Alfonso Herrera, el actor que puede darse el lujo de rechazar a RBD y hacer lo que quiera

Miguel Cane
·5  min de lectura
Alfonso Herrera. (Photo by Ron Eshel/Invision/AP)
Alfonso Herrera. (Photo by Ron Eshel/Invision/AP)

Tiene 20 años de carrera, y a lo largo de estas décadas, Alfonso Herrera ha demostrado que lo que realmente le interesa es la evolución como actor, sin que el enfocarse en su carrera consuma su propia vida. Este mismo proceso de cambio se advierte en su más reciente trabajo en cine, ‘El baile de los 41’ y, manteniéndose congruente, distanciándose de manera tajante del inminente reencuentro de RBD, algo que ha causado disgusto no solo de millones de fans, sino también de alguno de sus excompañeros, cosa que no ha desviado a Herrera de su propósito: ser un actor profesional y versátil.

Desde su primera aparición con un rol de soporte en la cinta del 2002 ‘Amarte duele’, dirigida por Fernando Sariñana y protagonizada por Luis Fernando Peña y Martha Higareda, Alfonso llamó la atención al público no tanto por su apostura, sino también por su carisma y más adelante, por su versatilidad.

Ese mismo año actúa en la telenovela de Pedro Damián ‘Clase 406’ en un papel pequeño que fue creciendo conforme avanzaba la trama, para convertirse en uno de los protagónicos – esto en gran medida debido a la respuesta del público a su personaje de ‘Juan David’, que fue muy positiva y notable, sobre todo si se toma en cuenta que en el momento de esa transmisión no existían las redes sociales, midiéndose la popularidad de los actores juveniles por el número de admiradores que reunían en determinadas presentaciones.

.
Alfonso Herrera en una presentación con RBD en el 2006. (AP Photo/Chris Polk)

Para cuando se incorporó a RBD – la telenovela y el grupo musical –, Alfonso se convirtió en una superestrella que, junto con los otros miembros del combo (Anahí, Christopher Uckermann, Dulce María, Maite Perroni y Christian Chávez) causaba furor en multitudes por América Latina.

Sin embargo, y a diferencia de muchos integrantes de su generación, Alfonso siempre señaló que no obtenía su satisfacción personal exclusivamente de su trabajo, por lo que se dedicó desde antes de ser famoso, a cultivar otros intereses, a seguir preparándose en arte dramático y también a participar como activista y portavoz en causas ambientalistas.

Esto lo alejó de los escándalos – no se le conoce realmente ninguno – y le ha ido valiendo hacerse de un prestigio personal tanto como intérprete como ciudadano, por eso mismo, se ha dado el lujo de hacer interpretaciones que otros actores no se atreven.

Asertivo e intrépido en sus elecciones de personajes y temáticas, Alfonso ha demostrado no solo un talento flexible para transformarse en una diversidad de personajes con características individuales – nunca interpreta a un personaje de manera idéntica – sino también un interés en participar de historias que se salgan de los cánones establecidos y los lugares comunes.

Por lo mismo, no ha vuelto a hacer telenovelas desde ‘Camaleones’ (aunque no descarta aceptar un proyecto si le interesa) y se ha decantado por trabajo en series, en ambos lados de la frontera: así fue el protagonista de ‘El dandy’ y coprotagonizó dos temporadas de ‘El Exorcista’ para la cadena estadounidense FOX, ‘Queen of the South’ y ahora se anuncia su incorporación al elenco de ‘Ozark’, la aclamada serie de Netflix, con Jason Bateman y Laura Linney.

Alfonso Herrera en una foto del 2016 durante su participación en "The Exorcist". (Photo by Chris Pizzello/Invision/AP)
Alfonso Herrera en una foto del 2016 durante su participación en "The Exorcist". (Photo by Chris Pizzello/Invision/AP)

A diferencia de otros histriones jóvenes (como fue el desafortunado caso de Kuno Becker), Alfonso ha evitado con éxito la arrogancia que la fama suele traer a algunos, y mantiene ambos pies en el suelo; lo suyo no es, como ha dicho antes, ser famoso y figurar en la farándula, sino ser alguien que da al público un poco del cariño que le ha otorgado en forma de su trabajo en escenarios (en 2018 participó en ‘Dead Poets Society’, la versión teatral de la famosa película, con gran éxito).

De ahí que la participación de Herrera en la nueva cinta del premiado director David Pablos, lo mismo cause entusiasmo que estupor: en ‘El baile de los 41’, el actor encarna a un personaje real de la historia de México, Ignacio de la Torre, esposo de Amada Díaz, primogénita favorita del dictador mexicano Porfirio Díaz, que tenía que mantener oculta su homosexualidad dadas las convenciones sociales y morales de su periodo histórico.

Hacer este personaje y escenificar escenas sexuales explícitas con Emiliano Zurita (hijo de Christian Bach y Humberto Zurita) no representó mayor problema para Alfonso, que está casado con la periodista Diana Vázquez, con quien es padre de un pequeño de cuatro años, Daniel.

“El hecho de que un personaje sea homosexual no es lo más importante, es importante la coyuntura, el contexto en el que se encuentra la historia. Como actor he hecho dos personajes homosexuales – este y Hernando en ‘Sense8’— de la misma forma que he interpretado a 40 personajes heterosexuales", dijo en entrevista con la agencia Efe, “y no hace ninguna diferencia. Lo importante es la historia, lo que se cuenta y cómo se cuenta”.

La cinta fue bien recibida por público y crítica, estrenándose en México en una época difícil para la distribución cinematográfica debido a la pandemia del COVID-19, y ha sido un nuevo hito en la carrera de Alfonso, que prefirió esta aventura a volver a los escenarios con RBD, si bien en ningún momento ha renegado públicamente de su paso por el fenómeno pop; aunque pareciera que al no volver ni él ni Dulce María (quien fue su pareja hace muchos años, incluso antes del proyecto y que declinó debido a su maternidad), se ha ofendido Christian Chávez, que no ha vacilado en hablar con los medios al respecto, haciendo aparente un cierto rencor encubierto al decir al programa ‘Ventaneando’ que “A [Poncho] nunca le gustó estar en los escenarios (musicales), a él le gusta estar frente a la cámara y siempre nos lo dijo”.

Sea como fuere, la historia siempre pone a cada quien en el lugar que ocupará y todo indica que el de Alfonso Herrera, es como uno de los mejores actores de su generación.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

Thalía, la reina de las telenovelas que dejó su trono para casarse con Tommy Mottola

Tenoch Huerta, el mexicano más políticamente volátil que ha intentado conquistar Hollywood

Kuno Becker, el galán que despreció las telenovelas y pagó el precio de renegar de sus orígenes

EN VIDEO: Marina de Tavira: "Los personajes se van volviendo más interesantes"