Anuncios

Harry Potter y la oportunidad perdida tras el reboot que prepara Warner Bros.

Emma Watson, Daniel Radcliffe and Rupert Grint (Photo by Dimitrios Kambouris/WireImage)
Emma Watson, Daniel Radcliffe and Rupert Grint (Photo by Dimitrios Kambouris/WireImage)

En estos tiempos donde las franquicias de cine también se explotan en la pequeña pantalla, era obvio que Warner Bros. no desaprovecharía la oportunidad de desarrollar una serie de televisión de Harry Potter, una de sus sagas estrella. Ya hubo noticias de conversaciones previas para nuevas aventuras en el universo del joven mago para HBO Max, pero ahora el proyecto va tomando forma y llegan reportes de las ideas que, aún en etapas de desarrollo muy previas, están manejando para traer de vuelta estas historias que tantos espectadores y lectores conquistaron a lo largo de los años. Y no es una opción que vaya a contentar a todos.

Según informa Bloomberg, la serie de Harry Potter en desarrollo sería un reboot de la saga original, es decir, que volvería a adaptar los libros de J.K. Rowling desde La piedra filosofal hasta Las reliquias de la muerte con un reparto completamente nuevo. Cada temporada estaría basada en cada uno de los libros, lo que daría más espacio a incluir detalles e historias que se omitieron en las adaptaciones al cine por falta de tiempo. Además, Rowling estaría involucrada en la serie con participación creativa, aunque no ejercería de showrunner.

A los más fanáticos de Harry Potter seguramente les gustará la idea de explorar lo que en su día se quedó fuera de las películas. Además, el reinicio permitiría enganchar a nuevas generaciones y Warner se aseguraría material para alcanzar, al menos, siete temporadas. Es una decisión comercial que tiene lógica, sin embargo, valorando lo mucho que la saga original está clavada en el imaginario colectivo, lo icónico y adorado que fue su casting y que las películas, pese a omisiones obvias, eran adaptaciones fieles y efectivas, se hace difícil imaginar que una serie de estas características logre impactar y convencernos de la misma forma.

Además, con lo amplio que es este universo y con los muchos spin-offs que se podrían desarrollar con datos de los libros, es una decisión tremendamente vaga volver a lo mismo otra vez, sobre todo valorando lo vivas que se han mantenido las películas durante sus más de 20 años de existencia. Y no hay más que ver las muchas emisiones que han tenido en televisión, lo presentes que han estado en plataformas de streaming o cómo han permanecido al pie del cañón en la conversación social.

Después del fracaso de Animales fantásticos, que apunta a quedarse incompleta tras el flojo desempeño de su tercera entrega, se puede entender que Warner quiera huir de explorar el mundo mágico desde otros ángulos. Sin embargo, también deberían de valorar su reciente éxito con Hogwarts Legacy, el videojuego de Harry Potter que se adentró en el pasado de su universo con una historia completamente nueva que no se olvidó de aquello que funcionó en las películas, detalle que las aventuras de Newt Scamander, sumado a las múltiples polémicas que han rodeado a la franquicia, no tuvo tan presente.

Como fan de Harry Potter enganchado a la saga desde el estreno de La piedra filosofal, creo que este debería ser el camino y no volver a ver lo mismo una y otra vez. En su día me quejé de muchas omisiones en las películas, como la nula presencia de personajes como Dobby, el dejar de lado localizaciones de Hogwarts, la rapidez con la que transcurrían los acontecimientos en La orden del fénix, la eliminación de momentos clave como el funeral de Dumbledore en El misterio del príncipe o incluso secuencias anecdóticas como el partido de los Mundiales de Quidditch en El cáliz de fuego. Pero con el tiempo, uno se percata de que hay detalles prescindibles que no hubieran hecho más que entorpecer y alargar innecesariamente la narración.

Además, claro está que literatura y cine son medios bien distintos, y lo que en el primero puede servir para aportar detalles y contextos jugosos, en el segundo se puede traducir en metraje excesivo con nulas posibilidades cinematográficas, tedio y escenas fuera de lugar. De hecho, Animales fantásticos ya cayó en este error, presentando escenas con criaturas que no aportaban nada a la trama principal y añadiendo un no parar de explicaciones sobre entramados familiares que se sentía como verborrea liosa y aburrida. Y no sería raro que esta futura serie de Harry Potter, en este empeño de adaptar los libros en todo lujo de detalles en temporadas de varios capítulos, replicara el mismo error.

Podría funcionar con La orden del fénix, El misterio del príncipe o Las reliquias de la muerte, pero con libros cortos como La piedra filosofal o La cámara secreta, adaptados prácticamente en su totalidad y con muy buenos resultados en películas de poco más de dos horas y media, es difícil de imaginar cómo van a obtener una narración orgánica y un buen ritmo capaz de enganchar. ¿Varios capítulos dedicados a la vida de Harry con los Dursley? ¿Episodios de relleno para presentar en profundidad Hogwarts y sus muchos personajes? ¿Nuevas historias? Sinceramente, por mucho que analizo el cómo podría estructurarse esto, veo imposible que replique el sentido de la maravilla que muchos sentimos cuando disfrutamos de este universo por primera vez.

A título personal, creo que explorar historias como la de los fundadores de Hogwarts, la Orden del Fénix, los Merodeadores o incluso algo completamente nuevo como lo visto en Hogwarts Legacy, me parece mucho más atractivo para seguir explorando el mundo de Harry Potter. Volver a lo mismo, por mucho que pueda enganchar a nuevas generaciones, solo va a hacer que nos terminemos hartando. Y más cuando tenemos grabadas a fuego adaptaciones previas que funcionaron a las mil maravillas cuya magia parece difícil de replicar en un nuevo formato con nuevos protagonistas. En definitiva, una oportunidad perdida para expandir un universo que lleva años pidiéndolo a gritos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VÍDEO

Daniel Radcliffe y Emma Watson rinden homenaje a Robbie Coltrane

Warner Bros. da con la clave para el futuro de 'Harry Potter'

Viendo 'Calabozos & Dragones: Honor Entre Ladrones' entiendo por qué Regé-Jean Page abandonó 'Bridgerton'

El tráiler de 'La sirenita' confirma lo que ya nos temíamos: el dilema de Disney