La desdicha de los hijos de Mariana Levy entre la desgracia, el abandono y la inestabilidad

Miguel Cane
·5  min de lectura

Han transcurrido 15 años de la trágica y súbita muerte de Mariana Levy durante un presunto asalto a mano armada en plena calle, y la sombra de la desgracia, el abandono y la inestabilidad persigue a los tres hijos de la actriz, que no parecen encontrar su lugar en el mundo.

Mariana Levy y Alejandro Speitzer protagonizaron la telenovela "Rayito de luz". FOTO: Eduardo Loza/CUARTOSCURO.COM
Mariana Levy y Alejandro Speitzer protagonizaron la telenovela "Rayito de luz". FOTO: Eduardo Loza/CUARTOSCURO.COM

Mariana, nacida en 1966, e hija de la famosa comentarista de TV Catalina “Talina” Fernández, tuvo tres hijos, la hoy fotógrafa María, cuyo padre es el actor Ariel López Padilla (se enamoraron durante las grabaciones de ‘Caminos Cruzados’ en 1996), y Paula y José Emilio, quienes nacieron del matrimonio de Levy contrajo en el 2000 con el empresario José María Fernández, mejor conocido como "El Pirru", a su vez hijastro de la actriz Jacqueline Andere. Después de la muerte de Mariana, fue él quien se quedó a cargo de los hijos que procreó con la fallecida, mientras que María se fue a vivir con su abuela.

A los seis meses de la muerte de Mariana, surgió el escándalo cuando el viudo inició una relación con Ana Bárbara, quien ya tenía un hijo de una relación anterior, y meses después anunciaron que la cantante estaba embarazada de su primer hijo en común y se casaron poco antes de nacer José María, a fines de 2006. Posteriormente, en 2013, la cantante de ‘La trampa’ tuvo un hijo más, Jerónimo, con el cantante chiapaneco Reyli Barba.

Pasados cuatro años, la pareja se divorció en 2011 e iniciaron vidas por separado, aunque según declaraciones de la cantante, ella siempre ha hecho lo posible por mantener contacto con Paula y José Emilio, pues los quiere como propios y les llama "hijos del alma"; esto la llevó también a buscar mejorar su trato con Talina, para que María y sus hermanos de madre estuvieran más tiempo juntos.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Sin embargo, una nube de desgracia parece seguirlos y se manifiesta de diversas formas. En 2018, María dio de que hablar al hacerse de palabras con su abuela por cuestiones de la herencia de su madre, acusando a su tío Jorge ‘Coco’ Levy de negarle acceso a su dinero y a un supuesto fondo de ahorro para su educación que habrían formado amigas de Mariana (como Daniela Romo y la empresaria teatral Tina Galindo), situación que se complicó porque la chica ya no quería estudiar. Intervino su padre, Ariel López Padilla, mismo que toda la vida se había desentendido de ella, encomendando su crianza a la abuela y al cabo de un tiempo se dio un arreglo entre María y su abuela, con una reconciliación que aún perdura.

Sin embargo, la nota la dio este fin de semana Paula, la segunda hija de Mariana, que apenas tiene 18 años y que en un francamente alarmante video de Instagram se declaró “desamparada y sin hogar” y pidió que le avisen a Ana Bárbara para que le de un lugar en donde dormir.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Durante la grabación, la chiquilla argumenta que tiene problemas de insomnio y adicción al tabaco y pide consejos para poder salir de su problema de tabaquismo y triunfar en la vida.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

"Pasen tips para desinflamar mis ojos porque lloré hasta que mis ojos quedaron hinchados. Y si de paso me quieren dar tips de cómo vivir esta vida con éxito, se acepta todo”, argumentó la joven, que ya no recibe apoyo económico por parte de su padre, con quien no tiene contacto.

Al parecer, su abuela, con la que vive, la “echó” de su casa por problemas de desobediencia, rebeldía y negarse a estudiar, aunque la presentadora, quien actualmente pertenece al elenco del show matutino ‘Sale el sol’, no ha hecho declaraciones hasta el momento, ya que cada vez que tiene problemas con sus nietos estos acaban siendo titulares noticiosos y después de los muy públicos problemas con María, Fernández, también conocida como ‘La dama del buen decir’, acabó por señalar “estoy harta”.

Después de que uno de los espectadores le preguntara por qué no vive con Ana Bárbara, Paula pidió que fueran al Instagram de la cantante y le pidieran que la ayude.

De manera concurrente, en una coincidencia irónica, la noche del viernes la propia Ana Bárbara compartió en su cuenta de Instagram su llegada al aeropuerto internacional de la ciudad de Los Ángeles, donde adquirió una casa y ha elegido como su lugar de residencia principal.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En los videos se puede ver que viajó acompañada con el hijo menor de Mariana Levy, José Emilio, quien ahora tiene 16 años (tenía 18 meses cuando su madre murió y poco más de dos años cuando su padre se casó con Ana Bárbara, por lo que es a ella a quien considera su figura materna).

En las publicaciones la cantante de regional mexicano no aclaró si el hijo de Levy se quedará a vivir con ella, pero se ve que llevan una excelente relación. Al llegar a LAX fueron recibidos por su otro hijo, José María, a quien José Emilio abrazó cariñosamente, ya que se trata de su medio hermano.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

José Emilio ya no vive con su padre desde este año, cuando él y Paula decidieron mudarse con María, su hermana mayor, a lo que fuera la casa que Mariana edificó en el terreno de la mansión de Talina en el exclusivo vecindario de Las Lomas de Chapultepec, donde la célebre personalidad ha vivido por más de 40 años. En noviembre, Talina Fernández, reveló a una revista de espectáculos que sus nietos se encontraban viviendo en su casa y era ella quien pagaba su escuela, pues su padre, por razones desconocidas, había dejado de hacerlo.

Comparados con jóvenes que realmente necesitan ayuda, el caso de los hijos de Mariana resulta irritante: se trata de tres jóvenes que, pese haber pasado por la tragedia de ver a su santa madre morir frente a sus ojos, tienen el privilegio de poder vivir holgadamente.

Es verdad que los dos menores tienen un padre desapegado e irresponsable y una abuela chapada a la antigua y estricta, sí, pero no hay realmente un motivo para decirse víctimas ni desamparados, cuando ninguno ha pasado realmente tiempo en la calle, o en la miseria. ¿Tienen remedio? ¡Claro! ¿Sufren? Como cualquiera. Y con un poco de buena suerte, se darán cuenta y madurarán.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

Jaime Camil Garza, el millonario de México de fiestas fastuosas que apagó sus propios reflectores

Alfonso Herrera, el actor que puede darse el lujo de rechazar a RBD y hacer lo que quiera

'Selena', la serie donde la reina del Tex-Mex no es más que un fantasma hermoso y encantador

Thalía, la reina de las telenovelas que dejó su trono para casarse con Tommy Mottola

EN VIDEO | Niño graba presunto secuestro de su madre en Guerrero