Anuncios

El exorcista: la historia de la película más aterradora del cine que se estrenó después de Nochebuena

El exorcista se estrenó en 1973 y desde entonces se convirtió en el emblema del cine de terror (Captura video)
El exorcista se estrenó en 1973 y desde entonces se convirtió en el emblema del cine de terror (Captura video)

Después de la Navidad de 1973, un 26 de diciembre, los cines se llenaron de gente que sufría ataques de pánico, otros abandonaban las salas aterrados y unos cuantos más vomitaban y se desmayaban por el estreno de El exorcista. Es una de las películas que cambiaría la historia del horror en la pantalla grande y potenciaría el subgénero de las posesiones demoníacas en ese género.

La película de Netflix que recomiendan ver bajo propio riesgo: dura 88 minutos y no es “hollywoodense”

Fue dirigida por William Friedkin –quien falleció el pasado 7 de agosto– y contaba la historia de Reagan MacNeil (Linda Blair), una niña de 12 años que vivió un violento exorcismo comandado por el padre Damien Karras (Jason Miller) y Lankester Merrin (Max von Sydow), en el marco de una época de transición cuyo impacto en el cine se veía reflejado por la simpatía del público con personajes e historias más complejas.

Linda Blair, la protagonista de El exorcista (1973)
Linda Blair, la protagonista de El exorcista (1973)

El final de la guerra de Vietnam, el movimiento hippie, la proliferación de las drogas o el escándalo del Watergate marcaron la década de los 70 en Estados Unidos, dando paso a filmes como Serpico, El padrino, Taxi Driver o Star Wars; pero El exorcista llevó aspectos como el terror, la religión y la infancia a un contexto más cotidiano: como el de las dificultades que una madre soltera (Ellen Burstyn) tenía para criar a su hija.

La maldición del Queen Mary, una historia en dos tiempos, con la dosis justa de terror

Las escenas de la posesión a la pequeña niña inocente que se transfiguraba profanando símbolos católicos y usaba un lenguaje soez escandalizaron a algunos miembros de la Iglesia, quienes la calificaron de blasfema, mientras la Academia de Hollywood nominó la película a diez Premios Óscar, de los cuales se llevó dos. Además, los acontecimientos supuestamente paranormales que sucedieron durante el rodaje de la cinta, como un incendio de la decoración de la casa de Reagan y la muerte de miembros del equipo o allegados a los protagonistas, alimentaron la leyenda del filme hasta estos días.

Tras 50 años de su estreno, la película, basada en el libro homónimo y éxito editorial de William Peter Blatty, siga estando entre los primeros números de las listas de las mejores cintas de terror de la historia y sea una de las más recordadas por el público de varias generaciones.

La espeluznante película de terror que fue prohibida en los cines y podés ver en el streaming

Antes de El exorcista, Friedkin había dirigido The French Connection, un filme de suspenso que retrataba el camino de dos detectives de Nueva York en su lucha por acabar con una red de narcotraficantes de heroína, que recibió ocho nominaciones al Óscar, de los cuales ganó cinco. Pero pasó a la historia por una cinta brutal, que seguirá aterrando a nuevas generaciones y que es inmune a nuevas visiones, tras el fracaso de The Exorcist: Believer, que se estrenó este año y que pasó sin pena ni gloria por los cines.

EFE