Bugambilia, cempasúchil y dalia: los beneficios de estas flores para tu salud y belleza

·5  min de lectura

¿Sabías que emperifollarse, esa palabra que se relaciona con arreglarse con mucho detalle viene de perifollo? Y es que esa hierba de sabor especial, tan conocida y frecuente en la cocina está también estrechamente ligada con el mundo de la belleza, porque según se especifica en el libro El secreto de las hierbas de Rita Schnitzer publicado por Elfos Ediciones de Barcelona, esta hierba verde brillante era de las favoritas de Ninón de Lenclos, escritora y aristócrata y naturalista francesa del siglo XVII, reconocida, entre otras cosas, por ser una cultora de la belleza y de los placeres de la vida.

El secreto de belleza de la sofisticada mujer implicaba lavarse la cara todos los días con el agua en la que se habían hervido hojas de perifollo, un puñado en un litro de agua, pues los nutrientes en la planta eran poderosos agentes antienvejecimiento. Dicen que Lenclos llegó a sus 80 años y aún generaba fuertes pasiones entre sus admiradores. Hoy se sabe que el perifollo es rico en vitamina C, uno de los más poderosos antioxidantes.

Lenclos no se equivocaba, plantas y flores, así como muchas frutas, están repletas de sustancias que favorecen nuestra salud y en consecuencia nuestra belleza. Algunas de ellas, son plantas muy comunes en México y otros países de Latinoamérica.

La más popular

(Getty Creative)
(Getty Creative)

La bugambilia, buganvilla o trinitaria, es de las plantas más populares del continente. Es originaria de Suramérica, pero es posible contemplarla en todo su esplendor en sitios tropicales o subtropicales incluso en Estados Unidos como en algunos países de Europa. Es conocida también como veranera en El Salvador, Nicaragua, Panamá, Costa Rica, Panamá y Colombia.

Sus hermosas flores de colores vivos han alegrado patios y terrazas durante años, pero también han sido usadas durante mucho tiempo con fines medicinales, siendo frecuente su uso para tratar problemas respiratorios y cutáneos pues, según confirma la farmacéutica Franciele Rohor de Souza, se le adjudican propiedades antiinfamatorias, antibacterianas y depurativas.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Incluso un estudio publicado en la Revista Mexicana de Ciencias Farmacéuticas citado por el portal especializado Mejor con Salud revela que el extracto de la bugambilia tiene un efecto hipoglucémico lo que incide en la prevención de la diabetes. Pero además, demostró la presencia de flavonoides, antioxidantes que como tales previenen el envejecimiento prematuro, y protegen la piel del daño que producen los rayos ultravioleta, la contaminación, entre muchos otros beneficios.

Además, la sabiduría popular mexicana le adjudica propiedades que favorecen la salud capilar, por lo cual el consumo semanal de su infusión -preparada con unas seis flores muy bien lavadas y una taza de agua- proporcionan al cabello brillo, sedosidad y fuerza. La infusión fría puede aplicarse como un tónico natural en la piel.

Sin embargo, aunque es única su belleza y amplia su popularidad, el exceso de su consumo puede ocasionar efectos adversos como diarrea, vómitos, alteración en los valores hematológicos, entre otros. Asimismo, mujeres embarazadas, personas que sufren de diabetes, enfermedades renales y cualquier otra afección, deben evitar consumir este y cualquier otro remedio natural sin autorización médica.

La flor de la leyenda

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Una leyenda popular cuenta la historia de amor entre Huitzilin y Xóchitl, quienes trascendieron la muerte para estar juntos por siempre, pero lo que no se incluye en el hermoso cuento es que la flor de cempasúchil cuenta con cualidades antiinflamatorias, antioxidantes y antibacterianas que pueden resultar grandes aliadas de nuestra belleza. Estas propiedades la hacen idónea para calmar la piel irritada y aliviar la piel reseca, así como también puede contribuir como tónico limpiador en el tratamiento de granitos y puntos negros.

Según el experto en medicina alternativa, Andrés Sierra, consultado por Ecoesfera, las propiedades de esta flor han sido aprovechadas por la medicina tradicional mexicana desde hace muchos años para tratar problemas de la piel como verrugas y sarpullidos. Pero además, sugiere el uso del de cempasúchil para masajes relajantes. Se prepara macerando diez pétalos de la flor en medio litro de aceite de oliva. Podrá usarse al transcurrir dos semanas de maceración.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Cabe mencionar que, según explica la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural del Gobierno de México, esta flor de color amarillo intenso tiene también propiedades analgésicas, antibacteriana, antifúngica, antidepresiva y hepatoprotectora.

Además de estar presente en cosméticos y cremas, se puede consumir como infusión. Para prepararla simplemente se incorporan algunos pétalos bien limpios a la preparación de un té de manzanilla y hierbabuena.

La de raíces saludables

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Una de las más hermosas flores originarias de México es la dalia, cuyas propiedades para controlar el azúcar en la sangre fueron demostradas en un estudio realizado por estudiantes de la Universidad del Valle de México, y que contó con el apoyo de docentes de la Universidad Autónoma de Chapingo (UACH), según informó la agencia EFE.

En una entrevista con Nación MX, las estudiantes revelaron que entre los hallazgos más interesantes está que el tubérculo de la Dalia contribuye a reducir los niveles de triglicéridos y colesterol; evita estreñimiento; previene la gastritis y el cáncer de colon; contribuye al tratamiento de sobrepeso y obesidad y, combate infecciones cutáneas. De esta manera se sugiere incorporarlo a la nutrición habitual, tal como se hacía en la época prehispánica. Lo mejor: el estudio concluyó que la dalia es inocuo siempre y cuando sea cultivado de manera orgánica, lo que significa que no tiene contraindicaciones.

De forma tópica, sus ingredientes suelen incluirse en cosméticos dedicados a suavizar, perfumar y hasta exfoliar la piel.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Bugambilia, cempasúchil y dalia, junto a muchas otras plantas, conforman oportunidades de investigación y desarrollo al ámbito farmacéutico. Tal como dice el estudio dedicado al extracto de la bugambilia, las plantas medicinales se están volviendo cada vez más importantes en la búsqueda de opciones de extractos que pueden ser utilizados como aliados en muchos tratamientos, y en la medida que este mercado sea debidamente regulado seguirá representando una gran alternativa para la cosmética y para contribuir a la cura, alivio y prevención de muchas enfermedades.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Eliminar dolores de cabeza sin medicamentos es posible

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.