‘La fea más bella’, la ironía detrás de la triste historia de Angélica Vale

Foto: Michael Tran/FilmMagic

En 2007, Televisa tuvo sus dos últimos golpes maestros de audiencia en telenovelas. Uno fue ‘Destilando amor’ (el cual posicionó a Angélica Rivera con el famoso personaje de ‘La Gaviota) y el otro fue ‘La fea más bella’, un melodrama que catapultó a la fama a su protagonista: Angélica Vale. Aunque detrás de escena, no la estaba pasando nada bien.

‘La fea más bella’ fue la adaptación local de la colombiana ‘Yo soy Betty, la fea’. Está entre las cinco telenovelas más vistas de la historia de Televisa. Tras el éxito que le trajo su participación en ‘La parodia’, Angélica Vale fue la elegida para encarnar al personaje de Lety, una mujer que poco a poco se va ganando el amor de don Fernando (Jaime Camil).

El melodrama escrito por Fernando Gaitán significó un hit para la televisora, que extendió el fenómeno lo más que pudo, hasta llegar a los 300 capítulos. Pero su protagonista enfrentaba una batalla consigo misma: amarse.

‘La fea más bella’ le cambió la vida

“Al aceptar hacer la telenovela, yo decía: ‘Está espectacular porque entonces, cuando me hagan el cambio y todo mundo diga en la novela que qué bonita estoy, todos van a creer que soy bonita y entonces ya me voy a querer”, declaró en una reciente entrevista.

Y agregó: “Pero la novela se seguía alargando y yo decía: ‘Es que ya no quiero ser fea’. Ya quiero ser bonita para poder quererme”.

De hecho, la actriz reconoció que, debido a su baja autoestima, aceptó relaciones de pareja en las que no se sentía cómoda. “El hombre que me trataba peor era el que yo tenía al lado. Yo solita me hacía daño porque no me quería. Perdí toda la confianza en mí. No sé si tuvo que ver lo de mi peso. Tuve un novio que siempre me decía que solo había salido con modelos. Cuando se fue, me dejó el autoestima súper baja”.

También te puede interesar: Angélica Vale opina sobre la nueva versión de Yo soy Betty la fea

La telenovela era todo un éxito, pero el final seguía sin llegar y Angélica seguía esperando que ocurriera para por fin poder amarse. Sin embargo Salvador Garcini, el director de cámaras del melodrama, le comentó algo que lo cambió todo.

“Me dijo: ¿Sabes por qué aún no termina la novela? Porque la vida es muy sabia. Y tú no te quieres. Y tú tienes que dar el cambio y quererte para poder dar el cambio de Lety’”, relató.

Entonces, Garcini regaló a Vale el libro ‘Volver al amor’, de Marianne Williamson, lo cual le ayudó a trabajar su relación consigo misma. “Me costó mucho trabajo. Yo lo leía porque sabía que al día siguiente me iba a preguntar… y un día todo me hizo clic”.

También te puede interesar: Angélica María reconoce el talento de su nieta

Su otro sueño cumplido

El sueño profesional de Angélica de protagonizar una novela exitosa era una realidad. Sin embargo, a nivel personal, tenía otros objetivos que no llegaron a cumplirse sino hasta que su autoestima mejoró.

“Mi sueño era ser mamá y tener una familia. Nunca tuve tiempo para mí porque siempre estuve trabajando. Me tomé una pausa en Miami… y allá me enamoré”, dijo refiriéndose a su actual esposo, el empresario Otro Padrón, con quien actualmente tiene dos hijos.

Su telenovela rebasó las expectativas de Angélica Vale. No solo por el éxito en pantalla, sino por lo que significó en su vida. “‘La fea más bella’ es la que me curó. Muchas niñas me siguen escribiendo diciendo ‘Me cambiaste la vida con la telenovela’. Y es cierto, ‘La fea más bella’ cambia vidas porque me cambió la mía”.

@braham_MV