actor, esto es lo que he hecho durante 43 años, este es mi negocio, esto es lo que hago, todavía, hasta el día de hoy, sueño con estar en una película 'A' nuevamente”, proclamaba mientras añadía que sueña con dirigir su propia película algún día.

La aparente sexualización de la inocencia alimentó la conversación en torno a 'La laguna azul' en 1980. (Foto de Columbia Pictures/Sunset Boulevard/Corbis via Getty Images)
La aparente sexualización de la inocencia alimentó la conversación en torno a 'La laguna azul' en 1980. (Foto de Columbia Pictures/Sunset Boulevard/Corbis via Getty Images)

No obstante, todos aquellos que vivimos el legado de La laguna azul desde la década de los ‘80s podemos reconocer la distancias evidentes entre la carrera de Brooke y Christopher. A él, literalmente, le perdimos la pista mientras ella continuó su carrera sin frenos como actriz y modelo. Y existe una clara explicación que coloca los celos de Atkins en un plano irrelevante.

LOS CELOS CUESTIONABLES DE CHRISTOPHER ATKINS

Brooke Shields tenía 14 años cuando rodó La laguna azul. Su compañero, Christopher Atkins, 18. Y si bien ambos eran protagonistas de aquella historia sobre el despertar sexual adolescente, no vivieron la experiencia en igualdad de condiciones. Brooke se había labrado una carrera como actriz y modelo desde los 11 meses de vida y había protagonizado varias polémicas a raíz de la sexualización de su imagen en otras producciones y publicidades. Atkins recién empezaba. No tenía experiencia profesional como actor y era un completo desconocido para el público. Sin embargo, parece que esta noción tan evidente no evitó que sintiera celos de su compañera.

Christopher Atkins llegó a la interpretación de casualidad. Su sueño era labrarse una carrera jugando béisbol pero un problema de rodilla y las cirugías consecuentes destrozaron sus ambiciones. Tenía pensado inscribirse en la universidad después de pasar el verano dando clases de vela cuando un fotógrafo le sugirió que hiciera la prueba como modelo. Un día entró en la agencia Ford y lo contrataron enseguida (People). Hizo varias publicidades para Macy’s, Good Housekeeping y los jeans de Gloria Vanderbilt cuando lo convocaron para el casting de La laguna azul.

Su única experiencia como actor había sido una aparición de cinco minutos en una obra de teatro escolar. Sin embargo, consiguió el papel superando a otros 2.000 contrincantes en una prueba llevando traje de baño y una peluca con rizos (su cabello natural es liso, haciéndose una permanente parta rodar la película).

Es decir, La laguna azul fue su primer trabajo como actor. Su primer escaparate frente al público y la industria. Sin embargo, el caso de Brooke Shields era completamente diferente.

Brooke Shields y Christopher Atkins promocionando 'La laguna azul' en Nueva York en 1980. (Foto de Sonia Moskowitz/IMAGES/Getty Images)
Brooke Shields y Christopher Atkins promocionando 'La laguna azul' en Nueva York en 1980. (Foto de Sonia Moskowitz/IMAGES/Getty Images)

LA SEXUALIZACIÓN TEMPRANA Y FAMA DE BROOKE SHIELDS

Brooke Shields no solo tenía experiencia de sobra, sino que el público la conocía y su figura estaba asociada a las polémicas en torno a la sexualización juvenil. La laguna azul no hizo más que beber (o aprovecharse, según la opinión de cada uno) de un debate ya existente.

Cuando se estrenó la película, Brooke Shields ya había aparecido en la portada de la revista New York, era la modelo más joven en haber ilustrado la portada de Vogue y había estado en el centro de la controversia con 12 años. Fue por Niña bonita (1978), la película del director francés Louis Malle donde interpretaba a la hija de una prostituta (Susan Sarandon) que vivía en un burdel y con varios desnudos en pantalla. Hubo quienes tacharon la película de “pornografía infantil”, aunque la madre y manager de Brooke, Teri Shields, la defendió diciendo que todos aquellos que señalaban la producción de esa manera “no vieron la maldita cosa” (People). No obstante, aunque la película no fue un éxito de taquilla, el debate quedó en el aire.

Luego llegó Just You and Me, Kid (1979), donde se incluían secuencias que sugerían desnudos de Brooke y la campaña de Calvin Klein donde la actriz aparecía junto a la sugerente frase “¿Quieres saber que hay entre mis Calvins y yo? Nada”. En resumen, ejemplos de un ascenso profesional que estuvo marcado por la sexualización de su imagen juvenil hacia el reconocimiento público.

Por lo tanto, cuando La laguna azul llegó a los cines era inevitable que Brooke Shields se robara la atención de la industria. Ese reconocimiento la llevó a continuar con su carrera y otros proyectos, como El show de los Muppets, Endless Love y ganar el premio People’s Choice al Artista Joven Favorito durante cuatro años consecutivos entre 1981 y 1984.

Al actor Christopher Atkins prácticamente le perdimos la pista después de 'La laguna azul' de 1980. (Foto de Bobby Bank/Getty Images)
Al actor Christopher Atkins prácticamente le perdimos la pista después de 'La laguna azul' de 1980. (Foto de Bobby Bank/Getty Images)

Es cierto que La laguna azul había sido su único éxito cinematográfico y que algunas de sus películas no habían sido bien recibidas por la crítica, pero su imagen era rentable. Prueba de ello es que, según un articulo de People de 1980, cobró $300.000 por su trabajo más un porcentaje de taquilla, mientras Atkins ganó “una décima parte”.

En resumen, que Christopher Atkins sintiera celos de la carrera ascendente de Brooke Shields por aquel entonces se podría comprender desde el plano más ambiciosamente personal. Aunque en la lógica no tiene sentido. Cada uno llegaba a la producción con carreras completamente distintas, mientras que la polémica que perseguía a Brooke a raíz de las críticas que señalaban la sexualización de su imagen, terminaron creando el puente de la curiosidad que llevó a muchos espectadores a ver La laguna azul. Al menos esa es mi teoría. No creo que los cinéfilos de los ‘80s acudieran a los cines motivados solamente para ver a Atkins.

Curiosamente, mientras la actuación de Brooke Shields no fue celebrada por la crítica e incluso fue nominada a los Razzie (los premios conocidos como los anti-Óscars), Christopher Atkins sí obtuvo cierto reconocimiento con una nominación al Globo de Oro como Nuestra Estrella del Año (una categoría que ya no existe). Pero no fue suficiente y Hollywood no apostó por su potencial con grandes producciones que aprovecharan el éxito de La laguna azul.

Después de su único éxito cinematográfico prestó su voz en varias producciones animadas y apareció en películas para televisión, sin embargo, su personaje más destacado desde entonces habría sido su aparición en una temporada de Dallas entre 1983 y 1984.

Este artículo fue escrito en exclusiva para Yahoo en Español por Cine54.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Brooke Shields luchó para evitar que su hija adolescente se dedicara al modelaje: 'Luché durante tanto tiempo'

Tom Cruise, Brooke Shields y el poder de un pastel de chocolate y coco

'Friends' fue un salvavidas inesperado para Brooke Shields

La genialidad de Robin Williams superó todos los límites en ‘Papá por siempre’