Anuncios

La película de Julia Roberts que sin querer potenció una guerra entre equipos de fútbol

'Comer, rezar, amar' dejó en evidencia la costumbre de Hollywood de no informarse de los aspectos culturales de cada país donde rueda

Julia Roberts asiste a la premiere de
Julia Roberts asiste a la premiere de "Comer, rezar, amar" en Nueva York en el Teatro Ziegfeld (Foto de Lars Niki/Corbis vía Getty Images)

Julia Roberts protagonizó Comer, rezar, amar, la adaptación de la conocida novela de la periodista estadounidense Elizabeth Gilbert que Ryan Murphy, el responsable de Glee o American Horror Story, dirigió en 2010. La cinta se centraba en el viaje espiritual y gastronómico de una mujer que tras sufrir una dura ruptura amorosa deja su acomodaba vida para recorrer el mundo y encontrarse a sí misma, lo que la lleva a visitar países como Italia e Indonesia, viviendo una aventura sentimental con un hombre brasileño, interpretado por Javier Bardem.

La película tuvo tintes autobiográficos de la autora de la novela, quien vivió y plasmó en su libro experiencias similares a las que vimos interpretar al personaje de Roberts. Una de ellas fue su paso por Italia, donde conoció a un joven en Roma que le hizo de guía por la ciudad y la llevó a varios partidos de fútbol de su equipo, la Società Sportiva Lazio. Sin embargo, aunque este pasaje fue representado en el film, los responsables de la adaptación al cine decidieron realizar un cambio que despertó un malestar en Italia y, más en concreto, entre los seguidores de esta formación deportiva.

Debido a que consideraban que el Lazio no era un equipo de fútbol lo suficientemente reconocido para las audiencias internacionales, decidieron cambiarlo por la Associazione Sportiva Roma, que al disponer del nombre de la capital italiana lo creían más identificable. No obstante, solo demostraron que los que no tenían ni idea del panorama deportivo del país eran ellos, porque el Lazio y el Roma han sido históricamente equipos rivales y en Italia la película fue recibida con duras críticas por este cambio, sobre todo por los seguidores del Lazio.

Si observamos las publicaciones en prensa local que hubo en su debut, podemos ver que medios como La Republicca se hicieron eco de cómo el estreno de Comer, rezar, amar potenció esta rivalidad entre equipos con este cambio argumental. En las publicaciones hablan de seguidores indignados del Lazio, incluso de la persona que acompañó a la escritora Elizabeth Gilbert a los partidos que la inspiraron a escribir este pasaje de su viaje en el libro.

Dicha persona fue Luca Spaguetti, quien entabló una gran relación con Gilbert y la llevó a conocer sus lugares favoritos de Roma. "No era famosa aún. Llego a Roma después de un matrimonio que no salió bien y durante cuatro meses estuve con ella y la llevé a visitar locales, obras de arte, restaurantes y, claro está, al fútbol, a ver al Lazio. Vimos al Lazio contra el Bolonia y al Lazio contra el Spartak de Praga y ella se divirtió mucho y animaba a mi equipo", contaba Spaguetti a La Republicca.

Estas experiencias marcaron tanto a Gilbert que años después del viaje y de la publicación de Comer, rezar, amar sigue teniéndolas muy presentes. En 2019 subió una publicación a Facebook recordando a Luca Spaguetti y lo mucho que se divirtió con él y sus amigos en estas experiencias, usando nada más y nada menos que una fotografía de ellos dos disfrutando de un partido del Lazio en el Estadio Olímpico de Roma. No obstante, parece que ni ella misma fue consciente de lo que significaba el cambio en la película, porque invitó personalmente a su amigo al rodaje justo cuando grababan con los figurantes vestidos con la camiseta de la la Associazione Sportiva Roma.

"Liz está en Roma y me pide que la acompañe al set. Una vez que llego allí, noto que todos los extras llevan camisetas amarillas y rojas. ¡Y el personaje que me representa también! Y me quedo ‘¿Pero cómo? Soy de la Lazio’", continuaba relatando Luca Spaguetti a la prensa italiana.

Pero el auténtico protagonista de este pasaje no fue el único indignado en Italia. Desde La Republicca cargaban contra la costumbre de Hollywood de no informarse de los aspectos culturales de cada país y se hacían eco de otras críticas y periodistas que destrozaban este título de Julia Roberts por esta razón. "¿Cómo es posible que la Lazio, protagonista del best seller de la película, deje espacio a la Roma?", dijo el periodista deportivo italiano Guido De Angelis.

Al final, Comer, rezar, amar sacó a relucir la histórica enemistad del Lazio y el Roma y dio motivos de más a los seguidores de ambos equipos de echarse en cara su rivalidad. Es un detalle que podría haber pasado desapercibido si la película no hubiera generado mucho ruido, pero lo cierto es que en Italia la cinta de Roberts funcionó en taquilla y se consolidó como el quinto mejor mercado europeo en la taquilla con más de 5 millones de dólares. Además, tratándose de la adaptación de un best-seller que ha llegado a un amplio número de personas, era inevitable que el cambio saliera a la conversación. Y si no hubiera sido el caso, la prensa local ya se encargó de dejarlo claro.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VÍDEO

Julia Roberts salvó su integridad mientras filmaba 'Ticket to Paradise'

La vuelta de tuerca de Joaquin Phoenix a 'Napoleón' sorprende más que la acción épica

Robert Pattinson apostó por el sacrificio para reinventarse como estrella de cine

Rachel Zegler y la estrategia para esquivar la sombra de Jennifer Lawrence en 'Los juegos del hambre'