La lección de humildad a la que se enfrentó Felicia Mercado al buscar trabajo

José Rivero
Contributor
Felicia Mercado. Foto: Mezcalent

Los cambios en la industria del entretenimiento con la llegada de nuevas plataformas y la crisis en Televisa que apresuró la terminación de contratos de exclusividad, no solo golpeó la estabilidad económica y laboral de los actores que durante años trabajaron en dicha televisora, sino también su ego.

Acostumbrados a recibir un pago mensual trabajando o no, para muchos actores, la mayoría ya con décadas de trayectoria, ha resultado un golpe en el orgullo y también les ha significado un reto nuevo para buscar oportunidades.

Así le ocurrió a la actriz Felicia Mercado, quien desapareció de la televisión mexicana porque en 2011 se fue a Miami a trabajar en tres telenovelas de la cadena Telemundo. Este 2019 volvió a México, sin mudarse por completo, para retomar contacto con sus amistades del pasado en búsqueda de trabajo.

Pero Felicia se encontró con que las cosas ya no son como antes. Ahora el talento habla más que las conexiones y se dio cuenta de que para las nuevas producciones es necesario hacer audición.

"No estoy acostumbrada a hacer castings, eso es lo nuevo. Pero claro que sí, lo estamos haciendo, contactando a productores que están haciendo cosas diferentes ahora, pero padre, estamos en pláticas", dijo aparentemente incómoda.

La originaria de Tijuana, Baja California, comentó que es difícil cuando hay gente que la conoce desde hace años y que ha trabajado con ellos, pero que aún así le pidan que haga audición. La reacción de Felicia Mercado ha sido de sorpresa, e insiste en que bien podrían buscar en internet su trabajo... "pero bueno, es parte de (lo nuevo), tienes que aprender a ir con todo, y bueno, tengo muchas compañeras que tienen muchos más años que yo, y son grandes actrices y lo tienen que hacer, entonces si ellas lo tienen que hacer, pues yo también".

Y es que desde que ganó el certamen Señorita México 1977, las puertas se le abrieron a Felicia. No solo representó a nuestro país en Miss Universo, sino que llegó por la puerta grande a Televisa con su debut en la telenovela 'El hogar que yo robé'.

Pero fue en 1987 cuando su carrera despuntó con su participación como villana en la telenovela 'Rosa Salvaje'. Otros títulos como 'Lazos de amor', 'Te sigo amando', 'Sortilegio' y 'Cañaveral de pasiones' la posicionaron como villana, y por lo dicho recientemente, para ser contratada en su larga lista de telenovelas solo bastaba una llamada sin la necesidad de demostrar que el personaje era para ella.

Mientras explora los nuevos terrenos y prueba suerte para ser contratada en México, país que dice amar, queda claro que Felicia Mercado se ha llevado una lección de humildad como otras estrellas de antaño, que fueron obligados a salir de su zona de confort con tal de tener trabajo.

Te podría interesar: ‘Los elegidos’, la extraña apuesta de Televisa que podría ser un acierto

Figuras de la talla de Jacqueline Andere han sentido el cambio como un golpe fuerte y triste, por ver desmoronarse aquellas épocas de gloria de la empresa de San Ángel. "Ni modo, con un representante y que él diga a donde hacer castings, es distinto porque te conocen de tantos años, pero igual, todo es a base de castings", ha dicho Andere.

Desde hace un año, cuando comenzaban las cancelaciones de los contratos de exclusividad, que los comprometían a trabajar solo con Televisa a cambio de un sueldo mensual, varios actores salieron al mundo competitivo.

Patricia Reyes Spíndola, Silvia Mariscal, Raquel Pankowsky, Azela Robinson, Irina Areu y Otto Sirgo promovieron su grupo Talento libre latino, con el que expresaron su deseo de "contar las historias que harán vibrar al público de cualquier plataforma y nacionalidad".

"Descubrimos que vivíamos en Disneylandia, tienes todo, pero afuera están Las Vegas", detalló Reyes Spíndola para explicar cómo se dieron cuenta de que la vida no se acababa después de Televisa.

Pero “Las Vegas” ha resultado difícil de asimilar para estrellas como Felicia Mercado, quien a sus 60 años se enfrenta a comenzar desde cero, demostrando que su talento actoral puede abrirle las puertas y conseguir personajes que la devuelvan a la televisión mexicana.